Martes, 27 Junio 2017
Inicio / Crónicas / GRAN SALTO MORTAL. VETUSTA MORLA en sala Oasis. Zaragoza, 27/11/2008

GRAN SALTO MORTAL. VETUSTA MORLA en sala Oasis. Zaragoza, 27/11/2008

Expectación, mucha expectación. Eso era lo que recorría el ambiente de la sala, algo razonable para un grupo que tras diez años de carrera decide dar el “salto” grabando su primer disco, el resultado: éxito rotundo de crítica y de público.

Vetusta Morla es uno de esos grupos que no dejan indiferente a nadie, y que los que caen rendidos a su trabajo se convierten radicalmente en fieles de la banda.

Ayer fue un triunfo más, con la Oasis repleta de oídos, los de Tres Cantos se dedicaron a hacer lo que mejor saben, sin tener que recurrir a escenografía cargada ni a florituras varias, solamente música y eso se agradece.

Comenzaron la velada con Autocrítica, el tema que abre Un día en el Mundo, percusión afinada, guitarras demoledoras y una voz que parece que se vaya a quebrar en cualquier momento, dulce, arriesgada pero potente. Fueron desquebrajando su obra tema a tema, Rey Sol, Copenhague (valorada por la UFI como una de las tres mejores canciones del indie español en los últimos 30 años), Valiente, Un día en el Mundo…mención especial para La Marea, un tiovivo de velocidades que nos recuerda  a las progresiones de Standstill mezclado con un poco de Los Piratas y algo (mucho) de Radiohead y es que los de Thom Yorke son quizás el más claro referente del grupo. Tuvieron el honor de acordarse de temas anteriores al disco (han grabado 4 maquetas anteriormente 13 días con Lucy, Vetusta Morla, La cuadratura del Círculo y Mira), como la contundente Mi Habitación Favorita, el vals La Gravedad y Vida no hay mucha.

Tras un breve parón volvieron a escena Pucho (voz) y Guillermo (guitarra) para realizar una magnífica interpretación del que posiblemente sea uno de sus mejores temas, Iglús, convirtiendo la canción en puro sentimiento. Ya con el resto de banda dieron paso a los temas más enérgicos, La cuadratura del círculo en la que adquiere importancia Jorge el percusionista con su bidón, un tema para romperse las rodillas de tanto saltar, adrenalina pura. Dejaron también algo de intimismo para el final con la desgarradora balada Año Nuevo pero de nuevo vuelta a la velocidad con Sálvese quién pueda para finalizar una noche perfecta con Saharabbey Road y el juego con un público que ahora sí estaba en candela y no dudo en entrar en completa comunión con el grupo.

Perfectos en ejecución, una vez más salieron vencedores, ya tienen un lugar más en su cuenta de conquistas, esperaremos con ansías su segundo trabajo y cómo no, su vuelta a la ciudad como uno de los grupos de Pop más grandes de las últimas décadas.

 

Texto y fotos: Stabilito, D.
[email protected]
http://diegostabilito.blogspot.com
 
VETUSTA MORLA 

Te podría interesar

CRÓNICAS: Rufus Wainwright. Teatro Principal de Zaragoza, 6/6/17. Por Stabilito, D. y Ángel Burbano

Hay noches mágicas por los acontecimientos que ocurren por casualidad, otras, sin embargo, vienen programadas …