domingo, 22 octubre 2017
Inicio / Entrevistas / Entrevista a CAROLINA GUTIÉRREZ. Directora del PLASTIDEPOP
Los menores pueden ya acceder a todo tipo de conciertos en Aragón
Los menores pueden ya acceder a todo tipo de conciertos en Aragón

Entrevista a CAROLINA GUTIÉRREZ. Directora del PLASTIDEPOP

El pop es un estilo de música, pero para mucha gente también puede ser una forma vivir y de ver el mundo que le rodea. Ya lo decía un deprimido John Cusack en Alta Fidelidad: “¿Escucho música pop porque estoy triste o estoy triste porque escucho música pop?”. Sin embargo, el pop también puede ser una manera de dar color a la vida y alegrar el día más nublado. Eso debe pensar Carolina Gutiérrez Miera, directora  del festival Plastidepop, por el que han pasado algunas de las bandas más luminosas de este país. La idea: pasar el mejor rato posible durante un fin de semana con buena música y amigos. Funcionó. Ocho años después, por su cartel han pasado nombres tan importantes de la música de este país como Lori Meyers, Ellos, Triángulo de Amor Bizarro, La Habitación Roja, Astrud o La Casa Azul. Y lo que queda.
Los Campesinos! y Cats on Fire son los grupos internacionales que actuarán por primera vez en el Plastidepop y les acompañarán Nadadora, Maga, Estereotypo, #Fo, Los Cigrones, Capitan Sunrise y varios DJs. Un cartel de lujo para un festival que es único en esta ciudad. Carolina lo sabe y es consciente de que este año hay una mayor expectación. La semana pasada aproveché un tapeo con ella para hacer un repaso de su historia y cómo se plantea el futuro.
¿Cómo surgió la idea de crear un festival de música pop en Zaragoza?
Con mi amigo y co-fundador del Plastidepop, Willy, siempre hemos ido a muchos festivales y en 2003 descubrimos el Easy Pop Weekend. Lo que más nos llamo la atención fue lo cercano y divertido que era: te relacionabas con los organizadores, los músicos, el público… Y así, a altas horas de la madrugada se nos ocurrió hacer algo parecido en Zaragoza. Al año siguiente así fue.

Siendo que no teníais experiencia en la organización de festivales, ¿os resultó muy difícil sacar adelante el proyecto?

Tuve la suerte de que en aquel momento colaboraba con el Festival de Jóvenes Realizadores de Zaragoza y conocía a la concejala de juventud de entonces. Acudí a ella para buscar subvenciones, le presentamos el proyecto y le gustó. Yo creo que le pareció algo nuevo y que no había nada parecido en aquel momento. Después, buscamos ayudas en varios bares de Zaragoza (El Central, El Fantasma de los ojos azules…), el parque de atracciones y, por supuesto, de amigos. Al año siguiente ya nos empezó a subvencionar cultura.
¿Os resultó difícil contactar con los grupos?
No. Pensamos qué grupos nos gustaban, buscamos su web y les escribimos con nuestra idea. El primero con el que contactamos fue Fangoria. Hablé con Mario Vaquerizo, que fue muy majo y se interesó por el festival. Sin embargo, al poco tiempo me escribió diciéndome que no podían venir porque estaban acabando de grabar su nuevo disco. Contactar con los grupos es lo más divertido, lo malo es conseguir el dinero.
Después del éxito del primer Plastidepop (en el que tocaron Ellos, Astrud, Superputa, Lkan, o La Costa Brava, entre otros), la segunda edición os resultaría más sencilla de organizar…
Pensamos que nos iría igual de bien, pero perdimos bastante dinero (Carol se lo toma con filosofía y se ríe). Por lo menos así aprendimos algo de picardía.
¿Cómo confeccionáis el cartel?
Con nuestros gustos propios. Si nos gustan, los traemos. Aunque llega un momento que tienes que venderte, en el buen sentido de la palabra. La idea principal era traer grupos nacionales, pero ahora hay que crecer y ser más ambiciosos por la competencia que hay. Preferimos no repetir grupos en el cartel, de hecho sólo lo ha repetido uno en siete años… adivinad cual…

¿A quienes os habéis quedado con ganas de traer?

A La Buena Vida. Soy amiga de Pedro, bajista del grupo, y lo he hablado más de una y dos veces con él, pero el grupo ha sufrido algún cambio y es difícil que se junten para dar un directo. Pedro ya tiene el hotel reservado para venir este año, le gusta mucho el festival. También me hubiese gustado mucho traer a Chucho, que nunca los he podido ver, y a Sr Chinarro. Obviamente, me hubiese encantado tener a Los Planetas, pero son muy caros. Por lo menos pudimos traer a Grupo de Expertos Sol y Nieve (el otro proyecto de J).

Después de siete ediciones, ¿Cuáles son algunos de los mejores recuerdos que se te han quedado?

El primer año estuve emocionada de principio a fin. Viví al máximo cada concierto. Además, vinieron muchos amigos, que lo hicieron muy especial. En lo estrictamente musical me quedo con Astrud, Ellos, Lkan, Un Pingüino en mi ascensor, Los Soberanos, La Costa brava, La Casa Azul, Nosotras, Cola Jet Set, Hidrogenesse, Lori Meyers, Grupo de Expertos, Vacaciones… sé que me dejo muchos, pero son de los que me acuerdo ahora. Los malos recuerdos, por suerte, no tienen nada que ver con la música ni con los artistas.
El año pasado decidisteis trasladar el festival a las Playas de la Expo, ¿por qué ese cambio?
La Sala Oasis había tenido algunos problemas con la licencia y comenzamos a barajar otras opciones. Estuvimos tanteando el Café Hispano, pero no nos entendimos bien con la dirección y no salió adelante. Tampoco pudimos hacerlo en los centros cívicos porque a las doce de la noche hay que desalojarlos. Con el cartel ya cerrado aún no teníamos sala y estuve a punto de dejarlo, llamar a los músicos y disculparme. Al final, Sergio Vinadé y Rafa Angulo me dieron ánimos y me plantearon la posibilidad de realizarlo en las Playas. Al principio no me convenció, cuando fuimos a conocerlo hacía mucho frío, y me pareció muy desangelado. Me siguieron insistiendo y me explicaron que haría mejor tiempo, que montarían una carpa cubierta… Bueno, y seguí adelante, más que nada por las bandas. Al final, quedé encantada.
Ahora que lo ves de otra manera, ¿qué ventajas crees que tiene este espacio respecto a la Oasis?
Tanto yo como los músicos, estábamos encantados con la Oasis. Tiene una estructura preciosa, muy buen sonido y unos cómodos camerinos.  Sin embargo, el festival sólo se podía celebrar hasta las dos de la madrugada y no se podía salir del recinto. En cinco horas de festival, la gente necesita tomar el aire, sacar dinero, comer algo… Ahora en las Playas tenemos puestos de comida, merchandising, la posibilidad de alargar la fiesta hasta las cinco de la mañana y las consumiciones algo más baratas.
La edición del año pasado se abrió a estilos más diversos y ahora estrenáis cartel con bandas internacionales. ¿Hasta dónde queréis seguir creciendo?
Nunca he pretendido hacer un festival grande, este formato me encanta. Con que acudan unas 400 personas me sobra, así disfruto más de la gente. No me gustaría llegar a ser como un FIZ (Festival Internacional de Zaragoza) o algo así, aunque soy consciente de que en esta edición es posible que venga más gente. Bueno, eso espero, porque hay muchos gastos… Como novedad, estamos pensando en hacer una actividad nueva que consiste en ofrecer a la gente un sitio donde comer todos juntos. Conseguir juntarnos a tomar unas tapas amenizado por música Plastidepop en manos de DJs. A ver si sale, es una manera de dar una continuidad al festival durante el día, y que la gente se relacione durante todo el fin de semana.
¿Cómo ves el futuro del Plastidepop?
Llega a un momento que después de tantos años te planteas si quieres perder tu tiempo en organizar el festival. Este año me llegué a plantear a no hacerlo, pero mucha gente se ofreció a ayudarnos. Veo que hay gente que le tiene cariño y no quiere que se pierda. Al final merece la pena, llega el año siguiente y te vuelves a meter en el “fregao”.

¿Qué esperas del cartel de este año?

Creo que hemos logrado un buen cartel. Hemos trabajado mucho y hemos contactado con casi 30 grupos, algo que nunca habíamos hecho. Cada vez se nos hace más difícil hacer la selección del cartel. Llegamos a contactar con Shout Out Louds o Fanfarlo. Tengo muchas ganas de ver a Los Campesinos! Ya me los perdí en un Summercase y me quedé con muchas ganas. Por suerte, organizo un festival y he podido traerlos a Zaragoza.  También tengo curiosidad, porque creo que me van a sorprender, por Nadadora.
En un tiempo en el que los festivales salen por todas partes, ¿cómo valoras la fuerte competencia que existe?
Procuramos no entrar en ninguna lucha. Ahora se crean festivales sin ningún tipo de criterio: mezclan sin pudor Placebo con Ojos de Brujo, por ejemplo. Somos de la opinión de que hay que distinguirse de los demás. Creo que los festivales funcionan mejor fuera de las ciudades, los ayuntamientos se vuelcan más y se crea muy buen ambiente en general. En Zaragoza el problema son los patrocinios, tienes que ser un proyecto muy atractivo para que apuesten por ti. Por otro lado a la gente le cuesta mucho decidirse, cuando no le convence el cartel, no le convence el precio, o no le encajan las fechas. El caso es que nosotros montamos un festival para que haya alicientes nuevos en la ciudad, se disfruten, aunque no se conozcan, de los grupos y relacionarte con un montón de gente. La venta de entradas anticipada siempre nos sorprende, el año pasado habíamos vendido 25 abonos a falta de dos días. Esperemos que este año la gente se porte y compren la entrada antes. Además, con los 300 primeros abonos regalamos un reloj muy bonito con el logo del festival.
Lo que sí cuidamos mucho es la elección de la fecha,  este año tuvimos que adelantarnos para no coincidir ni con el Polifonik (Barbastro) ni con el Tremendo Pop (Monzón).
Entonces, ¿qué ventajas crees que posee el Plastidepop frente a otros festivales?
Cuidamos mucho a los grupos. Les ofrecemos, un buen hotel y buena comida. Los tratamos con cariño. Hay festivales en los que no me gusta nada el backstage. Creo que los grupos agradecen estas cosas.
¿Alguna anécdota curiosa en estos ocho años?
Debo decir que los grupos, en general, han sido muy amables y lo han hecho todo muy fácil. Al tener la oportunidad de conocerlos tan de cerca han surgido muchas anécdotas, desde las pruebas de sonido, hasta el después del festival. Al ser la más reciente, me acuerdo que el año pasado hubo una curiosa, pero es extramusical. Vinieron a las Playas Juan Alberto Belloch (alcalde de Zaragoza), acompañado por su mujer, y Jerónimo Blasco (consejero de Cultura y Grandes Proyectos). No sé qué hacían porque no pude acercarme a saludarlos porque llegaron al comienzo de la jornada y yo estaba muy liada en ese momento. Cuando me acerqué, ya se habían ido, aunque creo que llegaron a ver dos conciertos. Le mandé a Belloch una carta de agradecimiento y dos camisetas.
¿Estás muy atenta a lo que sucede en la escena musical de Zaragoza?
Debo reconocer que soy muy perezosa para descubrir nuevos grupos, pero todos los años metemos una banda local en el festival. Me dejo aconsejar por la gente, amigos y escucho lo que me mandan las discográficas. Digamos que me lo tienen que dar todo mascado… Personalmente de aquí me gusta mucho Tachenko, Copiloto, Big City, De Vito… El año pasado hice una fiesta de presentación en Zaragoza y conté con la actuación de Capitán Sunrise (amigo del festival). Su sonido tan pop me encantó y este año forman parte cartel. Por eso, las fiestas de presentación también pueden ser la antesala de la actuación en el festival. Ahora estoy buscando un grupo para que toque en la fiesta que haremos el 11 de marzo en La Lata de Bombillas. ¿Voluntarios?
Jaime Oriz
CAROLINA GUTIÉRREZ

Te podría interesar

ENTREVISTA: Nacho Estévez “El Niño”. Por Santi Gutiérrez

Este viernes se celebra en Pirineos Sur una noche muy especial : «Latido Latino ». Durante más …