lunes, 23 octubre 2017
Inicio / Crónicas / CRÓNICA: SIDONIE. Sala Oasis de Zaragoza. 16/1/10. Por Stabilito, D.
Sidonie en Sala Oasis, por Ángel Burbano
Sidonie en Sala Oasis, por Ángel Burbano

CRÓNICA: SIDONIE. Sala Oasis de Zaragoza. 16/1/10. Por Stabilito, D.

No diga Sidonie, diga fiesta. El caso es que los chicos volvieron a la ciudad con unas ganas inmensas y con nuevo disco bajo el brazo. Un disco que canta al amor, algo necesario en estos días. Tras dejar atrás la psicodelia excesiva, repleta de besos, disfraces y, seamos sinceros, poca música, los catalanes han encontrado su camino y el directo ahora es su mejor baza. Sidonie mostraron todo su repertorio, sus armas y no guardaron ningún as en la manga, comenzaron fuerte con Nuestro baile del Viernes y Bohème, ambas de sus anteriores discos de los que se acordaron a lo largo de toda la velada. Quizás el ímpetu de Jesús Senra hace que en momentos el bajo se pierda tras una maraña de gestos de aliento, pero ¡qué carajo! Eso nos encanta. Los temas de El Incendio suenan potentes y alcanzan la comunión perfecta con el público que llena la sala (sí, también estuvieron Aguirre y Andreu entre otros). A Sidonie le gusta además jugar con el público, les hacen agacharse a todos mientras Marc Ros recorre su campo de girasoles cantando Giraluna, les cogen las cámaras y se autofotografían o incluso se permiten el lujo de ir a la zona VIP en mitad de una canción, son auténticos y esa actitud rockera es la que se ha ganado al público popero, casualidades de la vida.

Desgranan casi todos los temas de El Incendio: Por ti, A la vera del Mar, Viva el loco que inventó el amor, En mi garganta (con espectáculo incluido del batería Axel Pi)…, y se acuerdan incluso de Shell Kids con On the Sofa y de su homónimo con Sidonie goes to Varanasi, Feelin’ Down y la psicodélica Sidonie goes to Moog, amén de la siempre agradecida Fascinado.

Finalmente saben que han hecho un buen concierto, que se han vuelto a ganar al público y que la han liado parda, es momento para que Axel Pi vaya a pinchar a Groenlandia y el resto, pues con un ejercicio de poca imaginación, podemos decir que a incendiar la noche zaragozana. Esperamos que la resaca sea tan deliciosa como la de servidor y ¡cómo no! Tenerles pronto de vuelta.

 

Texto: Stabilito, D.
[email protected]
http://diegostabilito.blogspot.com
Fotos: Ángel Burbano
ARMUSidonie-2.jpg

Te podría interesar

Joaquín Sabina, junio de 2010 en el Príncipe Felipe de Zaragoza, por Ángel Burbano.

CRÓNICAS: Joaquín Sabina. Pabellón Príncipe Felipe, Zaragoza. 12/10/17. Por Alejandro Elías

Una de las citas musicales más importantes –o al menos más esperadas- de estas Fiestas …