domingo, 19 noviembre 2017
Inicio / Crónicas / KABARET CALLEJERO DE DADÁ. Plaza San Pedro Nolasco, Zaragoza. 12/10/10

KABARET CALLEJERO DE DADÁ. Plaza San Pedro Nolasco, Zaragoza. 12/10/10

¿Cuánto vale? ¿Cuánto vale una sonrisa, una carcajada, un baile o un gesto de aprobación? Creo que, sinceramente, mucho. Y esto es lo que querían mostrar los chicos de Dadá y su “kabaret” con k, como casi todas las cosas que no tienen la atención del poder político. Sí, tienen un espacio y sí, tienen un hueco en la programación pero nada más. Y es que el Kabaret Callejero viene a representar la triste realidad de la música local; mucha calidad, mucha cantidad pero pocos medios y poca publicidad. El “yo me lo guiso, yo me lo como”, así que si hay que agradecer a alguien el tener un espectáculo de cabaret, aragonés a más no poder (surrealista, bizarro y por qué no un poco dadaísta) y sobre todo, al módico precio de lo que crea cada uno conveniente, hay que hacerlo a los chicos de Dadá y a la troupé que les rodea.

En el caso de la noche de ayer, el rock cómico (y casi cosmico) de Los Teloneros (algunos miembros de Monólogos por la Beneficiencia) abrió la velada. La gente ya abarrotaba la plaza San Pedro Nolasco hasta casi dejar corto el equipo de sonido puesto por los organizadores del espectáculo (es decir, los mismos músicos). Juako Malavirgen aportó su mala virgen contando la verdad sobre los cuentos infantiles en un cara a cara con una docena de niños y sus respectivas madres.  Pato y Hernán lograron que se encogiera el corazón de todos los asistentes con tres magníficas interpretaciones de tangos populares, también Tania y su contorsionismo lleno de sensualidad y magia consiguió que la audiencia se rascara el bolsillo. Quizás uno de los momentos más apoteósicos de la noche lo consiguió Jaime Ocaña, genio y figura, con su sketch del folio número 5. Ya lo avisaban, es Kabaret señores, aquí está permitido todo, o casi todo. Sí, desnudos incluídos.

Y por último salieron los chicos de Dadá, y desde estas líneas quiero remarcar lo que han crecido no sólo como grupo, si no como colectivo. Dadá es rock, es punk, es teatro. Dadá es el grupo que todos queremos tener y eso es algo que emociona. Sonaron versiones como Born to be wild, Bailaré sobre tu tumba o Fiesta Científica (bien secundada por Dani Ro, B Boy y Menikmátiko en las rimas). Además travistieron sus temas propios en una orgía con el público: El baile zombie, Cuando llego a casa solo y borracho, El doctor Amor…Finalmente y tras La canción del tres (una improvisación -esperemos- con Jaime Ocaña) se despidieron del público con Play that funky music junto al resto del Kabaret.

¿Cuánto vale la satisfacción del trabajo bien hecho, de la ilusión y del arte? Eso depende de todos nosotros, el público. Y seguimos con los Pilares.

 

Stabilito, D.
[email protected]
http://diegostabilito.blogspot.com

Fotos:www.freemancreacion.com

DADÁ

Te podría interesar

Niños Mutantes. Las Armas, 11/11/17 Por Stabilito, D.

CRÓNICAS: NIÑOS MUTANTES+ DÛRGA. Las Armas. 11/11/17. Por Stabilito, D.

El día en que murió Chiquito de la Calzada el mundo necesitaba razones para seguir, …