Domingo, 20 Agosto 2017
Inicio / Crónicas / CRÓNICAS. AMARAL en el Pabellón Príncipe Felipe, 12/06/08. Por Beatriz Pitarch y Ángel Burbano.

CRÓNICAS. AMARAL en el Pabellón Príncipe Felipe, 12/06/08. Por Beatriz Pitarch y Ángel Burbano.

El que quiera leer sobre Amaral que se vaya un par de párrafos más abajo. Es que para nosotros, el concierto comenzó mucho antes de que Juan y Eva subiesen al escenario. Y fueron momentos tan bonitos que se merecen más de dos líneas.

Con la luz natural todavía colándose a través del techo del Pabellón Príncipe Felipe, salieron Copiloto en formato trío: Javier Almazán a la voz y guitarra, Jorge Pérez al bajo y Javier Tafalla a la guitarra y coros, y les pasó lo que les pasa a muchos grupos teloneros, que el sonido no les acompañó en exceso. Los coros sonaban más altos que la voz principal, y también hubo desajustes con el volumen de las guitarras, pero eso no impidió que canciones tan brillantes como Copiloto, Alicia subterránea o Chicos en pie de guerra lograran mantenerse. Sonaron distintas al disco, claro, más densas y sin el ritmo que impone la batería, pero consiguieron transmitirnos la sensación de estar ante un grupo de larga duración, de los que van paso a paso, sin prisa, acumulando discos bien hechos. Si quieres hacerte con el primero, busca “Defensa del artista que no existe”.

Por decisión de Amaral, la música aragonesa tenía que tener especial protagonismo en el inicio de su gira. Y por eso contaron con nuestro querido aragonmusicalero Sergio Falces, que salió ordenador en mano a ofrecer una minisesión de grupos de Aragón. Sé que no todo el mundo lo viviría igual, pero a mí se me pusieron los pelos de punta cuando empezó a sonar Barco de El Polaco. Sergio fue explicando uno a uno los temas que seleccionaba, y resultaba emocionante escuchar una canción como Órbita de Nubosidad Variable en un sitio tan grande. De Mister Hyde dijo que acabarían llenando el Pabellón Príncipe Felipe, de Estige recomendó no perdérselos en directo. También pudimos escuchar el estreno de Cuando estemos solos, el nuevo tema de Asuntos Internos que verá la luz en el 2009. Me encantó. Pero no solo sonaron grupos de nueva hornada, Manolo Kabezabolo, Niños del Brasil y el mítico Cass de Más Birras nos dejaron con la sonrisa puesta y el corazón orgulloso de los músicos que salen de estas tierras. Qué difícil tuvo que ser elegir solo ocho temas.

Ya hemos llegado a Amaral. Dos grandes cortinas hacen la función de telón, y cuando se abre, Eva aparece vestida de negro sobre el suelo vestido de rojo. Lleva puesta la máscara de gato que aparecía en el cartel promocional y se la quita para empezar a cantar Kamikaze. El escenario impresiona. Tiene una pasarela en forma de “T” en el centro que les permite acercarse más al público. Está rodeado en semicírculo por seis filas de pantallas horizontales que juegan con las luces y que a veces te transportan a las gradas de un teatro imaginario. Van con nuevos músicos, Octavio Vicks (Los Protones, Paul Collins…) a la guitarra, Iván González al bajo, Coki Giménez a la batería y dos aragoneses: Quique Mavilla (Distritocatorce) en los teclados y Zulaima, con quien ya hicieron la gira de teatros, en el violonchelo. Dos pantallas gigantes retransmiten lo que sucede en el escenario. Me encanta la cámara que han puesto detrás de ellos, porque cuando enfoca, se ve a unos Amaral chiquititos pisando moqueta roja y a las miles de personas del público sin dejar de cantar.

Porque a la gente le ha dado tiempo a aprenderse las nuevas canciones, y corean a voz en grito Tarde de domingo rara, Las chicas de mi barrio, Las puertas del infierno (casi recuerdan a Depeche Mode en este tema), La barrera del sonido o Alerta (en clave de reggae), junto a los éxitos de siempre como Toda la noche en la calle, Resurrección o Marta Sebas Guille y los demás.

A través de su web daban a elegir entre cinco canciones para cantar una de ellas en el arranque de gira. Lo mejor de todo es que hacen cuatro de las cinco. Todas menos Tardes que, curiosamente, había sido la segunda que más votos había obtenido. Había ganado No sé qué hacer con mi vida, y ésa la interpretan con todos los músicos sentados, de forma semiacústica, relentizada y con cajón flamenco.

Hay que tener valor para cantar después de Eva” dice Juan Aguirre en el primero de los tres bises. No le falta razón, la voz de Eva Amaral no es de este planeta, pero en el disco Gato Negro Dragón Rojo, Juan canta Es solo una canción, y es el momento de hacerlo en directo. Con Zulaima y Eva a los coros, el cambio de papeles nos deja un tema divertido, garagero y despreocupado, que termina con un guiño al Spanish Bombs de The Clash y al Que no de Deluxe.

Y como están en casa, añaden dos temas más que no estaban previstos en el repertorio (al menos, no los habían tocado en el ensayo general con público que habían hecho días antes). Quieren rescatar temas de su primer disco, y lo hacen sin banda. Solo la voz inmensa de Eva sobre los rasgueos cambiantes de Juan, que nos regala Un día más y Rosita en versión acústica. Ya ha pasado una década desde ese disco, pero las canciones no envejecen. Crecen.

Cierran con ese bonito vals que se incluía en Una pequeña parte del mundo. El final es la última canción de la noche. Los músicos salen a la pasarela a hacer la reverencia. Todas las gradas están de pie. Solo se oyen gritos, silbidos, aplausos… Hay emoción, mucha. Han sido 26 canciones en algo más de dos horas de concierto. Eva se queda en la pasarela mientras los demás desaparecen. Un beso más. Y otra reverencia. Y otro beso. Nadie quiere que se vaya del todo, y nos gusta pensar que ella tampoco quiere irse. Por eso se alarga la despedida. Porque ésta es su casa.

Respertorio:

1. Kamikaze
2. Tarde de domingo rara
3. El universo sobre mí
4. Toda la noche en la calle
5. Las chicas de mi barrio
6. Moriría por vos
7. Las puertas del infierno
8. Resurrección
9. La barrera del sonido
10. Marta, sebas, guille y los demás
11. Cómo hablar
12. No sé que hacer con mi vida
13. Escapar
14. Alerta
15. Salta
16. El blues de la generación perdida
17. Te necesito

18. Es solo una canción
19. Llegará la tormenta
20. Días de verano

21. Un día más
22. Rosita
23. Revolución
24. Sin ti no soy nada

25. Big bang
26. El final

Ver más fotos

Texto: Beatriz Pitarch
[email protected]

Fotos: Ángel Burbano

Amaral - Comienzo de gira en Zaragoza

Te podría interesar

CRÓNICAS: Rufus Wainwright. Teatro Principal de Zaragoza, 6/6/17. Por Stabilito, D. y Ángel Burbano

Hay noches mágicas por los acontecimientos que ocurren por casualidad, otras, sin embargo, vienen programadas …