Martes, 22 Agosto 2017
Inicio / Crónicas / DECALLES. Casa del Loco, Zaragoza 25/3/11

DECALLES. Casa del Loco, Zaragoza 25/3/11

El Rock and roll, ese género que lejos de caer en el desuso, a pesar de que ya han pasado muchos años desde que Chuck Berry o Elvis Presley lo llevasen a un público masivo, sigue conquistando y fascinando a los más jóvenes. Ya queda muy lejos esa búsqueda de comportamiento rebelde, eso ya está superado, pero su sonido sigue sonando en miles de locales de ensayo de todo el mundo. Mutaciones ha tenido de todo tipo, pero hay quienes han optado por seguir bebiendo de las fuentes originales. Decalles son un ejemplo de todo esto: son muy jóvenes y sus composiciones podrían haber sido compuestas hace décadas. ¿Y qué nos pueden ofrecer estos zaragozanos? Pues poco y mucho. Poco porque no descubren nada nuevo; y mucho porque da gusto ver a un grupo con la pasión y fuerza que demuestran en el escenario los cinco integrantes del grupo.
Ya han pasado casi dos años desde su interesante primer Ep, La noche que matamos al Barman, y por fin han podido presentar su segundo trabajo, Canencia. Por lo que pude presenciar el pasado sábado en La Casa del Loco, casi completamente llena de un público muy joven, Canencia no se va a apartar de la fórmula que tan buenos resultados había dado: una mezcla de temas dinámicos con medios tiempos con regusto stoniano. Salieron a por todas y comenzaron con ese hit infalible llamado La noche que matamos al barman y poco a poco fueron mezclando antiguas composiciones con las nuevas (Mi sitio, Tiempo perfecto, Chicas de cuero…).
Si algo está claro de Decalles es que es una excelente banda de rock and roll con  unos músicos con un gran talento. Willy García (al bajo), Paul Den Holder (a la guitarra solista) y Diego Martelli (teclados) son unos valores seguros en un escenario, llenos de recursos y de carisma. Y precisamente de esto último va sobrado su cantante, Javi Martelli, que sabe dejarse la piel en que da estrofa que entona. Su público disfrutó, pero más disfrutaron ellos mismos, algo necesario en esto del rock and roll. Una pega les pongo: conocida su versatilidad y dado que varios miembros tocan en grupos de estilos muy diferentes, se echa en falta cierto riesgo, que les separe de otras propuestas para poder despuntar completamente. Eso ya está en sus manos, pero sencillamente puede que les dé exactamente igual. Actitud que se le dice.
 
Texto y fotos: Jaime Oriz
 
Decalles

Te podría interesar

CRÓNICAS: Rufus Wainwright. Teatro Principal de Zaragoza, 6/6/17. Por Stabilito, D. y Ángel Burbano

Hay noches mágicas por los acontecimientos que ocurren por casualidad, otras, sin embargo, vienen programadas …