Lunes, 27 Marzo 2017
Inicio / Crónicas / SEMIFINALES DEL ZERBUROCK. CM Pedro Cerbuna, Zaragoza, del 24/05/07 al 1/06/07.

SEMIFINALES DEL ZERBUROCK. CM Pedro Cerbuna, Zaragoza, del 24/05/07 al 1/06/07.

Broken

 

El Zerburock 2007 ya tiene finalistas: los elegidos han sido Broken y Travelling Band. Este concurso, que celebra su novena edición este año, nos ha permitido disfrutar de tres noches musicales, donde hemos tenido de todo un poco. Voy a intentar hacer memoria para los que se perdieran alguna.

La primera semifinal la protagonizaron dos jóvenes formaciones zaragozanas. En primer lugar actuaron Delirios de Medea, una banda de sonido pop-rock cuyas composiciones giran en torno a la preciosa voz de su vocalista, que supo conectar muy bien con el público. Letras en castellano (se agradece) y unos músicos bien conjuntados pero algo deslucidos por el sonido en general (al bajo le faltaba cuerpo y las guitarras tenían el volumen descompensado entre sí), pero pese a esas causas (ajenas a ellos) supieron hacer frente al reto de abrir el concurso con un resultado notable, metiéndose a la audiencia en el bolsillo. Algo tensos al principio, se fueron soltando hacia el final, donde creo que firmaron lo mejor de su actuación. Me llama la atención que interpretasen una versión del “Take on me” de A-HA, que seguramente tiene más años que alguno de ellos, síntoma de que van por el buen camino, con inquietud por investigar, alejándose de tendencias y modas.

La desgracia se cebó con The Slivers, de sonido grunge y muy buena actitud en escena. Una guitarra empeñada en desafinar, ruptura de cuerda de bajo, una guitarra acústica también con problemas de afinación… pero si bien es cierto que los diversos parones partieron el ritmo y sentenciaron su actuación, sería injusto no citar sus virtudes: salieron como un ciclón, enlazando temas cortos y directos (versión de Nirvana incluida), donde destacaba el buen hacer de su guitarra solista, que dejó claro (especialmente al interpretar el tapping de “Eruption” de Van Halen en uno de los parones) que pese a estar influenciados por el sonido Seattle, tienen aptitudes para dar una vuelta de tuerca a sus propuestas y evolucionar hacia terrenos más arriesgados. Lo que está claro es que tienen mucho camino por delante y que, incluso en días tan desafortunados como el del Zerburock, son capaces de disfrutar en escena.

La segunda semifinal nos trajo a El Enchufado del carcelero, una banda de Hijar (Teruel) con un estilo entre el heavy de la NWOBHM (New Wave Of British Heavy Metal) y el hard-rock americano de los ochenta. Dos guitarras muy bien empastadas, con dobladas a terceras, un batería con muy buena técnica y una de las mejores voces femeninas que he visto haciendo heavy, por potencia, por entonación y sobre todo por su tesitura vocal, que le permitía llegar a registros muy altos con una facilidad pasmosa. Mención aparte merece su bajista, unas cuantas generaciones mayor que el resto del grupo, que se ganó al público con sus intervenciones entre canción y canción, y que demostró que los viejos rockeros nunca mueren. Esperamos que vuelvan pronto por aquí…

The Lyrium Tremens hacen un rock muy intenso, con claras influencias de Muse y Radiohead. Muy buenos músicos (el bajista era suplente, pero cumplió su papel de manera sobresaliente) y unas composiciones trabajadas y muy pulidas. Su guitarra solista demostró aptitudes con el piano, que dejaban entrever quizá una formación clásica, una estupenda pericia con las seis cuerdas que lamentablemente no pudimos apreciar por problemas de sonido, y mucha imaginación, plasmada en una introducción ejecutada con un arco sobre su guitarra. Prácticamente toda su actuación fue una fiesta para ellos, llegando incluso a sacrificar el ritmo del concierto (como si aquello no fuera un concurso) para gastarse bromas entre ellos. Terminaron tocando por los suelos con el atrezzo destrozado en un final con una intensidad bestial.

El último día arrancó con Broken, una formación asturiana (con un hijo de emigrantes maños en sus filas) que practica un rock-metal que a mi particularmente me recordaba a los Metallica de los últimos discos y sobre todo a Pantera. La innegable influencia de la banda de Phil Anselmo quedó plasmada al acabar con una demoledora versión del Cementery Gates, dedicada a los asesinos de Dimebag Darrell. Pero antes de ese homenaje, nos dejaron una actuación intachable, por muchos motivos: virtuosismo, intensidad en el ritmo del concierto y actitud de los músicos, que no dejaron de botar durante su hora de actuación. Tuvieron algún coqueteo más que interesante con el sonido funk-metal de bandas como Extreme, algún medio tiempo (intercalado con criterio a mitad de actuación), e incluso se atrevieron con una versión de “Song 2”, bastante más macarra que la de Blur, todo sea dicho.

Cerraron las semifinales unos “repetidores” del año pasado, Travelling Band. Pagaron el pato de salir los últimos, por el consiguiente bajón de aforo, pero dejaron claro que tocan con la misma intensidad y ganas ya sea para 200 que para 20. “Los Travelos” suenan a rock de los setenta, con algún ramalazo ochentero, como en “MaryJane’s Fan”, además de marcarse una versión del “My Sharona” de The Knack. Las canciones han ganado mucho desde el año pasado, seguramente por la sustitución de los teclados, que no aportaban demasiado al conjunto, por un muy buen guitarrista, amén de que un año de tablas se nota. En su cuidada puesta en escena no faltaron todos los tópicos del rock, desde el solo de batería hasta la presentación miembro a miembro. Tal vez ahí residiera el único punto negro de su actuación: se pasaron un poco de tiempo. A veces lo bueno si breve…

Queda claro que la escena musical zaragozana goza de buena salud. Sin embargo, el nivel de afluencia de público ha sido menor que en anteriores ediciones. El 9 de junio se decide el ganador. Esperemos que la sala Reset esté a reventar ese día…

Travelling Band

Texto: Juako Malavirgen
[email protected]
Fotos: Sergio Falces

Te podría interesar

Teenage Fanclub

CRÓNICAS: Teenage Fanclub. Sala Oasis, 22/2/17. Por Jaime Oriz

Ya son casi 30 años los que llevan Teenage Fanclub en busca de la perfecta …