martes, 12 diciembre 2017
Inicio / Grabaciones / GRABACIONES: Bunbury. Las Consecuencias (EMI 2010). Por Stabilito, D.
Bunbury. Las Consecuencias
Bunbury. Las Consecuencias

GRABACIONES: Bunbury. Las Consecuencias (EMI 2010). Por Stabilito, D.

Esta mañana con la lluvia acompañándonos, guiándonos de la mano hemos atravesado el casco histórico de la ciudad y nos hemos adentrado en la tienda de discos (más concretamente en Fnac). El camión que traía los discos había sufrido “las consecuencias” de la nieve y llegaba con retraso. No obstante a eso de las doce y cuarto tenía el vinilo+cd de Las consecuencias de Enrique Bunbury en mis manos. Emi parece ser que no pasa por su mejor momento y la forma de presentar el cd que acompaña al vinilo es cutre a más no poder. Además sigue habiendo erratas en las letras de las canciones, algo que se repite en casi todos los discos del maño.

Las consecuencias (asustar un poco) es la primera sorpresa del disco, acústica, en la línea que llevará toda la grabación nos adentra en los pensamientos más profundos de alguien que ha alcanzado la madurez artística y compositiva, se ha alejado de las letras crípticas de Héroes del Silencio para afrontar la creación desde un punto de vista más directo. “¿Por qué siempre conviene alegrar a la gente? también de vez en cuando está bien asustar un poco”. Ella me dijo que no tiene un toque Beatles desde la introducción con la sección de cuerda, la voz de Enrique Bunbury se arrastra por el desamor, un tema que recupera desde la lejanía y que ya había tocado en anteriores canciones con acierto (que recuerde La chica triste que te hacía reir). “Ella dijo es el final y yo lo soñé la noche anterior”. El boxeador es una de las grandes sorpresas, Enrique, el boxeador derrotado ante las circunstancias, con cicatrices tatuadas en su piel sigue en pie, sin flaquear. La parte instrumental de este tema es sobresaliente. “Golpea mejor quien golpea primero”. Frente a Frente de Manuel Alejandro y Ana Magdalena ya lo habíamos escuchado y con el tiempo nos hemos dado cuenta de que, sin ser necesaria, parece haber sido escrita para estar en esta obra. Si fuera un tema escrito por Bunbury otro gallo hubiera cantado y las críticas hubieran sido diferentes, quizás no entendemos la colaboración de Miren Iza pero no llega a disgustar. Veintiuno de Octubre gusta a la primera, quizás un ejercicio autobiográfico de gran calidad, Enrique vuelve a escribir desde la derrota, desde ese personaje que huye para regresar más fuerte. “Ojo por ojo, diente por diente, lo que mereciste es lo que tienes”. Aquí termina la cara A y nos damos cuenta de que el aragonés errante ha acertado al grabar este disco, tranquilo y reposado, una bofetada de realidad en un ejercicio sobresaliente que supera a su antecesor “Hellville Deluxe” con creces. Bunbury se ha adaptado bien a su nueva narrativa y pese a algún verso suelto desacertado el resto roza el sobresaliente.

Lo que más te gustó de mí
abre la segunda cara del disco. Jorge “Rebe” inicia una canción muy rica en matices dentro de la instrumentación, la voz de Bunbury recorre de arriba a abajo el tema con una demostración de todos sus matices, dentro de su peculiar voz en este disco demuestra el por qué es uno de los grandes. “Pienso que una retirada a tiempo es siempre una derrota”. Los habitantes es quizás el tema más Hellville Deluxe del disco, una gran guitarra de Jordi Mena a lo largo de toda la composición es lo más destacable de un tema que sin llegar a la altura de la totalidad del disco no rompe en absoluto el ritmo. El solo de guitarra es sencillamente magistral. “Nos echaremos de menos o envejeceremos a la vez”. Es hora de hablar comienza tras un breve silencio, nos recuerda a El tiempo de las Cerezas y a Una canción cruel, composiciones plenamente acústicas dotadas de melancolía y sinceridad, el enérgico final vaticina un directo de los que dejan la sonrisa bien marcada en los rostros del público. “Y más vale tener suerte que talento”. De todo el mundo viene precedido por un avión, tal vez el sitio en el que Bunbury pensó en esta canción, tal vez no. Como si de una nana se tratase el artista deja plasmada su conciencia en los acordes de la canción, un acierto más. “Que no interrumpa lo cotidiano mis pensamientos”. Finalmente, Nunca se convence del todo a nadie de nada, prestada a Niños del Brasil, cierra la nueva obra maestra del creador zaragozano, es sin duda un final bueno, visceral y directo como todo el disco, refleja perfectamente el sentido de Las Consecuencias, un disco que sí pasará a la memoria de los seguidores de Bunbury. “Y empiece como empiece todo acaba siendo menos”.

Stabilito, D.
[email protected]
http://diegostabilito.blogspot.com
Bunbury. Las Consecuencias
Bunbury. Las Consecuencias

Te podría interesar

Palacho - Tu Dios y mis demonios

GRABACIONES: PALACHO. Tu Dios y mis demonios

El 2017 ha venido cargado de sonoridad y cometas, de bastiones y cegueras, y de …