lunes, 23 octubre 2017
Inicio / Crónicas / CRÓNICA DE UNA DESPEDIDA ANUNCIADA. Adiós, Margot, adiós. Mar de Dios, 4/04/07

CRÓNICA DE UNA DESPEDIDA ANUNCIADA. Adiós, Margot, adiós. Mar de Dios, 4/04/07

La cita era de noche como si de una despedida clandestina se tratara bajo la luz de la luna. Ella llevaba sus mejores galas, él su melancolía, sus proyectos, sus recuerdos y los nervios a flor de piel. Poco a poco el Mar de Dios en olas llenas de susurros que hablaban de 14 fanzines, discos maravillosos con colaboraciones imposibles y sueños cumplidos en directo se llenó de nostálgicos, noctámbulos, artistas y gente que quería decir adiós a Margot pero con categoría  como los toreros por la puerta grande con un concierto memorable que pusiera broche de oro a un final anunciado por su propio creador.

Octavio Gómez Milián presentó el acto con emoción ante la despedida y alegría a la vez al comprobar el gran éxito de convocatoria obtenido, a tope, cada espectador con su fanzine y disco que hará las delicias de todo aquel que guste del arte de la literatura y música. Entre el público se encontraba Luís Díez, autor de la bella portada y algunas de las ilustraciones  del último fanzine, talentoso pintor cuya próxima exposición está preparando con ilusión para mayo.

Abrió el fuego Luis Zarápolis artista imprescindible en todos saraos que se precien, con su guitarra “Al desnudo” como el título de su  último  trabajo reza  ofreciendo dos bellas canciones: “Zinaida” de su propia cosecha y dedicada a una amiga de Madrid y “Las curvas del placer” de Niños del Brasil aportando su estilo personal y su cálida voz. En nada publicará un DVD “El ladrón de orquídeas” y disco que con tanto mimo prepara.

El momento romántico de la noche dio paso a una colaboración de esas que son un gustazo. Luis Cebrián-vocalista de Nubosidad Variable-, Jaime L. Novo –guitarra de StereAnt y Experimentos in da notte– y Pablo Malatesta-alma máter de Polizei, bajo de De Vito y teclados de Experimentos in da notte– subían al escenario para continuar con el homenaje a Margot (uno de los grupos iconos de la movida zaragozana de los noventa): Las Novias. Dos clásicos: “Promesas” e “Imagínate el aire”.

Las colaboraciones impensables siguieron sorprendiendo a los presentes con una delirante versión del grupazo Arcade Fire titulada “Wake up” y que sirvió de intro durante la gira de mi amados U2 en el Vertigo Tour. Luis Nuboso, fan udosero,  nos hizo corear megáfono en mano con pasión el estribillo que repetimos hasta la saciedad y fue el momento más divertido de la noche además de la actuación del grupo que cerró posteriormente la velada. Este hombre es un gran showman y lo mismo hace un Rock que se convierte en un clon de Bunbury sin inmutarse porque domina las tablas que da gusto con desparpajo y soltura. Le acompañaron al bajo Pablo Malatesta  y a la  guitarra Jaime Stereant haciendo partícipe a toda la peña de su ritmo contagioso.

Siguiente momento de la noche, las colaboraciones impactantes:  la magnífica voz de Alex Mariona cantante de Estige junto a Edu ex Sullivan actualmente en  De Vito a la guitarra y Diego(Revisited) en los teclados. Comenzó con una preciosa versión de Damien Rice titulada “The Blower´s daughter” que sirvió para demostrar que hay mucho talento en Zaragoza y sólo falta que la gente responsable de medios y sellos discográficos vuelvan de nuevo sus ojos hacia nuestra ciudad para apoyar tantos artistas que deberían estar ya triunfando y durante la noche se puso de manifiesto.

A continuación llegó el momento The Martin Gore Experience –proyecto paralelo de versiones de Depeche Mode–  con “Enjoy the silence” y “Dream On”. Merecerá la pena esperar para volver a presenciar unas versiones que te hacen bailar sin parar cuando toquen de nuevo presentando su proyecto más tecno en concierto.

Tomó el relevo Rafa Domínguez actualmente Guisante en su proyecto más personal e íntimo después de que todo se lo llevara el Huracán Ambulante y su artífice. Cantó “Circo Circular” que tanto gustó a aquellos que bajamos el pirata Bizarros de Bunbury y cuya composición contenía dentro. Ojalá la rescate en su disco para deleite de los que admiramos ese tema. Continuó su actuación con “Chimos”, un tema de Muy Poca Gente –la banda que compartió con Algora a finales de los noventa-  a  la guitarra sin más adorno que sus acordes y su voz. Un artista original y honesto que apuesta en el futuro por el camino más difícil sin echar mano de amigos conocidos sino de sus propios medios.

El grupo sorpresa de la noche fue Dos Lunas. Actuaron para disfrute de la gente congregada haciéndonos recordar exitosos tiempos pasados cuando Alan Boguslavsky (Guitarra de apoyo en Héroes del Silencio primera parte) depositó sus ojos en ellos y produjo su trabajo. Como siempre sonaron impecables, con un sello muy propio y estilo único. Empezaron demostrando de qué se estaba hablando con una versión de Neil Young, “Heart of gold”, habitual en los conciertos de Lapuente desde la época de Proscritos, continuaron con un tema de su segundo disco-pendiente de publicación.- compuesto en la habitación de un hotel en horas bajas y es que  esos son los que de veras te tocan por dentro y contagian sufrimientos y penas del artista. Después una versión de Bruce Springsteen en castellano y aunque José Lapuente tímidamente quería irse ante la insistencia del anfitrión y público entregado, generosamente se quedaron para tocar una más, el single de su primer disco Banda Sonora Original: “Cielo Drive”.

Después de esta actuación de altura la cota de arte se elevó hasta lo más alto con un dueto de lujo que ya se produjera en el fanzine número 4 en aquel precioso “Vida cruel”. Por un lado la portentosa, carismática  y arrolladora voz de Carlos Valledor vocalista de Karhe y por otro la virtuosa guitarra del gran  Alejandro Monserrat. Provenientes del rock y el flamenco se fusionaron en una arriesgada apuesta en terrenos ajenos que les arrastró hasta el tango arrabalero y canalla. Dejaron a todos con la boca abierta regalando tangos emblemáticos e inolvidables como: “Naranjo en flor” “Tomo y obligo”,”La milonga de Albornoz” o “Como luz amanecida”  Uno con su voz llena de matices y colores, graves imponentes y agudos que arañan el alma y el segundo con acordes, adornos, notas que seducían por su belleza y elegancia. Perfectamente empastados y coordinados disfrutaron y nos hicieron gozar con tanto duende  y sentimiento. Un placer para los sentidos.

Señores de las discográficas: pasen y vean esto es Zaragoza, la más grande.

Si toda fiesta termina con un broche ésta no fue menos y en una Jam Rumbita Session se desmelenaron todos aquellos culpables de que Margot fuera y sea lo que es. Octavio Gómez Milián, Rosina Abós, JV, Simón Salmón, Patricia Esteban y Josema Fanzine: Pelvet, el gran final de la noche, con sus canciones de rumba y verano, como “Llegó el verano”, “Dos Reyes” o versiones como “El jinete” que popularizó Feliciano y que casi todos conocimos vía Bunbury, “Hound Dog” de Elvis Presley o el “Volando Voy” de Camarón & Kiko VenenoPelvet  nos hizo bailar al son de las palmas más alegres de la noche. Fue un momento divertidísimo y bullicioso.

Mientras, dicen que Margot desapareció de puntillas despacito como la Dama del Alba de Casona entre gotas de lluvia que mojaban sus pies, cigarrillos apurados con la prisa del que espera y vasos de licor para embriagar espíritus atormentados por amores imposibles y sueños por alcanzar que no saben cómo  afrontar las despedidas a destiempo.

Octavio… no nos dejes tú, sigue ilusionando a tus seguidores y crea una nueva criatura que dé cobijo a tantos sin techo del arte e incomprendidos de la bohemia cultural de la ciudad.

Texto y fotos: Susana Almarcha Mingote. SusanQ.
[email protected]

 margot1.JPG

 margot2.JPG

margot3.JPG

 margot4.JPG

Te podría interesar

Joaquín Sabina, junio de 2010 en el Príncipe Felipe de Zaragoza, por Ángel Burbano.

CRÓNICAS: Joaquín Sabina. Pabellón Príncipe Felipe, Zaragoza. 12/10/17. Por Alejandro Elías

Una de las citas musicales más importantes –o al menos más esperadas- de estas Fiestas …