Sábado, 29 Abril 2017
Inicio / Crónicas / CALÉXICO (Por Santiago Ripollés).

CALÉXICO (Por Santiago Ripollés).

Caléxico + Amparanoia
Lugar: Auditorio natural de Lanuza
Fecha: 23/07/05
Hora: 22.00


Foto del llenazo (más de 4500 personas) que se dio en el concierto de AMPARANOIA y CALÉXICO en PIRINEOS SUR 2005. Fuente: Pirineos Sur. 


  Hacia dos años que me había acercado por primera vez al Pirineos Sur con ocasión de ver a Youssou N’dour y aunque no resultÓ ser un concierto brillante el del Senegalés tenia ganas de volver a vivir el magnifico ambiente que se respira en este Festival. Asi que cuando vi que en el cartel de este año figuraba Caléxico no me lo pensé dos veces y acudí a este magnifico recinto Pirenaico.


   De primeras me llevé una sorpresa cuando los teóricos cabezas de cartel para ese día salieron en primer lugar (más tarde me daría cuenta de la triste realidad). Menos mal que suelo ser puntual. Y así sobre el escenario flotante de Lanuza poco después de las 10 de la noche cuando el sol acababa de ocultarse detrás de las montañas y las primeras estrellas comenzaban a verse en el cielo salió Caléxico a ofrecernos lo mejor de su repertorio.


   Y ciertamente lo ofrecieron, la banda que lideran Joey Burns y John Convertido dio lo mejor de si misma en la difícil misión de transportarnos desde los verdes y montañosos parajes Pirenaicos a los grises y áridos desiertos de la frontera que separa EEUU y Méjico.


   Para los que no los conozcan diré de sus canciones que cabalgan perfectamente entre el rock, el country, las rancheras, los sonidos mariachis y las bandas sonoras que Ennio Morricone hacía para las películas de Sergio Leone. Una excitante y difícil combinación.


   Sobre el escenario se pudieron oír trompetas (excelentes por cierto), acordeones, xilófonos, steal guitar, maracas y en algún tema con tres guitarras todo ello gracias a la pareja de multi-instrumentistas con la que Caléxico cuenta en sus filas y donde destaca Jacob Valenzuela que incluso se atreve a cantar en el clásico popular Ojitos traidores.


   No faltaron temas como Sunken waltz y Quattro pertenecientes a su ultimo álbum además de los ya clásicos Gypsy’s curse, StrayThe ride entre otros. Todo ello aderezado con alguna canción nueva (supongo que la podremos disfrutar en su próximo disco) y la increíble versión de Love Alone again or de la que el mismísimo Arthur Lee estaría orgulloso. Eché en falta Ballad of cable houge para que la actuación hubiera sido perfecta.


   Asi hasta llegar a los bises, en los que salio Amparonia para hacer los coros (lo único bueno que hizo en toda la noche) y en los que lamentablemente nos ofrecieron sólo dos temas más, el último Güero canelo para despedir su brillante actuación.


   Pues sí amigos, la triste realidad de la que hablaba antes es que la mayoría de las 4500 personas que allí nos dimos cita (según la organización) no iban a ver a Caléxico sino a la buena de Amparanoia, artista que por que no decirlo no es santo de mi devoción. Aun asi decidí darle un voto de confianza que agotó a la segunda canción, y si no fuera porque el coche con el que había acudido al concierto no era mío habría abandonado el recinto en este punto de la actuación. Aún asi me tragué todo el desconcierto  en el que pude ver a una banda monotemática y lineal y en la que Amparo me descolocó varias veces, con su rollo reivindicativo, aun no sé de qué palo va esta mujer. Para mi guato la actuación no se salvó ni cuando el bueno Joey Burns salió a tocar algún tema con ellos. En fin para gustos los colores.


   De todas maneras no quiero ser malo y lo dejaremos en que muy pocas bandas podrían estar a una altura después de la magistral actuación de Caléxico.


Santiago Ripollés
[email protected]

Te podría interesar

Teenage Fanclub

CRÓNICAS: Teenage Fanclub. Sala Oasis, 22/2/17. Por Jaime Oriz

Ya son casi 30 años los que llevan Teenage Fanclub en busca de la perfecta …