Sábado, 24 Junio 2017
Inicio / Crónicas / CYAN. El Poeta Eléctrico, Zaragoza 22/10/11

CYAN. El Poeta Eléctrico, Zaragoza 22/10/11

¡Visiten nuestro bar! Toda una declaración de intenciones y es que, tras varios meses abierto, Diego Stabilito todavía no se había dignado a visitar el templo de Residencial Paraíso, claro, hablo de El Poeta Eléctrico. Y no será porque no programen con un gusto exquisito o no pongan los mejores Gin Tonics de la ciudad. Tal vez sea el miedo al tigre…El caso es que el lugar se antoja como uno de los mejores recintos de la ciudad para conciertos íntimos, personales y seguramente inolvidables.

El otro componente para que la noche fuera más atractiva lo puso Cyan, grupo catalán pujante que intenta confirmarse como una de las grandes esperanzas del pop-rock patrio. Y lo hacen con una mezcla de buen gusto proveniente del pop británico con tintes épicos y todo ello aderezado con la personalísima voz de Javi Fernández, sin lugar a dudas la marca del grupo. No obstante lo que más me sorprendió de su directo fue el trabajo de las dos guitarras (Gorka Dresbaj y Jordi Navarro): complementarias, seductoras, punzantes, capaces de matarte y de resucitarte al instante tras las últimas estocadas de una sección rítmica quizás demasiado contundente para un recinto de las características de El Poeta Eléctrico.

Cyan confían en sus canciones, se las creen desde el primer acorde, las cantan a todo pulmón y las defienden a capa y espada, y eso el público lo nota estableciéndose una gran conexión. Muestra de ello fue la interpretación acústica de Congelados por la estela con toda la audiencia en el suelo escuchando atentamente. La base del concierto fueron las canciones de Historias para no romperse, un disco necesario y escondido que espera llegar a muchos más oídos. Temas como Volando eléctrico (con el cual comenzaron el recital), Estrella Mutilada o En mi nave reflejan el buen hacer del grupo catalán, letras quebradoras e interpretación sublime. Calma fue la representante de su primer disco y quizás una de las más aclamadas por el público.

También tuvieron tiempo para acordarse de Quique González con su versión de Salitre, eléctrica, acelerada y muy acertada. Y es que un grupo que se acuerda del cantautor madrileño no puede estar equivocado. El concierto, corto pero muy intenso, finalizó con Te deslizas, un broche final perfecto para romper cuellos y caderas de un público extasiado (y eso que la audiencia maña es bastante “cabrona”). ¿Cuándo la gente se dará cuenta de que la felicidad se encuentra en las salas musicales? Esperamos que tú hayas captado ya el mensaje y que te muevas rápidamente pues tal y como están los tiempos la Interpol puede presentarte en tu casa y acusarte de traición a la música.

 
Cyan en Zaragoza

Te podría interesar

CRÓNICAS: Rufus Wainwright. Teatro Principal de Zaragoza, 6/6/17. Por Stabilito, D. y Ángel Burbano

Hay noches mágicas por los acontecimientos que ocurren por casualidad, otras, sin embargo, vienen programadas …