Sábado, 24 Junio 2017
Inicio / Columna / LA FIESTA DE LA (POBRE) MÚSICA

LA FIESTA DE LA (POBRE) MÚSICA

Aparece Teruel en todos (creo) los informativos nacionales relacionada con la cultura. Claro que para que esto suceda tiene que ser visitada por alguien tan mediático como los Príncipes de Asturias. Si va doña Letizia sabemos que una corte de fotógrafos seguirá su estela. Alguien tuvo el buen gusto de escoger la ciudad mudéjar como sede para los premios nacionales de la cultura. Todo le viene bien a Teruel. Todo es poco por nuestra paupérrima cultura.
Por eso no entiendo esa fiesta de la Música celebrada en el Náutico el pasado domingo, a invitación de la consejera de cultura, María Victoria Broto y del director general Ramón Miranda. ¿Qué celebraban? Quizás que Carmen París leyó un durísimo comunicado sobre el estado de nuestra música (moderna), agotada, aislada, agostada. Aburrida. De constatar que se va extinguiendo en una tierra donde ningún poder público apuesta por ella. ¿Qué había que celebrar ese día? Quizás que contamos con unos dirigentes a los que nunca he visto en un concierto de música (moderna), en un garito donde los jóvenes pelean por levantar la cabeza. ¿Les gusta la música (moderna) a nuestros políticos? ¿Ha pisado el señor Miranda sitios como La Campana, Z, Juan Sebastián Bar, Morrisey, por citar los más conocidos? Yo no lo he visto nunca. Además de gestores, los políticos deben acumular un currículo cultural, que les valide para su tarea, deben demostrar conocimiento, interés y cierta modestia. Escapar de los actos rutinarios, huir de las fotos, abandonar los saraos. Y reunirse con los que hacen la cultura; consultar, preguntar, ofrecer. Para eso están. Por eso yo no celebré nada el Día de la Música.
 
Joaquín Carbonell
[email protected]

Te podría interesar

COLUMNA: El Ánchel va de rule por la ciudad. Agosto 2015 (1/2). Por Ánchel Cortés.

VA DE REYES … DEL RNR, OF COURSE Más de una vez he comentado tanto …