Lunes, 26 Junio 2017
Inicio / Crónicas / THE WAILERS. Sala Oasis de Zaragoza, 4/3/11

THE WAILERS. Sala Oasis de Zaragoza, 4/3/11

Vaya por delante que servidor no es un gran conocedor del reggae y centra sus vivencias en las noches pasadas en La Estación de Zumalacarregui con sus eternas sesiones de música rastafari. Vaya por delante también que un concierto de The Wailers sin humo en la audiencia es raro. ¡Vaya, que servidor es un tipo tan cerrado que no entiende lo uno sin lo otro! Culpo únicamente a mi persona de salir descontento de la Sala Oasis la noche de ayer, y es que, como siempre, las expectativas son traicioneras.
Afirmaba Aston Barret en la víspera que su único propósito era tocar el legado de la música jamaicana por excelencia, The Wailers ayer lo hicieron. Dos horas de música reggae en vivo, muchos ya solamente con eso se mostraron satisfechos. Otros, más preocupados por mostrar su actitud y peinado, lamentaron la pérdida de los veinte euros que costaba la entrada. Al abajo firmante no le queda más remedio que lamentar la ausencia de grandes clásicos y enuncio: No woman no cry, Buffalo Soldier, Three Little Birds, Get Up, Stand Up, I shot the sheriff, One Love
Para ser justos he de decir que el show tuvo sus momentos mágicos, especialmente en la instrumentación, la base rítmica hizo un ejercicio académico de cómo tiene que sonar el reagge. Los tres cantantes pasaron sin pena ni gloria, claro que la figura de Bob es demasiado alargada y ni los juegos vocales con las dos coristas tuvieron su fruto. Así pues se palpó en el ambiente que Is this love o Could you be loved no tuvieron el punch que requerían. Y la cosa se notó más si cabe en la descafeinada interpretación de Redemption Song, en la que guitarra y voz sonaron sin alma, elemento fundamental en el género.
Resumiendo: Omael dio el aprobado al concierto con su incienso en primera fila, la mayoría del público salió satisfecho del recinto aunque sólo fuera por verse las caras en un ambiente tan rasta y por último y más importante Bob Marley agrandó más si cabe su figura al ver como los restos de su banda (Family Man) siguen aprovechando el “legado” sin pena ni gloria.

Texto y fotos: Stabilito, D.
[email protected]
http://diegostabilito.blogspot.com
 
THE WAILERS EN ZARAGOZA

Te podría interesar

CRÓNICAS: Rufus Wainwright. Teatro Principal de Zaragoza, 6/6/17. Por Stabilito, D. y Ángel Burbano

Hay noches mágicas por los acontecimientos que ocurren por casualidad, otras, sin embargo, vienen programadas …