Viernes, 18 Agosto 2017
Inicio / Crónicas / GERMAN LARONE. TE QUEREMOS. (Por Beatriz Pitarch)

GERMAN LARONE. TE QUEREMOS. (Por Beatriz Pitarch)

Nunca hay un adiós total, siempre es un nos volveremos a ver…  reza una canción de Calamaro. Anoche sonó esa canción leída por la siempre dulce voz de Irene Gimeno, y sonaron muchas otras para recordar a Germán Larone, músico, locutor, presentador… ARTISTA. Era una noche para volvernos a ver. Compañeros, conocidos, seguidores y amigos de Germán Larone prepararon con esmero una cita en la que la música, la que sale del alma, fue la protagonista.

La característica firma de Germán, esa que tantos muros vieron plasmada en forma de graffiti, presidía las pantallas de video de la Sala Oasis. Unas pantallas que también sirvieron para proyectar imágenes de todas las épocas de Germán, en varios montajes audiovisuales que salpicaron la noche entre grupo y grupo, y que mostraron todas sus facetas, especialmente la más descarada. Risa contagiosa, lanzamiento desde una grúa, bermudas hawaianas detrás de la cámara… Divertido y sin complejos.

Dj Moya, Sergio Ibarra y Blas se encargaron de calentar el ambiente con una sesión de música de baile y música negra, los dos mundos de los que hablaba Germán en la radio, mientras unos espectaculares breakers retaban la fuerza y flexibilidad del cuerpo sobre el suelo de la sala Oasis. También desde la cabina marcaron el ritmo Dj Potas y Jorge Mármol al final de la noche.

Y allí estaban. Los que habían coincidido con él en televisión, los que fueron entrevistados en sus diferentes programas, los que compartieron noches y carretera cuando estaba en Mission Hispana, los que le conocieron trabajando en una tienda de discos, los de la radio… Siempre ligado a la música, de forma directa o indirecta, y siempre valorando la amistad por encima de todo. Ayer se unieron las dos cosas, estaban los músicos, los amigos y los músicos amigos.

Clara Téllez, de Los Peces, anoche en la Oasis. Distritocatorce actuaron en formato acústico

Como no se habían anunciado previamente los artistas que saldrían a actuar, cada diez minutos aproximadamente nos llevábamos una nueva sorpresa. Vimos en el escenario a Los Peces, a Distritocatorce, a Sullivans, Guisante, Elefantes, La Media Luna, Parasiempre, Sick Brains, Dos lunas y Amaral. También hubo formaciones especiales para la ocasión. Santi, Ramón y Fernando de Especialistas salieron al escenario junto a Gonzalo de la Figuera, miembros de la Cous Cous Party y junto a dos componentes de Mission Hispana, Chato y Pepe Orós. Fernando Frisa de Los Cármenes recreó dos versiones con  una banda particular que bautizó como Habba. Sí, con hache. Y Javi Sanchez, el mismo que ofició el funeral hace cinco meses, sacó la guitarra, se dejó acompañar por Belén Estaje al violín y Susu de La Media Luna y recordó que lo único que le había pedido Germán en los últimos meses era PAZ.

Y entre actuación y actuación, más amigos. Ana Esteban y Geraldine Hill tradujeron una de las canciones favoritas de Germán, I believe I can fly de R Kelly, David Marqueta presentó como lo hubiera hecho “el Larry“… Palabras de Luis Linacero, Juan Martínez, Xavi Fernández, Marc Vicens vía grabación en las pantallas (una gripe a última hora le impidió venir personalmente), Patricia Imaz, los hermanos David y Luis Larrodera y Pedro Andreu, que se sacó una armónica del bolsillo y le dedicó a Larone una pequeña melodía, constituyeron algunos de los momentos más emotivos.

Las gracias serían infinitas, porque todos, técnicos, sala, promotores, mánagers, grupos, conocidos, desconocidos, todos, hicieron del día de ayer un día especial. Un día para recordar que la amistad es tan grande como el corazón del que la siente. Y en algunos casos, tanto que desborda. Y esa amistad desbordada es la que vivimos ayer, y la que se puede resumir en una sola frase, firmada por Bunbury e inscrita en un vinilo dorado que desde ayer forma parte de los escaparates de la Oasis: Te conocí como músico, te admiré como amigo.

Texto: Beatriz Pitarch. Fotos: Sergio Falces

Pepe Orós, de Enfermos Mentales y Missión Hispana, en un momento de su actuación

Te podría interesar

CRÓNICAS: Rufus Wainwright. Teatro Principal de Zaragoza, 6/6/17. Por Stabilito, D. y Ángel Burbano

Hay noches mágicas por los acontecimientos que ocurren por casualidad, otras, sin embargo, vienen programadas …