Sábado, 27 Mayo 2017
Inicio / Entrevistas / “ENTRE-VISTOS”: GUILLE ESTEBAN, de DELIRIUM TREMENS

“ENTRE-VISTOS”: GUILLE ESTEBAN, de DELIRIUM TREMENS

Delirium Tremens hacéis pública vuestra presentación como banda a mediados del pasado mes de abril. Juan era el frontman de los desaparecidos Sivanna; Guille (asimismo guitarra solista de D. Stabilito & The Sundance Kid) y Jose fueron los guitarristas de los recién separados Sultans; Willy es bajista en Decalles y China Chana, además de haber sido miembro de Sultans en su última etapa; al igual que Luis, que ha militado, al menos, en Gnomodosis, y ahora lo hace también en Horas Perdidas. ¿Cómo convergen los cinco miembros de Delirium Tremens en este proyecto común y cómo lo compagináis con vuestros distintos proyectos paralelos?

Pues la verdad es que un poco caóticamente, ya que como tú bien dices estamos casi todos metidos en varios ajos (sin contar que Juan vive en Madrid, Luis trabaja y todos estudiamos una carrera). A veces se nos hace difícil organizarnos para ensayar, pero el tiempo que sacamos lo aprovechamos al límite.

Resulta inevitable preguntaros si sabéis de la existencia de un grupo zaragozano (ya disuelto) llamado Delirium Tremens. ¿Por qué habéis elegido este nombre?

Sí los conocíamos, pero sabíamos que se habían disuelto, y además no se escribía exactamente igual. De todas formas no nos acordamos en el momento de la elección del nombre. Tiene que ver con la canción del disco de Sabina y Páez, además de que el concepto del síndrome relacionado con el alcohol nos parecía interesante, por no decir que suena cojonudo.

Guille, has definido vuestro estilo como resultado del folk acústico, el blues eléctrico tradicional y el rock and roll. ¿Créeis que en Delirium Tremens podremos detectar, por así decirlo, el “sustrato” rock and roll de Sultans?

Desde luego. Las canciones son diferentes y sobre todo melódicamente la cosa ha cambiado, pero por otro lado, el cuerpo rítmico de algunas canciones va a seguir teniendo la influencia rockera de la que siempre hemos bebido.

Juan y Guille ya compartisteis un proyecto musical en el pasado, ¿no es así?

Más bien fue un preludio de lo que es ahora Delirium Tremens. Las canciones eran las que estamos tocando ahora y lo que nos faltaba era sacarlas adelante seriamente con toda la banda para darles la forma y hacerlas más tangibles.

El regreso de Juan a los escenarios es algo muy esperado entre algunos de los músicos aragoneses que más cercanos generacionalmente se sitúan a vosotros. ¿Qué pasó con Sivanna? La última noticia que se tiene de la formación se remonta a casi un año, en el concierto benéfico “Aspanoa” organizado por Saúl Sultans, y no llegaron a tocar, ¿no es cierto?

Juan decidió irse a estudiar a Madrid, y un poco antes de ello ya había decidido no seguir adelante con Sivanna, ya que no tenía mucho sentido si en pocos meses no iba a seguir cantando con ellos.

En la actualidad, y por razones de estudios, Juan vive en Madrid. A la hora de ensayar esto se convierte en un claro handicap. ¿De qué modo lo solventáis?

Los fines de semana que Juan viene a Zaragoza los aprovechamos al máximo dándoles más y más vueltas a las canciones, y cuando estamos los cuatro restantes ensayamos las bases sin la voz algún día entre semana, para que cuando llegue Juan tengamos la mitad del trabajo hecho y los detalles instrumentales estén perfectamente claros.

En muy poco tiempo, un par de semanas a lo sumo, conseguisteis generar la suficiente expectación y partir como una de las formaciones favoritas en el PopyRock, concurso a cuyo premio optabais en modalidad rock (recordemos que en el 2007 Jose y tú fuisteis finalistas del mismo como miembros de Sultans). Es de suponer que algo tiene que ver en esto la labor de Toni D. Nuevo, en cuyo estudio ha grabado y producido “El Baile de la Calavera”. ¿Cuáles son vuestras expectativas a más corto plazo? ¿Cuánto tardaréis en ofrecer un concierto en la capital?

Lo primero iba a ser dar un concierto con la parte literaria, con todo el espectáculo al completo, pero la fecha del concierto del PopyRock nos desbarajustó los planes que teníamos, así que habrá que esperar para vernos al completo. Pero el siguiente objetivo era dar un buen concierto en el concurso y esperar tener suerte para pasar a la final, ya que la grabación de un disco es también una meta primordial. En cuanto a la capital no hay ninguna prisa, primero daremos unos cuantos conciertos por aquí hasta que engrasemos bien la máquina, y entonces sí haremos el viaje “de expansión”.

Por cierto… ¿suena a Bunbury “El Baile de la Calavera”?

¿Suenan a Tom Waits “Lo que queda por vivir” o “Todos lo haremos mejor en el futuro”? No me suelo hacer estas preguntas, prefiero escuchar las canciones y pensar únicamente en si me gustan o no. Me gusta “El Baile de la Calavera”.

Guille, en contraposición a Sultans, afirmaste que en Delirium Tremens apostáis por unas letras más profundas y con más sentimiento. ¿Cuál es el proceso compositivo que sigue la banda? ¿Y el reparto de roles? Por ejemplo, ¿quién se encarga de las letras?

El proceso ha cambiado totalmente. Antes José o yo llegábamos con algún riff, o un par de acordes con una melodía y empezábamos a desarrollar en el local. Ahora Juan me canta una melodía totalmente desprovista de armonía y yo me encargo de encontrar los acordes y la estructura que darán sentido a la canción. Luego en el local cada uno hace las aportaciones que dan color a las canciones, y se pulen los detalles y adornos más concretos.

Algunos de los miembros del grupo participáis en un blog en el que, bajo pseudónimos, publicáis pequeños textos en prosa y poemas (http://wistonwestern.blogspot.com/). Si digo Panero, Delirium Tremens responden…

Esa pregunta te la tendría que contestar Manu (Bucaro en el blog), porque es él el verdadero apasionado de Panero, y yo te contestaría alguna tontería sin sentido para quedar bien.

Hablemos de influencias literarias y musicales. De literatura y de música. ¿Estáis al tanto de otras manifestaciones que pretenden fusionar estas dos artes aquí, en Zeta? Pongo el caso de Experimentos In Da Notte, que tienen a Panero muy presente en su repertorio o el de Daniel Rabanaque + Zombra + Don Nadie. Incluso los oscenses Domador incorporan fragmentos recitados en sus canciones. ¿Han servido estos ejemplos, por así decirlo, de inspiración?

Estamos al tanto de todas ellas. A Expermientos… no he tenido la ocasión de verles en directo, sin embargo, hace poco vi a Daniel Rabanaque y cía y la verdad es que me impresionaron bastante, creo que tenemos mucho que aprender de ellos. Pero la verdadera inspiración para llevar esto adelante seriamente fue Julio Donoso. Yo ya había tocado con él en alguno de sus recitales y el concepto me parecía cojonudo, y en cuanto empezamos a darle bastante vida al blog se me encendió la bombilla y empezamos a organizarlo.

Mantenéis una relación de amistad con el poeta Julio Donoso, otro cercano a las performances poéticas musicadas, con quien habéis llegado a recitar en Radio Topo… ¿Qué conocéis de la movida poética zaragozana?

Conocemos a Puritani, que ha colaborado con Julio en alguna ocasión, los libros que escribe Octavio, Julio de la Rosa…

Vuestras inquietudes culturales os han llevado a publicar el primer número de un fanzine homónimo al grupo, “Delirium Tremens”. En principio, ¿se trata de un fanzine de libre participación? ¿Cómo se puede colaborar en él?  Y también, ¿cuál es la frecuencia de tirada prevista y cuáles son sus puntos de venta?

En primer lugar, el fanzine es totalmente gratuito y sin ningún ánimo de lucro, así que los puntos son de distribución y no de venta, y en cuanto a esto la verdad es que no hay nada fijo, cuando tuvimos la tirada en la mano dimos una vuelta por la ciudad e íbamos parando en los sitios que nos parecía que podría interesarle a los asiduos del local o simplemente porque radiasen buena música (Morrissey, Linacero, Desafinado, Vía Láctea…). La participación es limitada y nos incluye a los miembros del blog, dónde se publican los textos en un primer momento. La intención que tenemos es publicar mensualmente.

 
Para terminar, una serie de preguntas en relación a vuestro primer concierto: ¿con qué ánimo lo afrontáis? ¿Es cierto que, además de música, se recitará poesía? ¿Podéis adelantar quiénes serán algunos de los invitados? ¿Se recitarán poemas vuestros? ¿Los musicaréis vosotros mismos? ¿Habéis previsto que este formato tenga continuidad?

El primer espectáculo al completo aún no tiene fecha establecida, pero esperamos que sea pronto. Y sí, habrá poesía recitada, a la que daremos un fondo musical con la intención de ambientar al espectador en función de la temática de los textos. Los textos serán nuestros a excepción de algún homenaje a difuntos, o la colaboración de algún invitado “sorpresa”.

 
 
Por Ana Manzana y con la colaboración de Luis Ortega Mata
Fotografías de Pedro Popker
 
Guille Esteban 

Te podría interesar

ENTREVISTA: Nacho Estévez “El Niño”. Por Santi Gutiérrez

Este viernes se celebra en Pirineos Sur una noche muy especial : «Latido Latino ». Durante más …