lunes, 11 diciembre 2017
Inicio / Contenidos / CRÓNICA: LOS MORGAN INTERPRETAN CAMINO SORIA (Ciclo Deversiones). Sala López, Zaragoza 12 de Abril de 2012. Por Stabilito, D.

CRÓNICA: LOS MORGAN INTERPRETAN CAMINO SORIA (Ciclo Deversiones). Sala López, Zaragoza 12 de Abril de 2012. Por Stabilito, D.

Reconozco que no soy fiel admirador de Gabinete Caligari, de hecho no paso del Grandes Éxitos, sin embargo sí que me tengo que arrodillar ante esa joya que fue Camino Soria y que cada cumpleaños se ve más joven. Y eso que el tiempo ha denostado el carácter arrollador, arrabalero y provocador del grupo que proclamó ser fascista (en estos tiempos que corren lo más provocador sería decir que son capitalistas, banqueros o empresarios forrados). A Jaime Urrutia siempre le he tenido cierto cariño, en la distancia eso sí, con el único recuerdo de un desafortunado teloneo a Bunbury en el Príncipe Felipe que casi termina con la existencia de bolígrafos de Telefónica. De Los Morgan también guardo un buen recuerdo, de su etapa como Insulina Morgan vaya. De hecho sigo pensando que Desolado sigue siendo uno de los grandes temas de la historia del pop aragonés.

El nuevo proyecto sigue teniendo a Gabi Morgan como su abanderado, voz peculiar, personal y más cercana al whisky que al vermut, no sé si me explico. El grupo, en el que hasta tres generaciones distintas coinciden sobre el escenario, afrontó el difícil reto de tocar las nueve canciones del disco clásico de Gabinete Caligari. Y quizás no fue un concierto redondo por algún fallo sin importancia y por un sonido que no dejaba adivinar la guitarra solista. Es por esto que canciones como El rugido del tigre o La Fuerza de la Costumbre perdieron “punch” con respecto a su versión original. No obstante hubo momentos de sobresaliente como las interpretaciones de Tócala, Uli, Como un pez o Suit Nupcial. La base rítmica sonaba más que contundente, algo que dotó a las canciones de más celeridad y que hizo olvidar completamente el sonido ochentero del vinilo (servidor es de los anti-baterías con reverberación). Camino Soria supuso el final de la primera parte, el descanso para el cigarrillo y el borrón y concierto nuevo, hecho para quitarse el sombrero, una vez más, con este Ciclo Deversiones.

Para la segunda parte Los Morgan siguieron con su actitud chulesca pero ésta vez defendiendo sus propias canciones. El cambio se notó y no sólo por la incorporación del excepcional guitarrista Paul Den Holder (entre él, Pit Martelli al teclado y Willy García al bajo podríamos sacar hasta veinte grupos diferentes, ¿esta gente no duerme?) sino porque los temas propios tienen la fuerza que le faltó al set “caligarista”. Margot, Gramola o el próximo megahit Caras de Felicidad, remontaron el concierto para dejar con satisfacción impresa  en las faces asistentes. Por supuesto dejarán su huella en una futura grabación, finales del 2012 si mal no recuerdo y si los Mayas no aciertan.

Como reflexión final cabría aplaudir a los insurgentes que día tras día hacen oídos sordos de la famosa crisis (maldición no he conseguido acabar la crónica sin citarla) y se arriesgan alineando a los astros y dotando a la noche zaragozana de propuestas más que interesantes. Bécquer y Machado hubieran quebrado sus románticas y modernas caderas al son de Los Morgan. Tú no lo hiciste, preferiste quedarte en casa lamentando la pérdida de una libertad que nunca existió. Cuando estemos en las trincheras seguiremos cantando a los bares y riéndonos de los niños que juegan con escopetas de verdad.

 

Stabilito, D.
[email protected]
http://diegostabilito.blogspot.com

Foto de Archivo, en El 21 de Huesca.

 

Te podría interesar

Sho-Hai con Sergio Falces tras la grabación del Podcast Diez de diciembre de 2017

Diez #34: Sho-Hai repasa sus diez temas favoritos de todos los tiempos

El miembro de Violadores del Verso, Sho-Hai, acaba de editar su segunda referencia en solitario: …