sábado, 23 septiembre 2017
Inicio / Entrevistas / SHERIFF

SHERIFF

Lo reconozco, me pierden los grupos de rock que surgieron en los 90. La música que escuchas cuando tienes 15 años hace mella en el corazón de una manera que no se puede comparar con nada que se descubre posteriormente. Poseo discos maravillosos que ocupan un lugar preferente en mi estantería, pero no es lo mismo. Es un sentimiento comparable al recuerdo de los veranos de la infancia. Creo que algo parecido le pasa a los miembros de Sheriff, tres músicos enamorados del sonido de los 90 (con Dinasaur Jr, Sonic Youth y demás maestros del noise a la cabeza). Con su primer disco, Shortcomings and skills, demuestran que la buena música no entiende de modas. Me ofrecieron realizar la entrevista un domingo en la terraza de Le Pastis; acepté, por su puesto. Además, tuve suerte y salió un día soleado ideal para echar unas cañas a las orillas del Ebro. Ese mismo día, Rafa Angulo, de King of Patio, presentaba el disco en una sesión musical matinal que también incluía Spiritualized, Dogs Die in Hot Cars y otras delicatesen. Javi es el que lleva la voz cantante de la entrevista, pero bajo la atenta mirada de sus compañeros, Jordi y Carlos. También se acercaron por la mesa el propio Angulo y el artista Luis Diez, diseñador de la portada del disco y melómano confeso que no desaprovecha cualquier ocasión para colaborar con músicos (ya lo ha hecho con Bunbury, Nacho Vegas o Julio de la Rosa).

Lo que más llama la atención de vuestro disco es la cuidada producción y las claras reminiscencias al sonido de los 90, ¿fue algo buscado o simplemente surgió?

Es algo que nos dicen mucho pero no nos lo tomamos como algo malo, sino como algo bueno. La música que nos gusta es la de esa época. A veces, ceñirte a un estilo puede ayudar a componer, y hace que suene mejor. No sé cómo se grababa en los 90, pero la grabación tal y como suena no ha sido fácil conseguirla.

¿Pretendéis reivindicar algo con esta producción?

No, es lo que nos gustaba y lo que salía es lo que nos quedábamos. El productor, Borja, creo que también le gustaba este sonido y se nota. Ha sido algo muy natural.

¿Cómo definirías el sonido de los 90?

Directo, sin demasiadas complicaciones de producción: sonido natural, caña y melodía. Hubo gente que buscaba la melodía perfecta. Si tenemos que quedarnos con gente de esa época, escogemos a Dinosaur Jr, Debadoh… J Mascis (risas). Había muchos grupos interesantes, como Nirvana o Pearl Jam. Pero bueno, que conste que también escuchamos a muchos grupos actuales. El rock es rock, pero siempre queda la nostalgia.

¿Pensáis que el sonido de los 90 está a punto de volver? Ya lo ha hecho madchester o los 80…

Yo creo que sí. Aunque no somos nada nostálgicos y los tres escuchamos de todo, somos de una quinta que nos marcó. Además, creemos que la música va adelantada a la moda. De hecho, mira, ya han vuelto las camisas de cuadros. Ahora está de moda el folk, y continuación volverá el grunge o así. Me gusta que a veces cuando vamos de bares, los chavales ponen discos de hace más de 10 años. Y lo viven. Hay gente de ahora que está descubriendo eso. La música nunca muere. Es una pena que en cuestión de tres años todos los bares que ponían esa música, como El Limbo, cerraron. Pero si se pone esa música otra vez de moda, pues volverá a sonar y volveremos a salir… (risas).

¿Qué echáis en falta en la música de ahora?

Creemos que la mejor música de la historia se hace actualmente. No se echa nada en falta, nada en concreto. Si a caso, el que se promocione más la música en general. Sólo se hace una buena campaña de promoción de la comercial. Hay grupos de ahora que condensan 40 años de rock. Se hace música de los 60, 70, 80, 90… Eso no se había dado nunca.

A parte de la producción, ¿de qué estáis más contentos del disco?

Del buen rollo que hemos tenido en todos los procesos. Especialmente, estamos muy contentos del trato de Rafa Angulo, que ha apostado por nosotros y ha sido sincero en todo. Para mí es un honor; es un referente de esta ciudad, y que apueste por ti, te motiva. El otro día en la Ley Seca le vimos disfrutar. Y la gente creo que también disfrutó. Los amigos no te suelen decir los defectos que tienes, pero valoramos mucho la opinión de amigos, como Big City o Huracan, que no son muy dados al peloteo.

¿Os costó mucho acabar el disco?

La grabación fue muy rápida, una semana o dos. Pero claro, tenemos unos años y tenemos que currar… Te quita mucho tiempo. Empezamos en serio en octubre. Lo habíamos intentado antes, pero lo dejamos una temporada, porque no nos gustaba lo que salió.

¿En qué punto se encuentra ahora Bronski?

Estamos con muchas ganas de volver a tocar, después de 5 años. Esta parada con Sheriff nos ha servido para cogerlo con más ganas. El otro día nos juntamos con Miriam y ya tiene algunas cosas preparadas. Pero que conste que Sherrif va  a ser un proyecto para largo. De hecho, ya estamos pensando en un próximo trabajo y ya sabemos cómo sacarlo. Nos ha invitado Cristian de Picore a su estudio y prepararemos un par de temas para el otoño, para un EP. Pero queremos sacar el segundo disco dentro de un año. Tenemos que ir rápido, porque realmente nos queda poco para disfrutar de esto, no se sabe que es lo que va a pasar.

¿Cómo van los conciertos de presentación?

El fácil tocar en Zaragoza. Lo que cuesta es que vaya la gente, que somos siempre los mismos. El problema es la cultura musical de España. La gente cuando entra a un bar donde hay un concierto se va. Eso paso siempre y no es lógico. En Argentina todo el mundo conoce  a Dinosaur Jr, y aquí nadie. Por lo menos siguen saliendo nuevos lugares donde tocar. Por ejemplo, La Ley Seca últimamente se lo está currando mucho y ha mejorado bastante el sonido.

¿Cuáles son los más próximos?

El viernes 29 en La Lopez, dentro de la fiesta Casa en Llamas, junto a The Patinetttes e In Materia; y el jueves 19 de mayo, también en La López como teloneros de Friska Viljor, una banda sueca que aún no conozco a nadie al que no le guste. Con ellos también estaremos en Moby Dick (Madrid) el día 22. Después de verano intentaremos hacer una pequeña gira por el norte, con amigos de esa zona.

Hace poco entreviste a Antílope, de Volador, y me comentó que para darse a conocer nunca haría duetos con según que artistas, pero que sí compartiría escenario con gente que no le gusta, ¿vosotros qué es lo que nunca haríais?

Con gente tipo OT, nunca. Bueno, si Chenoa se vuelve grunge, igual sí (risas). Hay gente que nos ha dicho de colaborar pero no hemos querido. Ya que no  ganamos dinero, hacemos lo que nos gusta. Con Bronski aprendimos que no se puede decir que sí a todo.

¿Por qué optáis por cantar en inglés? ¿Le dais menos importancia a las letras que al sonido?

Lo buscamos por sonoridad, en español no pega nada. La verdad es que prima el sonido sobre la letra, aunque tampoco queremos hacer letras de cualquier cosa e intentamos cuidarlas. Cuando éramos jóvenes no entendíamos nada de los grupos que nos gustaban y nos encantaba la música. Además, luego escuchas sus  letras y te defraudan. Desde luego no hacemos letras como Elvis Costello.

¿Lo tenéis como un referente?

El nombre de Bronski viene del propio Costello. Es un tio muy ecléctico y por eso mismo soy más de sus canciones que de discos. Haremos una versión suya en el próximo concierto en La Sala López.

 

Texto y fotos: Jaime Oriz

Sheriff, entrevista para Aragón Musical

Te podría interesar

ENTREVISTA: Nacho Estévez “El Niño”. Por Santi Gutiérrez

Este viernes se celebra en Pirineos Sur una noche muy especial : «Latido Latino ». Durante más …