miércoles, 18 octubre 2017
Inicio / Crónicas / M-CLAN. Sala Oasis, Zaragoza. 10/12/10

M-CLAN. Sala Oasis, Zaragoza. 10/12/10

Realmente es de agradecer que uno de los mejores grupos de rock españoles vuelvan a encauzar su obra, y que lo hagan con tanto acierto es más que loable. M Clan han vuelto a la senda que marcaron sus dos primeros discos, la raíz americana, el soul, el blues, y el gran público que les sigue (ayer Sold Out en la Oasis) no tiene queja alguna, más bien al contrario. Ayer los murcianos regresaban a Zaragoza, una plaza donde no han estado acertados en sus últimas visitas sin embargo con su espectacular concierto se redimieron de sobra. Venían los chicos con nueva banda y acompañados de una sección de metales, la noche prometía ser épica y bastaron los primeros acordes de Calle sin Luz para ver que la cosa iba en serio.
Como si fuera la vuelta de los Black Crowes nacionales la banda fue desgranando temas de su última grabación, Para no ver el final. Y sólo cuando tenían ya encauzado el concierto soltaron sus temas más radiados, como si se los quisieran quitar de encima pronto, ya saben el Serenade de la Steve Miller Band (vale, Llamando a la Tierra para los infieles), el Maggie May de Rod Stewart (vale, Maggie Despierta) y Carolina (ésta se queda tal cual). Después la fiesta del rock se apoderó de un Carlos Tarque en estado puro, el animal que todo lo puede, el que se hace una fotografía en medio del concierto, el que pide un mechero y se lo queda, el que va de un lado a otro e incluso canta de vez en cuando, y cuando ésto ocurre servidor considera que es si no el mejor uno de los más grandes frontman que jamás ha visto actuar.
Inspirados por el calor de la audiencia, mucho más dispuesta que nunca, M Clan soltaron piezas de una acertadísima selección de toda su carrera: Perdido en la Ciudad, Volando Alto, Miedo, Hasta la Vista Rock and Roll…A destacar los nuevos fichajes Coki Jímenez e Iván González que han dotado a la sección rítmica del empuje que le faltaba (ambos rodaron antes con Amaral y la complicidad es evidente), hecho demostrado en Pasos de Equilibrista y su conexión con Baba O’Riley de The Who, sencillamente genial. El climax llegó con la interpretación del blues Se hizo de noche cuando te conocí, la garra que imprimió el grupo terminó en una orgía apocalíptica de electricidad y rock and roll.
Para el tercer bis y con todo el pescado vendido decidieron que Quédate a Dormir sería su última baza para un partido ganado antes de haberlo comenzado. Las caras, los aplausos, las ovaciones se fundieron con los gestos de agradecimiento de un grupo que ahora sí puede decir que ha conquistado Zaragoza. El Templo de la Calle Boggiero, una vez más, sumó puntos en la historia de la nocturnidad de la ciudad y del rock en particular. Sean buenos y prudentes con los turrones y malos e inconscientes con la elección de sus conciertos, acertarán a buen seguro.
 
Stabilito, D.
[email protected]
http://diegostabilito.blogspot.com
 
M CLAN EN OASIS

Te podría interesar

Joaquín Sabina, junio de 2010 en el Príncipe Felipe de Zaragoza, por Ángel Burbano.

CRÓNICAS: Joaquín Sabina. Pabellón Príncipe Felipe, Zaragoza. 12/10/17. Por Alejandro Elías

Una de las citas musicales más importantes –o al menos más esperadas- de estas Fiestas …