martes, 17 octubre 2017
Inicio / Noticias / BALANCE POSITIVO EN EL RIBAGORZA POP FESTIVAL 2008

BALANCE POSITIVO EN EL RIBAGORZA POP FESTIVAL 2008

El III Ribagorza Pop Festival finalizó ayer domingo 29 de junio su programación de manera muy satisfactoria. El Festival ha crecido, tanto artísticamente como en número de afluencia de espectadores y repercusión mediática, conviertiéndose en el verdadero escaparate de la producción musical española y consolidándose como una de las citas veraniegas más completas dedicadas al sector nacional, en un país en el que sólo existen cuatro festivales que programan en exclusiva música nacional. Además, el Festival que se celebra en Graus, confirma en esta tercera edición que su fórmula, en la que conviven diversidad y pluralidad de estilos musicales y grupos consolidados y emergentes, es todo un éxito.
Y es que por este tercer Ribagorza Pop Festival han pasado más de 3.000 espectadores, doblando prácticamente la cifra de la pasada edición. Desde la organización se destaca el incremento registrado, especialmente, en la venta de abonos, que ha sido de 372 unidades, la gran mayoría adquiridos por parte de público de Graus y la comarca de La Ribagorza, por lo que la Diputación Provincial de Huesca ha querido agradecer especialmente el apoyo que el Festival recibe desde el propio territorio. Esta respuesta masiva del público local hizo que la noche del sábado, a partir de las 4:00 horas, la organización dejara libre la entrada al Centro Recreativo Gradense para evitar aglomeraciones y facilitar las entradas y salidas.
Además del crecimiento en espectadores, el Ribagorza Pop Festival ha incrementado su repercusión mediática y además de lograr una asistencia de medios aragoneses mayor que las pasadas ediciones, este año ha contado con numerosos medios nacionales, entre los que cabe destacar el popular canal temático de televisión “Sol Música”, que ha grabado un completo reportaje del Festival, entrevistado a miembros de la organización, grupos asistentes y público presente en la cita, además de los conciertos.
El director de Ribagorza Pop Festival, Luis Calvo, destaca, además de estos incrementos, “la consolidación del Festival como una cita ecléctica, en la que conviven distintos estilos musicales, el rock, el pop, el hip-hop, el rap o la electrónica, y combinando grupos de repercusión internacional, con formaciones más modestas, lo que convierte el escenario del Ribagorza Pop en un completo y actual muestrario de la música que se produce en España y acercando las músicas emergentes a los nuevos públicos”. Asimismo, Calvo pone el acento en “la normalidad con la que se ha desarrollado el programa, los conciertos han ido según lo previsto, salvo el cambio del jueves debido a la tromenta, y todos han estado, musical y artísticamente hablando, muy bien”.
El rotundo éxito logrado en esta tercera edición muestra el camino a seguir en el futuro por el Ribagorza Pop Festival: “Continuar en esta línea y mantener la apuesta temática y la convivencia entre primeras espadas de la música nacional y jóvenes y emergentes formaciones que luchan por hacerse un hueco en el panorama nacional actual”, indica Luis Calvo. Así, acaso, para próximas ediciones, “por completar la oferta del público que acude a Graus durante todo el fin de semana, se podría pensar en recuperar o aumentar las actividades paralelas a desarrollar fuera del horario nocturno”.
 
El transcurso del festival

“In” concentrada con “Plantas” fueron las canciones elegidas por Fangoria para abrir la sesión sabatina del Ribagorza Pop Festival. Comenzaba de esta manera una noche donde la diversión iba a ser la nota característica en una jornada donde las condiciones meteorológicas fueron las ideales para una sesión de más de siete horas de música. Si la noche anterior se pudo asistir a momentos brillantes, muy elaborados, con la intención de algunos de los artistas de bucear en nuevos espacios sonoros, la del sábado era una apuesta más consabida por la participación de dos de los grupos más emblemáticos de nuestra escena musical. Nacho Canut y Olvido Gara llevan años sabiendo moverse perfectamente en el mundo musical más convencional, pasando desde el punk más alternativo y radical al conservadurismo extremo con la mayor naturalidad. Casi tres décadas han sido inundadas por su música con momentos únicos y brillantes y otros más previsibles. Sus setenta minutos de concierto se nutren de propuestas efectistas donde lo musical tiene un papel más secundario, lo importante es la fiesta virtual, la noche se prestaba a ello y la gente bailó recreándose con bailes, efectos y todo tipo de travestismos musicales y reales, algo evidente en pleno “día del orgullo gay”.

Los madrileños dan paso, en el segundo escenario, a los zaragozanos Volador, una de las propuestas musicales más eclípticas de Aragón, que les ha llevado a telonear a Loquillo, Pereza o Aterciopelados. Una aportación diferente, coherente, personal para recorrer paisajes y encuentros universales donde el encasillamiento en alguna corriente musical concreta parece alejarse de ellos. No ha finalizado todavía su actuación y la riada del público es constante, las filas de acceso importantes. En un año donde lo habitual es que la asistencia de público a los festivales, debido a la saturación, las dificultades económicas y carteles artísticos convencionales, disminuya y no cubra las expectativas previstas, la superación de todas las perspectivas por parte del festival de Graus evidencia que cuando la propuesta es coherente, atrevida, por su pluralidad, los niveles de producción excelentes y los precios correctos, el resultado casi siempre es el esperado, cuando no superado con creces, como está ocurriendo este año.
 
Desde Barcelona llega Sara Da Pin Up, una excelente propuesta de música electrónica para mantenerse en la mejor forma físicamente. Pop electrónico lleno de impurezas y de tópicos, con letras ágiles, irónicas, atrevidas y contundentes. Su manera de moverse en escena cautiva y seduce, hace que el público se entregue ante la que pudo ser la mejor propuesta artística, original, atrevida e innovadora de la noche, incluso para aquellos que no se dejan aprehender por estos tipos de guiños musicales, superando todo tipo de estereotipos musicales.
 
Tras ella aparecieron los sonidos sintéticos de De Vito (en la imagen). Los ganadores del Premio Demoscópico, organizado por la sección aragonesa de Mondo Sonoro dieron un recital de música rotunda, un pop radical, cercano muchas veces al punk, que hacen recordar a bandas emblemáticas como Joy Division o Devo, algo bastante insólito en nuestra escena musical. Una sorpresa muy agradable que siguió una multitud que abarrotaba, sin agobiar, el festival. Cerca de las cuatro de la mañana la organización decide abrir las puertas. Ya nadie va a venir a esas horas a adquirir una entrada y es la forma ideal para que el público pueda moverse con más libertad por el recinto y alrededores, evitando aglomeraciones en entrada y salida y las consiguientes molestias.
 
Con un mínimo retraso aparece en el escenario principal, Violadores del Verso. Son los más esperados y no es casualidad. Forman parte de la historia del hip-hop nacional y los máximos responsables de que Zaragoza, junto a Marsella, sea la capital europea de este tipo de música. La fuerza de la palabra se expande entre los asistentes, los bajos son cañonazos musicales que hacen moverse al más indiferente. Un sonido personal, de la calle, de barrios como La Jota, Actur, Delicias o Romareda, que les hace llegar a todos los públicos, ser masivos, reconocidos y venerados. Inician su show, tras el tema de introducción de gira habitual, con “Filosofia y letras” dando paso a una docena de temas, que incluye un pupurrí de los más conocidos. El público absolutamente entregado ante el único grupo de hip-hop nacional que ha llegado a ser número 1 de ventas en una semana, por algo será.
 
Otro Zaragozano, Carlos Hollers, sube al escenario tras ellos. Son quince años tras los platos de los principales clubes y eventos del país, siendo reconocido este año por la revista Rock de Lux como “mejor dj del año”. Musicalmente eclético conecta perfectamente con todo tipo de públicos. Después de tantas horas el baile se hizo más presente. El mejor broche para una noche donde, otra vez, la diversidad fue la característica principal. El domingo cerraría el festival el Sr. Chinarro.  Ribagorza Pop Festival / Aragón Musical

Te podría interesar

La Nube participa en el 13º Aniversario de Aragón Musical de Voces de Mujer. Foto por Jal Lux.

Las ‘Voces de Mujer’ protagonizan el 13º Aniversario de Aragón Musical

 Amparanoia, La Nube, Lady Banana, Begut The Band y Casi Reptil, conforman los ‘Conciertos Imposibles …