lunes, 23 octubre 2017
Inicio / Columna / ADIÓS A LA ESTACIÓN

ADIÓS A LA ESTACIÓN

Es inminente. En solo unos días, sin fecha fijada, uno de los locales más emblemáticos del Aragón musical cerrará sus puertas en Zaragoza para emprender nueva etapa en México DF. La Estación del Silencio se ha quedado a unos meses de cumplir 25 años pero hay prisa por emprender nuevos proyectos. José Manuel Martínez 'Boch' como virtuoso chef, y Antonio Estación, la otra media naranja de La Estación, con el nuevo local mexicano.

Ha sido un cuarto de siglo en el que sus paredes no han dejado de escuchar música y conversaciones de artistas y seguidores de la cultura en general.

Los horarios europeos no han jugado a favor de este local precisamente. Incluso se vio obligado a cerrar sus puertas durante unas semanas en 2005.

Aquellos fines de semana eternos descubriendo nuevas músicas en un local repleto de ávidos por cosas diferentes, quedaron atrás hace algunos años. Un servidor era muy joven, las cosas se ven de diferente manera antes de los veinte. Quizás fuera eso. Es importante remarcar que la Estación seguía viva. DJs, fiestas temáticas y público fiel, a pesar de los horarios cada vez más alejados de la madrugada, son buena prueba de ello. Los bares que le rodearon antaño fueron chapando sus puertas convirtiendo a este lugar en un oasis rodeado de nada.

Veías habitualmente a gente haciendo fotos. Peregrinos desconocedores de zonas de marcha, de leyes y de pasados. La Estación del Silencio estaba allí, en ese inóspito lugar céntrico, pero era seguida y admirada desde muchos sitios del mundo. Ahora cruzará el charco y nos dejará huérfanos por aquí pero dará vida a la cultura mexicana como hizo en su momento con Zaragoza.

El próximo 23 de diciembre en la Sala Oasis viviremos el adiós definitivo y el agradecimiento que quieren dar a 25 personas y colectivos en sus premios EDS de Plata a 25 años de música. Todos recordamos los premios de la Estación del Silencio que comenzaron en su décimo aniversario y duraron unas cuantas temporadas. Llegaron, incluso, a convivir un año con los Premios de la Música Aragonesa. Siempre intentamos, desde nuestros premios, ser un relevo digno.

Ayer, entrevistando a Antonio Estación para Aragón Musical Tv, me di cuenta del alcance de la pérdida. Agua salada que separa dos mundos. La Estación del Silencio como puente. Lloraremos de tristeza en Zaragoza y de alegría en México DF.

Noticia relacionada y entrevista picando aquí

Sergio Falces
[email protected]
cuandoelebrosuena.com

Te podría interesar

COLUMNA: El Ánchel va de rule por la ciudad. Agosto 2015 (1/2). Por Ánchel Cortés.

VA DE REYES … DEL RNR, OF COURSE Más de una vez he comentado tanto …