sábado, 23 septiembre 2017
Inicio / Crónicas / THE VIBRANTS. The Cavern – Prior, Zaragoza, 06/07/07

THE VIBRANTS. The Cavern – Prior, Zaragoza, 06/07/07

Un pedazo de concierto el que pude ver el Viernes pasado en The Cavern. Los Vibrants, el combo más activo de rockandroll clásico de Zeta, con un sonido que bebe del surf instrumental, del rockabilly y el psicobilly, del sonido de las grandes bandas y solistas españolas de los sesenta, dándolo todo para disfrute de un público en el que se mezclaban rockers de tupé y brillantina, poperos, rollingas y puretas despitados por la aplastante propuesta de esos muchachos.

Estrenaban bajista tras la salida de Alan pero el sonido no se resintió en absoluto –si acaso se notó que el repertorio no contenía tantos temas como en otros bolos.- un tipo de Valencia que tocaba las cuatro cuerdas con la zurda… muy espectacular, coreografías y uniformes conjuntados incluidos. Hicieron temas de su primer disco, incluyendo el nuevo clásico a este lado del Ebro rocker que es el sensacional Pretty Girls, instrumentales de toda la vida como el Runaway, Perfidia, el de la banda sonora de Pulp Fiction… y han introducido muchos más temas cantados, lo que hace bastante más ameno el transcurrir del concierto, versiones de Bruno Lomas, Buddy Holly, el At the Top en versión casi punk-garage, California Sun, extrañas bizarradas de grupos holandeses y españoles –hicieron un tema de un grupo de Alava que tengo que conseguir saber cómo se llamaba- para terminar con el imprescindible Sigue llamando la versión en español del Keeponknockin´ que popularizaron los Teen Tops de Enrique Guzmán que antes hicieron  Flamin´Groovies y Little Richards. Una noche divertida, rockera, una noche para bailar y divertirse. Ojalá hubiera más grupos como estos en la ciudad. Enrique Moreno manda. Y punto.

Texto: Octavio Gómez Milián
[email protected]

Te podría interesar

CRÓNICAS: Rufus Wainwright. Teatro Principal de Zaragoza, 6/6/17. Por Stabilito, D. y Ángel Burbano

Hay noches mágicas por los acontecimientos que ocurren por casualidad, otras, sin embargo, vienen programadas …