Lunes, 21 Agosto 2017
Inicio / Columna / Crónicas de ZarAGOTA. Semana Santa 2006.

Crónicas de ZarAGOTA. Semana Santa 2006.

Rex a los platos sabe combinar los clásicos más oscuros de los ochenta con los últimos hypes de moda que ninguno sabemos muy bien cómo mezclar con el material de toda la vida: “pero si es muy fácil, Octavio. Si todo suena a Paul Weller. Guitarras y baile… ya verás”


Flyer sesión DJ SANTI REX


De la pasada Semana Santa quedan dos recuerdos de esos que marcan: la derrota del Real Zaragoza en la final de copa y la sesión de pinchadiscos de Santi Rex en el Pulp(O) el sábado santo.


La derrota nos pilló al señor Rex y a mí recorriendo los bares y clubes de la ciudad pegando carteles. Todo aquel que alguna vez haya hecho la ruta de la pegada sabe que es una construcción lenta y segura hacia la intoxicación etílica. Que si un vino acá, que si un chupito de burbón por allí… en fin, acabamos con Chuan Lázaro, del servicio secreto de los Volador en el nuevo santuario de garrulandia que es la Zeta. Mira que me gustaba ese sitio, vi el primer concierto de Bomba Gum allí, guardo la invitación con un dibujo del Capitán América, los carteles de las películas de serie Z de Roger Corman o el Vengador Tóxico, escuchar a Control Machete… y la otra noche sonaban los Inhumanos, Dinamita para los Pollos y alguna de las canciones más nauseabundamente verbeneras de los Rebeldes, vivir para ver.


Aún el viernes hice una escapada ligera con Jaime StereAntJafi Marvel (exthelosnervios, infravioleta y músico de Santi Rex en directo) y la artista Ainhoa Tilve (que después de realizar el DVD retrospectivo de La Dama se Esconde –si sois fans, avisad que igual queda alguna copia- prepara el de las Novias y Niños del Brasil). Estuvimos tomando unas copas en la Estación del Silencio, que era el cumpleaños de Pedro Andreu y esperábamos ver si caía algo. Andaba por allí el escritor Jesús Jiménez, también conocido en el mundo de los pinchadiscos como King Pelusa (atentos a sus eclécticas sesiones en el Candy Warhol) y estuvimos hablando de una posible colaboración en el próximo Confesiones de Margot, a ver si se puede cristalizar. De la Estación y previa rendición de Jaime, que aún no había superado del todo su caída en la marmita del burbón el día de la final del Muévete, nos acercamos al Teatro de las Ánimas para ver qué se cocía entre la parroquia siniestra superviviente a los difíciles años de final de siglo. Mira qué casualidad que nos encontramos al resto de The Los Nervios, ahora Persona, y Jafi tuvo una agradable charla con uno de ellos (no me acuerdo del nombre) mientras Ainhoa y yo disfrutábamos con las pinturas que María, la que fue cantante de El Luto del Rey Cuervo, tiene allí expuestas. Ainhoa también aprovechó para saludar a Blanca, exDíasdeVinoyRosas, ahora teclista del Galgo Rebelde, a la que nuestra artista favorita conocía de los días de adolescente fan en la furgoneta de los DVR. Una última parada en el Mar de Dios, con una auténtica fiesta mod en plena efervescencia, pero a Pablo Picore, que danzaba en las calles como un auténtico líder del barrio, se le veía mucho más integrado, así que mejor retirada, que al día siguiente pinchaba el Rex en el Pulp(O) y no había que dejar que las cosas se complicaran demasiado.


Lo de Rex el sábado indescriptible. Rex a los platos sabe combinar los clásicos más oscuros de los ochenta con los últimos hypes de moda que ninguno sabemos muy bien cómo mezclar con el material de toda la vida: “pero si es muy fácil, Octavio. Si todo suena a Paul Weller. Guitarras y baile… ya verás” Claro, Santi maneja, yo sigo poniendo demasiado a los Módulos y a Celentano y claro, eso no gusta. Nos pasamos primero por el Mar de Dios a repartir regalos de cumpleaños y ver qué tal es la tónica que ponen en las copas. Una sonrisa y vuelta. Nos encontramos con la gente de Big Sur y Falcone tumbados en la parte de arriba del Mar de Dios y les convencí para que vinieran, luego a los StereAnt, con las camisas planchadas y el pelo engominado, también reclutados. En el Pulp(O) había un concierto, en plan electrónica low-fi, con ordenadores y guitarras suavecitas en vivo. Al parecer la chica del dúo había colaborado con Stereolab. Me encontré a los Picore recién llegados de la gira por Francia. Sorpresa, era de noche y Dani Picore a.ka. Abuelo, acumulando puntos positivos. Dani me contó que para finales de Junio se había concretado el concierto junto a Standstill, y que además en el cartel se habían incorporado Experience e Interlude. La verdad es que suena muy bien, aunque a mí lo que me gusta son las canciones de Picore…


Poco a poco nos arremolinábamos alrededor de la mesa, Virginia del programa ClicCurri de Silent, Patricia Estevan, de Confesiones de Margot, Isaac StereAnt, el imprescindible Ed Sullivan, Ricardo Fandando´s aka Raro dj, gente de Kirlian, exHaikus (aunque creo que ahora se han vuelto a cambiar de nombre), Jorge Maestre de Big Sur, gente de Lavodrama, incluso Diana Dalkys y Mariajo acompañadas de la pléyade de ninfas que danzan en la Morrissey (para un mes que cerramos…dejadnos bailar, por favor).


La sesión, la sesión estuvo muy bien, todo fluyendo, New Order, Lemonfly, DosHombresSolos, PetShopBoys, The Killers, Fangoria… poco a poco se incorporaron más gente a los que bailábamos y a los que sólo estaban porque tenían que estar: apareció Boch de la Estación del Silencio, Arture Puresoul, dj y miembro de JLF, Pedro Andreu, Sergio Telephunken, Oskar Novias, incluso Simón Salmón, ideólogo nocturno y selector de frecuencias negras. Muy bailable, muy divertido… que para eso estábamos allí. Conseguimos arrancarle un clásico de Niños del Brasil y la sala se dejó llevar berreando eso de Ajos, cebolla, perejil total, café con pastillas y un trago de ron. Party Party forever. Cerró con la versión bossa de Ni tú ni nadie de Alaska Soft. Como siempre insuperable.


Luego ya el garruleo de la Zeta, pero eso, eso ya sí que es otra historia.


Octavio Gómez Milián
[email protected]

Te podría interesar

COLUMNA: El Ánchel va de rule por la ciudad. Agosto 2015 (1/2). Por Ánchel Cortés.

VA DE REYES … DEL RNR, OF COURSE Más de una vez he comentado tanto …