Domingo, 20 Agosto 2017
Inicio / Crónicas / STEREANT. Pulp, Zaragoza, 29/02/08

STEREANT. Pulp, Zaragoza, 29/02/08

StereAnt era la última banda que iba a tocar -por ahora, esperemos que las cosas cambien- en el coqueto escenario del Pulp, un sitio donde, entre otros, han pasado propuestas tan interesantes como Insulina Morgan, De Vito o El Guincho y que además de ser abiertos a todo tipo de sonoridades se comportan de manera exquisita con los artistas que albergan en sus tablas;  así que había que ir, para despedirse y dar la gracias, aunque sea de manera metafórica y desearles que en breve vuelvan las actuaciones, porque Zaragoza se lo merece.

StereAnt sonaron muy bien, mucho… mezclando los temas en inglés de las primeras épocas con nuevas letras en español que -cuando el sonido lo permita, porque el único pero para la actuación de la otra noche fue que a Isaac no se le entendió prácticamente nada- son las que tendrán primacía en las próximas grabaciones del combo.  En StereAnt miran siempre hacia las islas Británicas en un cóctel de sonidos mods revisados mezclados con las influencias de las nuevas olas que constantemente suministra el brit pop y un poco de experimentación electrónica -que nunca está de más, claro-. Un sonido denso para el comienzo, con Tarde para fracasar, en revoltosa intro de sintetizador, Ella y Memory in black, una especie de improvisación juguetona para que los dedos de Jaime L. Novo -inmenso la otra noche, en su papel de guitar-hero, controlando los tiempos, administrando las pinceladas de electricidad en cada uno de los instantes, desafiante y juguetón en los arpegios o en las tormentas de wah-wah-fueran entrando en calor. Después de los primeros temas Isaac abandonó el bajo para pasárselo a Jorge Metrobass, incorporado al combo mientras el bajista titular esté lesionado y fue entonces cuando la avalancha -eso era lo que pedía el público, muros y muros de hormigón sónico- comenzó: había algo de Kula Shaker, de la intensidad sobria de los Muse, de las aspas retro de los Who e incluso -y eso no sé si ellos lo saben- injertos hábiles de las grandes bandas del garage español -pongan acá los Salvajes, los Buenos o quienes ustedes quieran-, una amalgama completa para Come with me, Sometimes o S.A.S.A. Pero es que luego se pasaron al castellano y los temas nuevos pelean por salir del cascarón y convertirse en canciones adultas, en las resultonas armonías de Isaac y Carlos -sólido tras la batería pero con una deliciosa chispa de genialidad en el soporte vocal- en Mr Vértigo o la excelente Inquietudes-de Margot, esa era su primera denominación- con las que cerraron el concierto.
 
Dos penas y muchas alegrías: que no se entendiera demasiado bien la voz de Isaac y que nos cierren el escenario del Pulp, las alegrías…que hay otro pedazo de banda dispuesta a dar guerra en esta región y que parece haber encontrado la exacta combinación de temas y actitud.

Texto: Octavio Gómez Milián
[email protected]

Te podría interesar

CRÓNICAS: Rufus Wainwright. Teatro Principal de Zaragoza, 6/6/17. Por Stabilito, D. y Ángel Burbano

Hay noches mágicas por los acontecimientos que ocurren por casualidad, otras, sin embargo, vienen programadas …