Domingo, 23 Abril 2017
Inicio / Crónicas / CRACKER. La Casa del loco, Zaragoza, 25/11/06

CRACKER. La Casa del loco, Zaragoza, 25/11/06

Lamentablemente y coincidiendo con el festival “Préstame una canción” actuaba Cracker, una de esas bandas que afortunadamente de vez en cuando se dejan caer por nuestra ciudad, y a las no hay que poner ninguna excusa para perdérsela.

Primero actuaron los valencianos Euro-Trash Girl (¿De donde habrán sacado el nombre estos chicos?) que por cierto me dejaron un buen sabor de boca y es que la frágil voz de su cantante femenina era el complemento ideal a unas contundentes guitarras, además se nota que aparte del nombre han tomado algo mas del grupo que teloneaban.

Tras ellos y tras el pertinente cambio de instrumentos y con mas pintas de profesores de universidad que de músicos subieron Cracker al escenario para empezar su concierto y lo hicieron sin concesiones, con cuatro o cinco canciones que van directas a la boca del estómago y te dejan sin aliento para continuar con temas, que sin bajar en intensidad, cambian la inmediatez por el sentimiento. Para mi gusto es ideal la complicidad que ha conseguido la guitarra rítmica de David Lowery con las armonías de la guitarra de Johnny Hickman.

A lo largo de poco mas de hora y media que duro la actuación fueron interpretando las canciones de su ultimo álbum “Greenland”, disco que venían a presentar, pero no se olvidaron de sus temas clásicos como “Let’s go for a ride”, “Low”, “Teen Angst” o “Euro-tras girl”. Con un sonido limpio y claro sin florituras, aunque Hickman a veces se dejaba llevar en los solos y se gustase a si mismo, tocaron todos los palos del rock pasando por el powerpop e incluso tuvieron algún guiño a la música con raíces country.

Como anécdota decir que contaban a los teclados y al acordeón con Kenny Margolis una especie de genio que ha colaborado entre otros con Elliot Murphy, Willy DeVille, The Silos, The Smithereens y un largo etcétera, y del que dicen que solo necesita un ensayo con el grupo que lo quiera contratar para conocerse las canciones. (Que conste que esto es chivatazo de mi amigo, que yo no controlo tanto)

Resumiendo otra bonita noche de rock en La casa del Loco, sala que cada día me gusta más, primero por la cercanía que se tiene con el artista y segundo porque es la única que apuesta por traer a este tipo de grupos, aunque tiene su lado negativo en el excesivo precio al que van las cervezas.

Santiago Ripollés
[email protected]

Te podría interesar

Teenage Fanclub

CRÓNICAS: Teenage Fanclub. Sala Oasis, 22/2/17. Por Jaime Oriz

Ya son casi 30 años los que llevan Teenage Fanclub en busca de la perfecta …