viernes, 20 octubre 2017
Inicio / Columna / COLUMNA: EL REGRESO DE LOS MÁS GRANDES. Por Jorge Oliva Álvarez.

COLUMNA: EL REGRESO DE LOS MÁS GRANDES. Por Jorge Oliva Álvarez.

Hoy los amantes del rock han recibido una magnífica noticia . Porque al fin y al cabo, que la banda española de rock más internacional anuncie su regreso, lo es. Y lo es porque hace 11 años, allá por el 96, tras aquella multitudinaria rueda de prensa en el Hard Rock Café de Madrid en la que confirmaron su separación –entonces temporal-, empezamos a perder la esperanza paulatinamente de ver otra vez a Héroes del Silencio encima de un escenario.

Bunbury se encargó de convencernos en sus primeras entrevistas tras la ruptura: “No habrá más Héroes“. Más rotundo, imposible. Sus cabreos en algunos shows de “Radical Sonora” -debut en solitario-, cuando escuchaba a la gente corear “Héroes, Héroes“, eran otro síntoma inequívoco de su necesidad vital de romper con el pasado. En parte, no le faltaba razón ya que para ser algo distinto, tenía que quitarse de encima la sombra del grupo. Lo consiguió con no pocas dificultades. Firmó una carrera en ascenso, con muy buenas críticas, y dejó un disco para la posteridad: Pequeño (1999).

Tampoco aportó mucho Juan Valdivia (guitarra solista), el otro gran líder del grupo, en sus dos entrevistas conocidas –una publicada en Heraldo de Aragón y otra que concedió a un especial sobre el grupo de la revista Efe Eme-. Rajó de lo lindo, sobre todo de Enrique, y dejó constancia de su negativa absoluta a volverse a subir en escenario con sus compañeros.

A Joaquín Cardiel (bajista) le vimos distante, al margen incluso de lo que se cocía en el panorama musical zaragozano. Y siempre fue Pedro Andreu (batería), el que más próximo estuvo a los fans y el que trataba de enviar mensajes conciliadores en la mejor dirección. Pedro Andreu ha sido siempre una bisagra especial, una persona con un talante lleno de bondad, constructivo y muy eficaz, dirigido siempre a mantener la base y la motivación por la que un día nació el grupo.

Casi once años después del adiós, Héroes del Silencio regresan para realizar una gira de unos cuantos conciertos en Guatemala, México, Estados Unidos, Argentina y su Zaragoza natal. El éxito está asegurado. Al fin y al cabo, Héroes fue el gran fenómeno del rock nacional. Traspasaron fronteras inimaginables cantando en español, vendieron más de cinco millones de discos y giraron durante años por toda Europa y América. Abrieron las puertas de la Zarzuela al rock –el Príncipe de Asturias les recibió en audiencia-, compartieron escenario en festivales con algunos de los más grandes: Aerosmith, Led Zeppelin, Leonard Cohen… y descubrieron a muchos grupos españoles que con tesón, sacrificio y un poquito de suerte, se podían hacer grandes cosas allende nuestras fronteras.

Lo dejaron en el mejor momento, cuando la banda ya era un fenómeno internacional. Su último disco en estudio, Avalancha (1995), lo había producido una leyenda de la música, Bob Ezrin (productor de Pink Floyd, Lou Reed, Peter Gabriel, Kiss…), y en la gira de ese disco visitaron más de 30 países. Una auténtica locura.

La formación original de Héroes no contará con el “quinto héroe”, el mexicano Alan Boguslavsky, que entró como guitarra rítmica en 1993 y que, hace algunas semanas, aseguraba desconocer cualquier plan del grupo para volver a los escenarios.

Este retorno puntual a gran escala servirá para saciar las ansias de miles de seguidores. Como las de Carmen Calvo, Ministra de Cultura, quien aseguró hace algunos meses que “si pudiera hacer algo por Decreto, sería reunir a Héroes del Silencio“. También servirá para despejar muchas dudas, como el verdadero poder de convocatoria dentro y fuera de nuestras fronteras, y si después de once años, el sonido de Héroes sigue teniendo la misma fuerza de entonces.

En España, Zaragoza será la única ciudad que los verá encima de un escenario. En concreto, la cita es el viernes 12 de octubre, en plenas fiestas del Pilar, en el Estadio de La Romareda. Un concierto para el que ya hay una enorme expectación, considerando que seguidores de toda España y de muchos países de Europa se desplazarán masivamente hasta la capital aragonesa, para vivir este espectáculo único e irrepetible. ¿Cuántas horas tardarán en agotarse las entradas? No es difícil vaticinar que volarán como sucedió con las últimas de U2 o Springsteen. Porque los Héroes se hacen mayores –han rebasado los 40 años-, vuelven puntualmente después de mucho tiempo y quién sabe si después de esto, habrá otra ocasión de verlos en directo.

Los grandes clásicos, desde “Entre dos tierras” hasta “Iberia sumergida” o “La chispa adecuada“, pasando por joyas como “La sirena varada” o “Maldito duende“, sonarán de nuevo y permitirán revivir la magia con la que este grupo deslumbró a comienzos de los 90. La tan deseada “gira del próximo milenio” ya está aquí.

Jorge Oliva Álvarez
[email protected]

Te podría interesar

COLUMNA: El Ánchel va de rule por la ciudad. Agosto 2015 (1/2). Por Ánchel Cortés.

VA DE REYES … DEL RNR, OF COURSE Más de una vez he comentado tanto …