Domingo, 23 Abril 2017
Inicio / Crónicas / II ROYAL RUMBLE FESTIVAL. Luxury 54 + The Martin Gore Experience + Maydrïm. Sala Reset, Zaragoza, 08/06/07

II ROYAL RUMBLE FESTIVAL. Luxury 54 + The Martin Gore Experience + Maydrïm. Sala Reset, Zaragoza, 08/06/07

Hubo un tiempo en el que el Royal Rumble era el acontecimiento puntero de la WWW Federation, una desviación escasamente atractiva más allá de los focos y la luminosidad de las banderas, de la auténtica lucha libre, la mexicana, la de los rudos y los técnicos… la del Diablo Gritón frente al Nieto del Santo. Hoy el Royal Rumble, Royal Rumble II se ha colocado en la vanguardia de las demostraciones de electro pop, electro clash, tecno pop, revival ochentero, minimal y demás desviaciones de la electrónica en Zaragoza. Cabezas visibles: Les Fandango dj´s con la aportación en espíritu, actitud y presencia del gran Carlos Hollers –pinchadiscos mayor de España según RockdeLux- . Un lujo.

Un lujo porque la sala estaba llena y encima nos lo pasamos de maravilla, con abundante presencia de músicos aragoneses en el escenario y entre el público. Aunque este sitio no es para crónica rosa, más bien para loar las excelencias de los demonios eléctricos que berreaban a golpe de caja de ritmos, guitarras y secuencias: empezaron Luxury 54. Empezó en realidad María Luxury, replicante extraña, entre Cáceres y Madrid, de estirpe compleja, parapetada tras una nube de ordenadores, Korg y secuencias, con una primitiva versión instrumental de Das Model – viciada por la estupenda de los Niños del Brasil y la no tan acertada del Aviador Dro.- de los alemanes Krafwert . Después atrapó el bajo eléctrico y se lanzó sobre una revisión de Me colé en una fiesta de los Mecano, mientras de fondo las bases sonaban con precisión milimétrica. Un repaso a los temas de su único EP _Music for the people¬_Go on fashion que sonó Depeche Mode total –y luego el homenaje a la banda de Gahan con el Shake the Disease– y la deliciosa I´m like the water. Pero antes del fin, uno de los momentos con más glamour de los últimos fines de semana en la ciudad: Alberto Fuxedo, vocalista de De Vito, sube al escenario y con unas gafas de sol en blanco y negro, atrapa el bajo para acompañar a María Luxury en una versión punk dance de Tazas de Té del maestro Carlos Berlanga –un éxito oculto de la discografía en solitario del líder de Dinarama.- los dos, como unos Vive la Fête sutilmente narcotizados, recién llegados de un viaje –y que quede claro que no digo vuelo- desde Berlín. Modernas y petardas, como debe de ser.

Un sabor de boca estupendo el que dejó Luxury 54, pero sólo era el aperitivo antes de la profusión de gargantas berreando los nuevos clásicos: un supergrupo The Martin Gore Experience con gente de Mecánica Celeste, De Vito, Estige y Esta noche (Revisited) iban a dar buena cuenta de los temas de Depeche Mode. Se apagan las luces. Sólo unas proyecciones sutiles sobre el empedrado de la RESET, Eduardo en la guitarra eléctrica, más informal de lo habitual, Juan Mecánico en el bajo électrico, Diego (Revisited) americana y perilla pop a los teclados y el señor Alberto Estige tras la mesa, con las maquinitas que permiten que todo el rato esté el bombo a negras, como debe de ser. Se dispara Behind the Wheel y la cosa empieza a paladearse… aparece Alex Estige, en plena metamorfosis, muy elegante, como pedía la ocasión… y empieza a cantar, muy bien, por cierto. Y eso, el desenvolverse tan bien con tonos tan graves fue un punto para las versiones durante todo el concierto. Cayeron I feel you, claro, muy lúbrica, Enjoy the silence, donde Juan Mecánico se marcó unas segundas voces que clavaron la propuesta intimista de la canción, también una de mis favoritas: It´s no good, del Ultra, una de las mejores canciones para acompañar un buen striptease, en mi modesta opinión. Dream On y el final con Personal Jesus, algún problemilla técnico, pero estuvo bien ver a Diego (Revisited) guitarra eléctrica en mano, dando unos cuantos garrampazos a las cuerdas. Mucha energía, una interpretación excelente, la originalidad necesaria, ni más ni menos, y muy buen rollo, que se supone que para eso estábamos. Y me dejo una, que ya lo sé, pero ahora no me acuerdo.

Luego salieron Maydrïm. Demasiada publicidad para unos NawjaJean medio de saldo, aunque llevaran un guitarra molón. La gracia de estas propuestas muchas veces es que las letras tengan un algo y en inglés, la verdad que me quedo con Ladytron. Y eso que sigo con mis oposiciones a moderno. Dos temas y me concentré en otras cosas.

¿Los Pinchadiscos son música en directo? ¿Y los tebeos cultura? Opiniones para todos los gustos. Yo hasta aquí hago la crítica.

Octavio Gómez Milián
[email protected]

Te podría interesar

Teenage Fanclub

CRÓNICAS: Teenage Fanclub. Sala Oasis, 22/2/17. Por Jaime Oriz

Ya son casi 30 años los que llevan Teenage Fanclub en busca de la perfecta …