Martes, 30 Mayo 2017
Inicio / Crónicas / CYAN. Fnac, Zaragoza, 27/06/08

CYAN. Fnac, Zaragoza, 27/06/08

Estaba yo sentado hace apenas un año frente a la televisión y de repente una luz me deslumbró. Fue la primera vez que escuché “El sabor de los segundos”, la canción con la que Cyan abren su primer disco. Pensé: “existen, los he encontrado”. Tanto el sonido, como las letras, como la imagen me dejaron totalmente fascinado. Y cantaban en castellano. Se abría entonces eso que llaman el amor a primera vista, y que culminó el pasado jueves en la Fnac cuando tuvimos la oportunidad de verlos en directo.

Cyan son de Barcelona y como ellos mismos me comentaron “están sembrando” poco a poco la semilla que luego germine en éxito masivo. El respaldo de la crítica ya es suyo, por méritos propios. Les falta obviamente el respaldo del público, que hoy en día solo se convierte en algo tangible con una enorme promoción por parte de “terceras personas”. Hace algo así como un año consiguieron que el videoclip de “El sabor de los segundos” se viera en las principales cadenas musicales del país pero, por problemas legales, no han podido editar su primer disco hasta hace escasas semanas. Y a presentarlo vinieron a Zaragoza el pasado jueves.

Son una banda con un claro sonido británico cuya referencia más cercana quizá sea Coldplay, pero hay mucho más. Hay un cantante con una personalidad única en su voz. Y única significa que no se parece a ningún otro cantante en habla castellana. Escupe los textos que él mismo escribe con una honestidad y una fuerza casi incómodas en directo, confesional hasta el extremo. Además toca el piano y la guitarra. Le secundan dos guitarristas que no ponen un solo acorde “normal” en todo el concierto, es decir, también tremendamente originales y con un sonido de guitarras que roza la perfección. La base rítmica, impecable. Con un bajista perfecto en su papel y un batería enormemente carismático.

Frente al escaso público que regentó la sala, ellos se crecieron y tocaron como si delante hubiera un pabellón con el aforo completo. “Calma” fue el primer aviso, la canción que les situó en el punto perfecto de ebullición para afrontar un “difícil” concierto. A ésta le siguió “Equilibrio”, otro medio tiempo acelerado, genero que predomina en el disco. Así fueron desgranando lo más profundo de su cancionero hasta llegar a “Corazón de madera”, quizás uno de los temas lentos más destacables. Después, “El sabor de los segundos”, la canción perfecta. Una de las últimas fue “Venus en guerra” (con guiño a la Velvet Underground incluido), que nos sorprendió a todos por su fuerza y por su carácter rockero incluso “grunge” en algunos momentos. Se despidieron con “Viajes imposibles”, el siguiente single del LP y del que próximamente grabarán un video. El tema más rápido de todos, con un piano acelerado en la onda de Keane y con un estribillo inmediato que no entra al cerebro por los oídos, sino por la piel.

Un concierto impecable que tendrá su continuación muy pronto en una sala “gorda” de Zaragoza y con telonero local. Una banda que está por encima de sus influencias, con unas letras que se podrían editar como un libro de poemas en sí mismas y con un sonido que tira para atrás, mezclando el teclado con las guitarras de una forma algo más que acertada. Y por encima de todo esa voz, esa voz, esa voz.

Texto: Álex Elías
[email protected]
www.myspace.com/misterhydezgz

Te podría interesar

Iván Ferreiro en su actuación en Zaragoza, el 25/5/17 Por Stabilito, D.

CRÓNICAS: Iván Ferreiro. Sala Oasis, 25/5/17. Por Stabilito, D.

Es Iván Ferreiro una de esas personas que entran en una sala y centran todas …