Miércoles, 26 Abril 2017
Inicio / Columna / LA MANO CREADORA

LA MANO CREADORA

El mundo de los blogs está que arde con la noticia de que Enrique Bunbury ha copiado versos del poeta Pedro Casariego, para su nuevo disco Helville de luxe. Se ha armado gorda. Todos los periódicos importantes de este país han incorporado la noticia con detalle.

Hasta tal punto que el propio cantante aragonés se ha visto obligado a emitir un comunicado en su blog sobre el asunto. Previamente respondió a esa acusación que le formuló nuestro periódico, con una expresión muy clara: “¡Son chorradas!”, añadiendo que “Dos frases no hacen un plagio” (no son dos frases, son dos versos).

Lo peor de todo esto es que las dos partes (acusadores y Bunbury) tienen razón. Los creadores robamos, mezclamos, imitamos, para formar otra obra distinta. Y cuando ese préstamo es amplio, se trata de plagio. Si el préstamo es pequeño, caso que nos ocupa, puede tratarse de cierto homenaje. El meollo de todo este lío es la reacción poco humilde y agradecida de Enrique, la salida por peteneras airada. Si el cantante hubiera reconocido el “préstamo” en el disco, hubiera señalado la calidad del poeta, nadie se hubiera sentido dolido. Aún estamos a tiempo de limar asperezas. Las disculpas nos hacen más grandes y Pedro Casariego se merece que todo el mundo sepa que sus versos iluminaron un disco de Bunbury. A cada uno lo suyo, no es tan complicado.

Joaquín Carbonell
[email protected]

Te podría interesar

COLUMNA: El Ánchel va de rule por la ciudad. Agosto 2015 (1/2). Por Ánchel Cortés.

VA DE REYES … DEL RNR, OF COURSE Más de una vez he comentado tanto …