lunes, 23 octubre 2017

DADÁ

Estos chicos de Dadá, me robaron el corazón la primera vez que los vi actuar en un concierto. No conocía ninguna de sus canciones, pero eso no evitaba que me pusiera a bailar y que cantara, junto con el resto del público, las frases que captaba. El grupo está formado por Álvaro, cantante, Duni, bajista, Pablo, guitarrista, Javier, batería, Encarni, Pato y Ana, las coristas y J.J., que aunque dice no ser del grupo, aporta sus breves monólogos en todos los conciertos. Y es que Dadá no se limita a tocar música. También buscan divertir y desinhibir al público con sus canciones, su humor gamberro y su estética cabaretera.

¿Cómo surgió Dada?

(Álvaro). Surgió por un anuncio del Cipaj. Empezamos ensayando en el parque. La  formación ha ido cambiando desde 2004. Conforme pasó el tiempo empezamos a hacer más teatro, adquirió mas peso. El último que se incorporó fue  Pablo, ya que cambiamos de guitarrista.

(Encarni). Decidimos hacer una cosa que no se ve, que de momento no ha hecho nadie: mezclar música y teatro en directo, sin llegar a realizar un concierto teatralizado, con un aire desenfadado, provocador,… Es dadaísmo, es romper con lo que hay.

¿Por qué ese nombre para el grupo?

(Álvaro). Porque el dadaísmo buscaba quitarle al arte toda esa seriedad que había adquirido, pues se había convertido en algo muy burgués y trascendente. El dadaísmo quiso darle una vuelta a todo eso.

¿De dónde salió la idea de vestiros de mujer, con ligeros, medias…?

(Duni). Eso surgió primero de manera fortuita. Hicimos una fiesta en Territorio Detroit, la zona de la Cartuja donde hay un colectivo de artistas de distintas disciplinas. Allí había una fiesta cuya temática era el cabaret y salimos disfrazados de eso. Ahí nos dimos cuenta de que funcionaba muy bien. Otra cosa que hemos visto con el tiempo es que va muy bien para dar una excusa al público para desinhibirse, ya que la gente es muy vergonzosa, pero cuando ve a unos tíos en ligeros dice: “Yo no puedo ser peor que estos. ¿Cómo no voy a bailar?”.

¿Cuál es vuestro grupo más influyente?

(Duni). Cada uno es de su padre y de su madre y todos hacemos nuestras aportaciones.

(Álvaro). Nos gusta Led Zeppelin, The Police,… También Siniestro, Alaska… Cogemos cosas de toda esta gente que hacía gamberradas. Nos gusta el rock variado.

(Duni). El objetivo es tocar música y que sea una manera de pasarlo bien.

¿Hay algún tema nuevo a la vista?

(Álvaro). Hay alguno nuevo que este año ya se ha visto, como “No puedo parar”. Y hay ideas, así que, en cuanto acabemos los bolos que tenemos pendientes nos pondremos a componer.

¿Cómo veis el panorama musical aragonés?

(Duni). Hay muchos grupos y muy buenos.

(Encarni). Que trabajan, se lo curran… Y hay salas que favorecen que haya conciertos. Lo que hay que intentar es fomentar esto último.

(Ana). Si no salen de los locales de ensayo… No puede haber tal panorama musical si no hay conciertos para que eso se vea.

(Javier). Es un desastre. Si vives de esto, agárrate. Es difícil que te aprecien estando en Aragón. Hay mucha gente que se dedica al teatro, a la música, etc., y aquí no les va bien, pero si se van fuera, seguro que les irá bien, porque si han aguantado aquí, macho… Están hechos para cualquier terreno.

¿Cuál ha sido vuestra mayor barrera para poder empezar a ser conocidos?

(Álvaro). Yo creo que la dificultad principal es conseguir que vengan personas a verte tocar. Tienes que ofrecerles una propuesta de ocio que destaque, que consiga moverlos de su casa.

(Encarni). Otra barrera es la burocracia administrativa, el punto este de hacerlo todo legal. Debería haber más facilidades en ese aspecto.

(Álvaro). No hay formas legales y sencillas con las que puedas montar tu sociedad. Las pequeñas empresas culturales no tienen muchas facilidades.

¿Qué preferís: ir a festivales o montar vosotros solos un concierto?

(J.J.). Las dos cosas.

(Duni). A mí me gustan más los festivales, porque viene a verte mucha más gente que no te vería si no es porque a lo mejor ha ido a ver a otro grupo, y de extra, te ve a ti.

¿Cuál es el mejor momento en vuestra carrera musical en Dadá?

(Duni). Ha habido momentos muy bonitos. La Sala Multiusos, el premio al mejor EP, tocar en el Teatro Principal, la hoguera de San Juan,…

(Álvaro). Hubo una anécdota que creo que es lo más bonito que nos ha pasado. En la Cincomarzada había una anciana viéndonos y le dijo a una que tenía al lado: “Yo tengo noventa años. Cuando tengas mi edad te darás cuenta de que la vida es esto”.

¿Y vuestro peor momento?

(Álvaro). Una vez tocamos en un garito en el que acabábamos las canciones y nadie nos aplaudía. No nos insultaban ni nos decían nada, se quedaban callados.

(Duni). Los conciertos en pueblos son duros, porque te viene a ver gente que no esté predispuesta a ver cosas como Dadá: abueletes, por ejemplo. También al final del bolo ha habido veces que nos han llegado a decir: “Chicos, ha estado muy bien, pero no os vamos a volver a contratar jamás”.

(Encarni). Hemos tenido más buenos momentos que malos, y los malos los hemos convertido en buenos.

¿Tenéis pensado repetir el Kabaret Callejero que hicisteis en las Fiestas del Pilar del año pasado?

(Álvaro). Sí, lo estamos preparando para Pilares. Serán menos días, solo dos. Me parece que el ayuntamiento nos pondrá escenario y equipo técnico.

¿Y alguna otra anécdota que podáis contar?

(Pablo). Nos fuimos el fin de semana al Festival de cine de terror de Obuxo y…

(Duni). Como ya sabéis, el Obuxo tiene, entre otras cosas, un concurso de videominuto que se tiene que realizar durante el festival con los medios que tengas. Y nosotros, después de cargar la furgoneta, de empalmada y siendo ya de día, grabamos con un móvil cutre un vídeo que resultó primer premio.

(Álvaro).Yo cuanto más lo veo, más me doy cuenta de lo malo que es.

(Duni). Queremos pedir perdón al resto de participantes, que hicieron un trabajo digno. También es muy divertido ir a comprar lencería. Ya somos unos entendidos. Las queremos de silicona, con rejilla ancha,… Por otra parte, nos han dicho que estamos buenas por detrás. Luego cuando nos damos la vuelta la cosa se va al traste.

¿Cómo definiríais al público que acude a veros?

(Duni). Ecléctico, diverso.

(Álvaro). Desde punkarras, niños, señoras mayores…

(Encarni).Y por lo general, sean de la edad que sean, tienen ganas de pasárselo bien.

Texto y foto: Goretti Muñoz

Dadá

Te podría interesar

ENTREVISTA: Nacho Estévez “El Niño”. Por Santi Gutiérrez

Este viernes se celebra en Pirineos Sur una noche muy especial : «Latido Latino ». Durante más …