lunes, 23 octubre 2017
Inicio / Crónicas / FUXEDO. La Estación del Silencio, Madrid, 11/03/07

FUXEDO. La Estación del Silencio, Madrid, 11/03/07

Para llegar a Madrid un tren Altaria, la penúltima sensación maravillosa. Se hace tan corto que cuando llegas a Atocha le pides cinco minutos más a la azafata para seguir durmiendo.
 
El local que se ha buscado Antonio Estación en Madrid tiene techos altos, ambiente cuidadosamente lúgubre, asientos, sofás… con un pequeño escenario por el que antes de Fuxedo han pasado Luis Zarápolis, Jesús López-el Galgo Rebelde-, Jafi Marvel y Juan Tormento, Bigott o Julio de la Rosa.

Como invitados empezaron Experimentos in da notte, esta vez reducidos a la expresión más mínima de su propuesta de rock recitado: Pablo Malatesta-bajista de De Vito y líder de Polizei– en la guitarra eléctrica y Octavio Gómez Milián en micrófono. Hicieron dos temas: una ralentizada versión de Jane Birkin y tras la loa al icono sexual del je t´aime, un viejo tema de El Hombre Burbuja: Kill the Mosquito.

Y después el turno de Fuxedo, con un sistema de sonido, ordenador con bases programadas+guitarra eléctrica revisó temas de De Vito, Sullivans y de su proyecto solista. Gafas de pasta y camiseta de Old Skool fashion, con Pablo Malatesta detrás en el control del sonido y ruidos sintetizados un repertorio en la línea que une la trepidante propuesta de The Rapture, The Faint o Radio 4 con la lírica alucinada de los chilenos Pánico. Líricamente muy logradas canciones como En medio del mar –del último repertorio de Sullivans– o Ufología, que ya había sonado en el reciente homenaje a Guille Martín. Uno de los letristas más originales del último pop aragonés.  Alles auf deutsch del repertorio De Vito con un colchón sonoro trepidante que invitó al baile a los postmodernos concentrados en masa, una audiencia alucinada en pleno y conciso ceremonial fluxus al ritmo danzarín de las canciones de Fuxedo

Y luego el giro pánico y demente: ataviado al modo del más clásico de los Lord Sith –en un guiño pánico digno de Topor, caminantes del cielo y el planeta de los dos soles incluido.- interpreta en trip casiotonado Soy Maligno, tema perfecto para ser cantadazo a dúo junto a Sergio Puzzle Cózmico en el concierto de reencuentro de los Niños del Brasil y luego invita a Ed Sullivan a tocar la guitarra y , con Pablo Malatesta en el sinte, tenemos a los tres de De Vito atacando el himno inmortal de los Niños del Brasil, Viernes, en una versión arrolladora e industrial. Contundente y renovadora, las sonrisas de complicidad y los gestos de asentimiento de Antonio Estación y Santi Rex-que luego pincharía.- eran la mejor confirmación

Y para terminar vuelve Octavio Gómez Milián al escenario para tener el momento arty del concierto con un recitado tortuoso en la línea amorosa de Ian Curtis acompañado de la guitarra tormenta de filo de navaja que esgrime Fuxedo.
 
Y poco más o mucho más. En resumen una zona libre de promesas, un ojo en la electrónica latinoamericana más descacharrante-Plastilina Mosh, el Cerati más experimental- y un dandy de guitarra de la nueva ola de la nueva ola. Fuxedo, Alberto De Vito y aliados. En sistema de sonido. Danzad, danzad malditos, aunque no lo entendáis.

Texto: Octavio Gómez Milián
[email protected]
Foto: Cris La Notte

 

fuxedo.JPG

Crónica concierto de Fuxedo. (11 de Marzo 2007)
Lugar: El Barbú_La estación del silencio en Madrid
Invitados: Experimentos in da notte y Ed Sullivan.

Te podría interesar

Joaquín Sabina, junio de 2010 en el Príncipe Felipe de Zaragoza, por Ángel Burbano.

CRÓNICAS: Joaquín Sabina. Pabellón Príncipe Felipe, Zaragoza. 12/10/17. Por Alejandro Elías

Una de las citas musicales más importantes –o al menos más esperadas- de estas Fiestas …