lunes, 11 diciembre 2017
Inicio / Grabaciones / LAS NOVIAS. “Ego”. Sello Autor, 2009.

LAS NOVIAS. “Ego”. Sello Autor, 2009.

Portada del tercer disco de LAS NOVIAS

 

Se llama “Ego” y supone el tercer larga duración de Las Novias en sus 12 años de vida, EPs aparte, tras “Sueños en blanco y negro” (Polygram, 1991) y “Todo/Nada sigue igual” (A la Inversa Records, 1994).

Editado por el sello Autor y grabado el verano pasado en los Estudios Atmósfera de Nacho Serrano (Niños del Brasil) bajo su dirección, el disco no aporta novedades notables, no lo pretende y, es más, no son necesarias, lo cual tenía que apreciar la propia banda, como afortunadamente ha hecho, para no dejarse llevar por prejuicios y complejos innecesarios y ser, sencillamente, ellos mismos.

A la vez no son repetitivos, suenan a Las Novias de siempre, incluso más que nunca -valga la contradicción-, pero con la energía de ahora que, sorprendentemente, es mayor que la de sus tiempos más mozos.

Toño Leza canta mejor que nunca, las guitarras de Oskar Díez han ganado en fuerza y el bajo de Pedro García y la batería de Nacho Til forman un solo instrumento.

Respecto a colaboraciones, Santi Rex (Niños del Brasil) ha grabado panderetas, Roberto García (hasta hace poco batería de la formación) recita en serbio en el tema “Subtitulado” y Álex Embid mete voces en “Rey del frío”.

Este disco está protagonizado por una variable que no puede ser procesada ni por la vanguardia más innovadora, si es que vanguardia e innovación tiene algo que ver en los momentos actuales, y que se llama inspiración. Cada uno de los 12 temas, 13 cortes teniendo en cuenta que “Inercia” aparece también en versión extendida y con colaboración vocal de Morti (Skizoo), son claro fruto del entusiasmo de quienes aman la música solo porque la aman, de los que no se suben a ningún carro porque andan el camino por libre, de quienes tienen la necesidad de comunicar y a los que, consecuentemente, les queda tanto por decir. Y se aprecia con cristalina claridad porque es un trabajo musical con el gancho de quien no casa notas y figuras casi al azar, precisamente.

Cada una de las piezas transmite, y mucho, tanto musicalmente como en sus textos. Funcionan como golpes que te llevan de lo más oscuro al mismísimo núcleo solar para regresar de inmediato a las tinieblas. No sobra nada. Hay canciones redondas como “Siete Lenguas”. Temas tan entrañables como energéticos: “Inercia”, “Davinia”, “Incienso en el alma”… Joyas intemporales como “Ego”, “Estrella distante” y “Eclypse”.

Se esperaba tanto de este tercer disco de Las Novias que el buitre de la decepción volaba en círculos sobre la banda esperando carroña. Pero lejos de encontrar algo con lo que picotear, en “Ego” está el resultado musical de una banda en plenas facultades. Un álbum, en definitiva, cargado de vida.

Texto: Sergio Falces
[email protected]

Te podría interesar

Palacho - Tu Dios y mis demonios

GRABACIONES: PALACHO. Tu Dios y mis demonios

El 2017 ha venido cargado de sonoridad y cometas, de bastiones y cegueras, y de …