lunes, 11 diciembre 2017
Inicio / Crónicas / SIDONIE + LOVE OF LESBIAN. Interpeñas 12/10/11

SIDONIE + LOVE OF LESBIAN. Interpeñas 12/10/11

No tenía pensado ir en un principio al concierto de Love of Lesbian. Últimamente, el grupo de Sati Balmes y compañía me ha quitado bastante tiempo y quería tenerlos una temporada en barbecho. Pero la nula oferta musical con cierta calidad en estas tristísimas fiestas del Pilar dejó en evidencia que era el mejor recital que se podía encontrar en diez días de celebraciones. A pesar de que el recinto de Interpeñas no me inspiraba excesiva confianza, decidí acudir.

Completaban el cartel de la noche Sidonie, que salieron al escenario antes de lo esperado, a las 21:45 (en la entrada ponía a las 22:00 y los programas de fiestas a las 23:00). Lo mejor que puedo decir de su actuación es que pusieron ganas y se mostraron solventes. Sin embargo, sus nuevas composiciones (ya adelantaron temas de su inminente nuevo trabajo) demostraron que todo lo interesante que pudieron parecer en sus comienzos ha sido diluido en melodías y estribillos del montón con mucha pose molona rockera. Por lo menos rescataron canciones del pasado (Sidonie goes to Varanasi) que aguantaron el tipo y debo reconocer que El incendio, con la que acabaron el concierto, tiene su aquel. Eso sí, el momento a capella del cantante con sus fans emocionados, como dijo alguien entre el público, fue digno de un Bustamante cualquiera.

Y con Love of Lesbian mis peores temores se hicieron realidad: el sonido de garrafón hizo acto de presencia. Durante los primeros 20 minutos a penas se pudo distinguir instrumento alguno más allá de un bombo plomizo, un zumbido de fondo y la voz desganada de Santi Balmes. Y es que los creadores de 1999, salieron con pocas ganas, con Club de fans de John Boy para quitársela de en medio rápidamente. Sin embargo, a medida que el sonido iba mejorando (o mis oídos se iban acostumbrando), lo mismo pasaba sobre las tablas. Sin material nuevo que presentar, hicieron un repaso a sus tres discos en castellano; pocas novedades, pero ninguna pega a un concierto en el que suena Niña imantadaLos colores de una sombraMi personalidad, Noches reversibles… Y de nuevo, un nuevo triunfo de los catalanes, con catarsis colectiva final. Quizás ya no sorprenda su espectáculo festivo con gafas de colores, disfraces y la verborrea de Balmes, pero su entrega en el escenario es apabullante. Fue de agradecer el nuevo enfoqué en algunas canciones (Allí dónde solíamos gritar, Incendios de nieve) respecto a sus últimas visitas y la inclusión de nuevas que no estaban en sus repertorios (Houston tenemos un problema, Marlene la vecina del ártico).

Por último, una recomendación. Es de suponer que ahora estarán una temporada alejados de los escenarios, preparando su nuevo disco. Si alguien va a echar de menos el universo lesbiano, les recomiendo el libro Nubes con la mente, un tributo literario de fans de Love of Lesbian.

 

Texto: Jaime Oriz
Fotos de archivo: Ángel Burbano
 
Love_of_Lesbian_el_22_de_abril_de_2010_en_la_Sala_Oasis_5.jpg

Te podría interesar

L.A. en la Sala López

CRÓNICAS: L.A. en la Sala López. 1/12/17. Por Alejandro Elías

El pasado viernes pudimos ver sobre el escenario de la sala López a una de …

Inicio / Crónicas / SIDONIE + LOVE OF LESBIAN. Interpeñas 12/10/11

SIDONIE + LOVE OF LESBIAN. Interpeñas 12/10/11

¿Recuerdan al personaje que interpreta Darío Grandinetti en Hable con Ella (Pedro Almodóvar, 2002)?, sí, ese mismo que tanto se emociona cuando escucha atentamente a Caetano Veloso cantar el Cucurrucucú Paloma. Pues así, en cierta parte, me sentí en la noche de ayer. Y es que si para algo sirven las canciones es para crear emociones, para empatizar con los versos sonoros, para despertar gestos ocultos y para sentir, sobre todo para sentir. Y eso es algo que logró ayer el señor (caballero, don, sir) Santi Balmes con su interpretación de Allí donde solíamos gritar, los pelos de punta y un nudo en la garganta que a día de hoy sigo sin conseguir desanudar. Pero no adelantemos acontecimientos que la noche dio para mucho más.

Por razones que no logré averiguar (ni, por supuesto, entender) Sidonie salieron mucho antes de la hora marcada. Cosa de “antirockstars” y de la que ya se ha desmarcado el grupo con una nota en las redes sociales y cito textualmente “Las consecuencias de este error (cuya responsabilidad es totalmente ajena a Sidonie y a su agencia), sin duda terminaron afectando a quien menos lo merece: el público que vino a vernos y la propia banda que, ilusionados con la presentación del nuevo disco, incluso nos vimos obligados a reducir nuestro repertorio.”. Otro gran pero fue el terrible sonido que tuvo la carpa principal de Interpeñas. ¿Solución? Tratar de evitar pisar el recinto en todos los Pilares, nos ahorraremos riñas con policías nacionales, pisotones de quinceañeros borrachos (¿ande vas co?) y precios poco populares. Gracias a los dioses del Olimpo el concierto no fue lo multitudinario que creía que iba a ser y se pudo disfrutar, ya saben: 12 de Octubre, blanco y en botella.

El caso es que Sidonie comenzaron fuertes, se les reconocen ganas e ilusión por sacar su nuevo trabajo, “El Fluido García” y eso que ayer solamente estrenaron tres temas: Tormenta de Verano, A mil años luz y El Bosque. Cierto es que la psicodelia parece ocupar el primer plano en su nuevo espectáculo (Sidonie goes to Varanasi, Sidonie goes to Moog, Feelin’ Down) pero ello no quita lugar para la interpretación de canciones como Fascinado, El Incendio, Un día más en la vida o Giraluna (con Marc Ros a capella) que quizás sean las que más hayan calado en el público masivo. Guitarras crudas, mucha actitud y el espacio allanado para el concierto lesbiano.

Sin lugar a dudas el de Love of Lesbian hubiera sido el “CONCIERTO” de Pilares de no ser, “one more time”, por el mal sonido. Siento ser redundante pero no considero que fueran las condiciones idóneas para el precio de la entrada cuando salas de segunda división están ofreciendo mejores condiciones por menos dinero. El grupo catalán salió del paso y ofreció, según mi valoración, su mejor concierto en la ciudad en años (y ya nos han visitado unas cuantas), intentando alejarse del ambiente festivo que les caracteriza y centrándose en las canciones. Y comenzaron acertados con Club de fans de John Boy para luego desgranar sus grandes clásicos en castellano: Noches reversibles, La niña imantada, Los colores de una sombra, Mi personalidad, Incendios de nieve, Segundo Asalto

Llevan tres años presentando 1999 y la banda se nota más que rodada, con poco espacio para la improvisación pero con un Santi Balmes al frente que no es grande, es cósmico. Todo ello aderezado de estribillos fáciles para el personal y letras llenas de metáforas imposibles que hacen que sea el grupo de moda (y un blanco para los críticos de colmillos afilados). Para los bises se guardaron lo que la gente aclamaba, Houston, tenemos un problema (con Sidonie a los coros), Me amo, Algunas Plantas (tocada en directo por ¿primera vez?), Marlene, la vecina del ático, Te hiero mucho y Miau. Para finalizar la consabida coreografía con la repetición de Algunas Plantas y es normal, tan complicado baile merece ser disfrutado hasta por el peñista más borracho.

En resumen un gran concierto (de ambos grupos) con un pésimo sonido y es aquí donde al abajo firmante le entra la duda. El dinero va por encima de la música, eso está claro dentro del sistema capitalista que hemos heredado de nuestros ancestros pero… ¿y si por una vez fuera al revés? La revolución está cerca, saquen el dinero de sus bancos y preparen sus mecheros, si no nos dejan escuchar la música tendremos que cantar nosotros.

Stabilito, D.
[email protected]
http://diegostabilito.blogspot.com

Foto de Sidonie de archivo: Ángel Burbano

Sidonie_en_el_anfiteatro_de_la_Expo_el_8_de_julio_de_2010_8.jpg

Te podría interesar

L.A. en la Sala López

CRÓNICAS: L.A. en la Sala López. 1/12/17. Por Alejandro Elías

El pasado viernes pudimos ver sobre el escenario de la sala López a una de …