Domingo, 25 Junio 2017
Inicio / Crónicas / MOLOTOV. Sala Oasis. Zaragoza, 19/6/11

MOLOTOV. Sala Oasis. Zaragoza, 19/6/11

Uno no tiene la oportunidad de ver todos los días a uno de sus grupos preferidos de la adolescencia. En mi caso pude saldar la cuenta pendiente gracias al retorno a la Madre Patria de los pinches compadres Molotov. Los mexicanos son unos de esos grupos maltratados por la cultura del gran hit; en su caso el salir a todas horas en las emisoras más comerciales les hicieron ganar una gran masa de público que tal como vino se fue con el paso de los discos. El caso es que muchos pensaban que el grupo se había separado (en parte debido a los rumores que propagó la propia banda y que dejó como recuerdo el álbum Eternamiente).

Ahora Molotov “regresa” (si es que alguna vez se fueron) con las pilas cargadas y con un disco en directo bajo el brazo, Desde Rusia con amor, motivo de la gira “Don’t you know we’re Loco” con la que se están recorriendo media Europa. Esta vez los gallegos Dakidarria se encargaron de calentar el ambiente ya de por sí enfervorecido tras el éxito del 19J. Tras la dosis de ska le tocaba el turno al Punk-Rock mexicano, directo a la sien de un público que dejaba a la Sala Oasis con media entrada, algo lógico por otra parte tratándose de un Domingo.

La contundencia de Molotov no solamente se plasma en el uso de letras feroces, es también el buen uso de sus instrumentos lo que hace que cada canción suene como una bomba atómica, y créanme que en este caso el uso de dos bajos está justificado. Comenzaron fuerte con Amateur para seguir desgranando una lista de grandes hits sin despreciar ninguno de sus discos, para que se hagan una idea pudimos deleitarnos con Parásito, Frijolero, Here We Cum, No deje que el Peje lo apendeje o las que quizás le suenen más a un lector desconectado Gimme tha Power, Voto Latino o Más vale Cholo (que no choleitor). Con los cuatro miembros intercambiándose los instrumentos y mostrando en todo momento el buen ambiente que respira el grupo (lanzamiento de púas, mensajes encubiertos…) escupieron canciones como Mátate Teté o Chinga tu Madre, e incluso se atrevieron a realizar Rap, Soda y Bohemia, una rareza incluida en su álbum Molomix y que mexiconea con gran acierto el Bohemian Rapsody de los Queen.

Para los bises tal vez lo mejor, Puto con pogo incluido y Rastamandita con invasión del escenario por parte del público femenino. Banderas mexicanas, tricolores, crestas de cinco manos y unas litronas de sudor con rostros de auténtica satisfacción. Lo pasamos bien chido y los cabrones bien lo saben. Vuelvan pronto malditos culeros.

 

Texto: Stabilito, D.
[email protected]
http://diegostabilito.blogspot.com

 
Fotos: Ángel Burbano
 

Molotov en Zaragoza

Te podría interesar

CRÓNICAS: Rufus Wainwright. Teatro Principal de Zaragoza, 6/6/17. Por Stabilito, D. y Ángel Burbano

Hay noches mágicas por los acontecimientos que ocurren por casualidad, otras, sin embargo, vienen programadas …