Viernes, 23 Junio 2017
Inicio / Crónicas / 24 DE MARZO DE 2004, DIRECTO DE THE JAYHAWKS EN ZARAGOZA

24 DE MARZO DE 2004, DIRECTO DE THE JAYHAWKS EN ZARAGOZA








Minneapolis vio desarrollar el genio de Prince, es cierto, pero en sus haberes artísticos más presentes tampoco podemos olvidar a bandas como The Jayhawks. El pasado 24 de Marzo regresaron a la Sala Oasis de Zaragoza. Nuestro colaborador Jaime StereAnt no se lo quiso perder y comenta el concierto para Aragón Musical. […] son excelentes constructores de canciones, pulcras melodías e impagables estribillos y, lo más importante de todo, que saben plasmarlo en vivo con elegancia y buen gusto […] A pesar de todo ello, al que escribe estas líneas le quedó la amarga sensación de que The Jayhawks son un grupo perfectamente prescindible en directo… (Fotos: J. E. Gomez – IndyRock)

THE JAYHAWKS

Leer crónica completa del pasado concierto de The Jayhawks en Zaragoza














CONCIERTO: THE JAYHAWKS


22 de marzo, 21 horas.
Sala Oasis: unas 500 personas (tres cuartos de entrada).


 


Andaba un servidor toda la semana intrigado con eso del nuevo country. Y es que la mayoría de las veces las etiquetas que los medios de (in)comunicación ponen a los artistas resultan del todo ridículas y fuera de lugar. Por supuesto, The Jayhawks no iban a ser una excepción…


Lo que sí quedó claro es que ese nuevo country o country alternativo – o como lo quieran llamar – poco tiene que ver con Coyote Dax y sí mucho con el Neil Young más acústico (el hecho de que tocaran una versión del mismo resulta revelador en cuanto a sus intenciones musicales), REM o The Byrds, por citar sólo algunos ejemplos. Vamos, lo que en mi pueblo se ha llamado siempre pop-rock americano de toda la vida. Algo blandengue, eso sí, pero robusto en ocasiones, sobre todo en los momentos en que Gary Louris, líder de la banda de Minneapolis, dejó a un lado su guitarra acústica para empuñar con decisión su Gibson SG en los temas más eléctricos del recital.


Interpretaron pocos temas de Smile, disco con el que podría decirse que se dieron a conocer en España, quizás para no desviar demasiado la atención de su último (y pausado) trabajo Rainy Day Music. A título particular uno echó de menos Baby baby baby, una canción que tiene todo lo que le falta a muchas de la propia banda: intensidad roquera, guitarrazos, malicia… Vaya, que es un auténtico temazo.


 

THE JAYHAWKS

Pero por encima de todo, The Jayhawks demostraron, como lo han venido haciendo a lo largo de su discografía, que son excelentes constructores de canciones, pulcras melodías e impagables estribillos y, lo más importante de todo, que saben plasmarlo en vivo con elegancia y buen gusto.


A pesar de todo ello, al que escribe estas líneas le quedó la amarga sensación de que The Jayhawks son un grupo perfectamente prescindible en directo. Sin duda se trata de grandes músicos que derrocharon clase y saber hacer, pero que negaron al público lo que se espera de cualquier banda de este calibre: que sepa desenvolverse en un escenario, que transmita emoción e intensidad, que se salga del guión… Para entendernos: un poco más de chicha y menos frigidez escénica.


Y es que los principales defectos de The Jayhawks son su falta de garra y el hecho de que muchas de sus canciones resultan demasiado poco emotivas para lo lentas que son.


A ello hay que unir la circunstancia agravante de que letras como voy a hacer que me ames, voy a secar tus lágrimas, vamos a estar juntos por un millón de años no contribuyen en absoluto a que estos chicos se sacudan de una vez por todas su fama de grupo ñoño, a no ser que leída al revés la letra esconda algún tipo de mensaje satánico… No en vano, conviene recordar que este mismo tema – I‘m gonna make you love me – sirve como telón de fondo del televisivo anuncio de una conocida marca de ropa y colonia idolatrada por pijos de todo el Planeta.


En cualquier caso, no hay que pasar por alto el privilegio que supone que una ciudad como Zaragoza pueda ver pasar por sus escenarios a artistas de reconocido prestigio mundial, y The Jayhawks, gusten o no, lo son. Lástima que este tipo de eventos tengan que celebrarse en salas no concebidas para la música y cuyas cualidades acústicas no están del todo a la altura de las circunstancias.


Como telonero estuvo Kraig Jarret Johnson con su banda The Program. Su principal virtud fue no prolongarse demasiado en el escenario y su única credencial musical haber nacido en EE.UU. Sólo su brillante guitarrista y un voluntarioso baterista salvaron una discreta actuación que no pasó de entretenida. Por lo demás, nada que no se haya visto ya en cualquier antro-taberna inglesa de Salou: música intrascendente para pasar el rato sólo interrumpida por el siniestro tintineo de la caja registradora como si del Money de Pink Floyd se tratara: 4 euros el botellín de cerveza. Para que luego hablen de la burbuja inmobiliaria…


 


Jaime StereAnt


Fotos: J. E. Gomez – IndyRock


   

THE JAYHAWKS          THE JAYHAWKS

Te podría interesar

CRÓNICAS: Rufus Wainwright. Teatro Principal de Zaragoza, 6/6/17. Por Stabilito, D. y Ángel Burbano

Hay noches mágicas por los acontecimientos que ocurren por casualidad, otras, sin embargo, vienen programadas …