Sábado, 22 Julio 2017
Inicio / Crónicas / SKUNK D.F. + DESPUÉS DE TODO. Sala Devizio. Zaragoza, 16/10/09

SKUNK D.F. + DESPUÉS DE TODO. Sala Devizio. Zaragoza, 16/10/09

El pasado viernes 16 de Octubre tocó en Zaragoza uno de los mejores grupos de rock duro (llámese metal si se quiere) del país. Hablo de Skunk D.F., banda madrileña creada hace más de una década que desarrolla un sonido cercano a otras de similar semblante como Sôber o Hamlet -por poner dos ejemplos de sobra conocidos- pero con muchos matices distintos que hacen de este grupo algo completamente original y único.

Llegaron a Zaragoza en plenas fiestas del Pilar para abrir la gira de presentación de su nuevo disco “El Crisol” acompañados por la banda local Después de todo, uno de los máximos exponentes del género en Aragón. La actuación de los zaragozanos fue notable tanto en ejecución como en técnica, consiguiendo meterse en el bolsillo a la aún escasa audiencia que se dio cita en la mítica sala Devizio en las primeras horas de la noche. Con el carisma propio de los mejores, Pedro – cantante de DDT– derrochó una fuerza vocal e interpretativa que hizo las delicias de los seguidores del quinteto, que presentaba esa noche las canciones de “La voz de la inocencia”, su nuevo disco.

Cuando llegó el turno de Skunk D.F. la expectación ya era máxima y el ambiente totalmente propicio para escuchar a los madrileños. El aforo de la sala aumentó considerablemente y los fans del grupo se apiñaron en las primeras filas para tener bien cerca a Germán, cantante, frontman y verdadera seña de identidad de la banda. Comenzaron con “Manifiesto”, canción que abría su mejor álbum hasta la fecha, el imprescindible “Esencia”. Después afrontaron varios temas de sus primeros álbumes, como “Cirkus” (con Pedro de DDT) o “Carpe Diem”, pero a su vez comenzaron unos incómodos acoples de sonido que dificultaron en gran medida la continuación del concierto. Se solucionaron tras un breve parón y el cambio de micrófono de Germán propició una mejora considerable que permitió a la banda dar lo mejor de sí misma. Con canciones como la célebre “Lucha interior”, “Supernova” o su canción más conocida “Musa” el público enloquecía y saltaba a los pies del escenario, totalmente entregados a la ceremonia metalera tan a flor de piel en este tipo de conciertos. Pero la verdad es que Skunk D.F. no es tan solo una banda de metal. Es mucho más que eso. Es una banda con unas melodías vocales y unas letras que envidiarían muchos y muy variados músicos de otros estilos como el pop o el indie. Poseen un discurso propio que les aleja de los cánones del género al que se supone pertenecen. Skunk D.F. es una de esas bandas que se salen de los márgenes de lo común y es por ello, quizás, por lo que no han alcanzado aún el éxito masivo. El “todo o nada” que en esta profesión resulta tan ingrato. Lo que sí es cierto es que cuentan con una legión de seguidores tan fieles que se tatúan su logo en el cuerpo, hacen versiones de sus canciones con sus respectivos grupos y les siguen por toda la geografía estatal durante la totalidad de sus giras.

En España no hay cultura de rock. Una banda no se gana la vida con la música, se la juega. En Estados Unidos o Alemania una canción como “Memoria fotográfica” sería un himno generacional para miles de personas, pero aquí seguimos contratando a Boney M. o Los Chichos para abrir las fiestas anuales de una ciudad de casi un millón de habitantes. Skunk D.F. continúan su cruzada personal disco a disco, canción tras canción, melodía tras melodía. Y lo cierto es que encontraron hace tiempo su Santo Grial porque sus canciones se han instalado ya en la memoria colectiva (y fotográfica) de muchos de nosotros.

Texto: Alejandro Elías
www.myspace.com/misterhydezgz
Imágenes: Dani Avilés
 
ARMUIMG_5004.jpg

Te podría interesar

CRÓNICAS: Rufus Wainwright. Teatro Principal de Zaragoza, 6/6/17. Por Stabilito, D. y Ángel Burbano

Hay noches mágicas por los acontecimientos que ocurren por casualidad, otras, sin embargo, vienen programadas …