Big Sur “Talking with the birds” The Dreaming-room / Séptimo Cielo, 2004

BIG SUR – “TALKING WITH THE BIRDS” (SÉPTIMO CIELO 2.005).

Colorista, imaginativo, optimista, contemporáneo y retro a la vez… Estos son sólo algunos de los calificativos aplicables a Talking with the birds, el primer trabajo discográfico de Big Sur. No en vano, basta con echar un vistazo al extenso libreto que acompaña este CD para intuir lo que uno va a encontrar en el interior: frescura pop transformada en diez canciones
que, acariciadas por una suave brisa tropical, muestran una inequívoca querencia por los sonidos británicos de los sesenta y los setenta.

Desde guitarras eléctricas hasta armónicas, violines, cellos, maracas, panderetas o cajas chinas, cualquier instrumento ha tenido la oportunidad de sonar en Talking with the birds. Si no lo ha hecho es seguramente porque no existe. Y es que se nota que este primer CD “bigsureño” es el fruto de
una ilusión alimentada durante años de ensayos y grabaciones caseras. Por ello nos encontramos ante un disco mimado de principio a fin con múltiples detalles
instrumentales y hasta arreglos orquestales que hacen que se necesite de varias escuchas para poder apreciarlo en su justa medida.

Toda una coctelera sonora salpicada de originalidad y llevada a buen puerto por la personalísima voz de Jorge Maestre, auténtico hombre orquesta y responsable de todos los temas de Big Sur. Claro, que cuando
uno se rodea de buenos músicos todo resulta mucho más fácil… Miembros deFunk Labb, Estige, Silent, Nubosidad Variable, amén de un
amplio elenco de violinistas, pianistas, clarinetistas, etc, han colaborado de alguna manera en este disco. Vamos, que Jorge Maestre ha creado su particular
“Huracán ambulante” de bolsillo para lograr un sonido al que podríamos denominar “pop anglotropical”.
Hay talento y creatividad en Big Sur, y eso queda reflejado con creces en las canciones: desde la juguetona Summernight in Atlantis hasta los ecos de Dylan, REM y Tom Petty de The damned town, pasando por el delirio beatle de Majestic love, las reminiscencias de Mano Negra en Friend y los aires reagge de Tomorrow when, todos los temas muestran un buen tono general que hace de éste un disco luminoso y lleno de inspiración.

Y ojo porque esta inspiración también está presente en las letras con un Jorge Maestre dispuesto a acabar con el tópico de que los grupos que cantan en inglés lo hacen para disfrazar unos textos insulsos…
Tampoco se puede pasar por alto que quizá falte un hit claro y pegadizo para evitar que Talking with the birds acabe condenado al olvido en la estantería de cualquier tienda como sucede con el noventa y nueve por ciento de la música que se hace en esta tierra, pero ello no impide que nos encontremos ante una pequeña joya de pop local contemporáneo que pide ser saboreada con
calma.

Jaime stereAnt, 62 días sin
tabaco.