Martes, 22 Agosto 2017
Inicio / Crónicas / ENRIQUE BUNBURY. Pabellón Príncipe Felipe, Zaragoza 3/12/10

ENRIQUE BUNBURY. Pabellón Príncipe Felipe, Zaragoza 3/12/10

No recuerdo su nombre pero sí su cara ilusionada. Cuarenta y seis años, casado desde hace trece años y con más de una veintena de conciertos de Enrique Bunbury a sus espaldas. Comentaba entre otras cosas que había ido a clase del desaparecido Mauricio Aznar, que había estado en los conciertos míticos de En Bruto y además presumía de conocer a la perfección el concierto que se avecinaba pues había estado en el de Valencia de hace unos días. Reconozco que al principio me incomodó su insistencia en hablarme al oído, en agarrarme del brazo y en anticiparse al artista en la selección de los temas, no obstante su alegría y frases míticas como “después de Labordeta, Enrique es lo mejor de Aragón” me “calaron hondo”. Y este sentir no es exclusivo de mi vecino de concierto, el Pabellón Príncipe Felipe agradeció la visita del hijo pródigo con aplausos, ovaciones, dos orejas y el rabo.

Las Consecuencias Tour pasó por la ciudad maña sin pisar un teatro, el sitio perfecto para el show. No obstante, se intentó adecentar el pabellón deportivo para la ocasión pero la audiencia a la cuarta canción ya abandonó las sillas y rompió en filas, lógico por otra parte. Y es que como su admirado Leonard Cohen, Bunbury quería un concierto de esos de escuchar y aplaudir, sin embargo esto solamente sucedió durante la primera parte, es decir la dedicada a la última obra maestra del maño, Las Consecuencias (asustar un poco), Ella me dijo que no, De Todo el Mundo para en Los habitantes ya adueñarse del recinto el rock.

Los Santos Inocentes ejercieron de perfecta banda para el lucimiento vocal y escénico del héroe local y vaya que si lució. Un perfecto control de la voz en temas como El Rescate, Enganchado a ti, Sácame de aquí o Infinito para pasar a la garra de El hombre delgado que no flaqueará jamás, Lady Blue, Hay muy poca gente o . Hace poco salió el “tributo” que hicieron artistas consagrados a Héroes del Silencio y a Bunbury…bien, servidor piensa que se lo podían haber ahorrado (válgame Elvis), si hay alguien capaz de versionear a la perfección a Bunbury es el propio Bunbury, y si no escuchen las revisiones de El Extranjero (folk mediterráneo), Iberia Sumergida (rock fronterizo) o Sólo si me perdonas, quizás la menos acertada debido a su celeridad.

Para el final lo más nostálgico, la colaboración con Javier “Panchito” Iñigo del Huracán Ambulante que nos deleitó con el manejo de la trompeta en la sorpresa de la noche Bailando con el enemigo y con …Y al final. Aplausos, sonrisas y muestras de amor. Y ya para finalizar y con el personal plenamente entregado al karaoke general, La chispa adecuada. Una vez más no flaquearon las fuerzas, Bunbury se ha sabido ganar a la ciudad a base de himnos, de fuerza y de orgullo. Esta crónica va para ti querido desconocido, porque tus ganas y tus aplausos no quedarán en nada, una noche más somos felices y eso, lo crean o no, es lo que importa en estos tiempos de bajos vuelos.

Bunbury en Zaragoza
ENRIQUE BUNBURY. Pabellón Príncipe Felipe, Zaragoza 3/12/10

Stabilito, D.
[email protected]
http://diegostabilito.blogspot.com

Fotos: Ángel Burbano
 

Te podría interesar

CRÓNICAS: Rufus Wainwright. Teatro Principal de Zaragoza, 6/6/17. Por Stabilito, D. y Ángel Burbano

Hay noches mágicas por los acontecimientos que ocurren por casualidad, otras, sin embargo, vienen programadas …