miércoles, 18 octubre 2017
Inicio / Grabaciones / JEZZ BELLS & CHABI BENEDÉ. Cartas de Navidad (Apopkephe, 2011)

JEZZ BELLS & CHABI BENEDÉ. Cartas de Navidad (Apopkephe, 2011)

Apopkephe, con ese nombre nos presenta Pedro Popker su última ocurrencia. Para ponerles en antecedentes, este freak de la música aragonesa lleva años proponiendo locuras a los que le rodean, unas con más acierto que otras pero todas con la misma pasión e ilusión. Su última fechoría ha sido montar un sello discográfico totalmente indie, metaindie incluso. Y claro, los frutos pronto caen del guindo en forma de canciones. Sabida es su pasión por la música negra y todo lo que ello conlleva, Elvis, góspel, Alabama, soul…

Y por qué no hacer un disco de villancicos en Aragón. A la manera internacional podemos citar a Elvis, Sinatra, Queen, Aretha Franklin, Bowie…si hasta Pearl Jam regalan canciones navideñas cada año. La peculiaridad del invento radica en el estilo escogido, una fusión de jazz con soul, y con los tocados por la mano de Popker: Chabi Benedé y Jezz Bells. Al primero le conocemos de sobra, tanto en solitario como acompañando a cantautores como Nico Casinelli o Hernán Filipini, ha demostrado su buen hacer tanto en guitarra como en voz. Jezz Bells realiza su primera incursión en el mundillo avisando que tiene voz y cuerda para rato, y si es por el camino que lleva estaremos congratulados de su avenida.

El disco, sin más pretensión que el dar a estos días una banda sonora diferente a los casettes caseros que atormentan a los cuñados en las cenas familiares, suena delicioso. Acústico pero con fuerza, muy digno. Presenta mejores resultados en los temas anglosajones que en los castellanos, tal vez sea porque servidor tiende a irritarse cuando el Invierno toca a la puerta. Peace in the Valley, acompañada por hammond, se lleva la palma, sin desmerecer a la rítmica This Christmas o a Joy the World con sonido añejo y renos en el reflejo. Y para los nostálgicos de la Península apunten las versiones de Adeste Fideles y del Tamborilero, Raphael aprueba esta reseña.

Pueden estar tranquilos mientras superhéroes a la sombra, como Pedro Popker, velan por nuestra seguridad cual caballero oscuro en la azotea de la Torre del Agua. Quizás esta sea la mayor frikada del año pero aquí estamos, cómo no, para contarla. Pueden adquirirla a un precio irrisorio y regalarla como un buen amigo invisible, gustará tanto a abuelas como a biznietos y quedará como el/la yerno/nuera ejemplar. Pasen felices días y disfruten por la que pueda caer.

 
Portada

Te podría interesar

MONOTONE – NETA (Autoeditado, 2017)

GRABACIONIES: MONOTONE – Veta (Autoeditado, 2017). Por Stabilito, D.

¡Ey motherfuckers! Monotone han vuelto a la carga. Los zaragozanos recargan la energía más brutal …