lunes, 11 diciembre 2017
Inicio / Contenidos / GRABACIÓN: LOS CHICOS VOODOO. Vuelve a comenzar. Autoeditado, 2012. Por Diego Stabilito

GRABACIÓN: LOS CHICOS VOODOO. Vuelve a comenzar. Autoeditado, 2012. Por Diego Stabilito

La música, esa bestia parda que devora cualquier atisbo de raciocinio; aquella que no atiende a ninguna muestra de comprensión activa y te hace perder la cabeza en cada pulso. Todos coincidiremos en que la pasión que tiene un grupo nobel es incomparable a la  del pasar de los años, y en esto, Los Chicos Voodoo, son expertos, y ojo que la empresa no es fácil. Plasmar la pasión en una grabación es cosa complicada pero si por algo destaca este  “Vuelve a comenzar” es por eso mismo.

Con ritmos frenéticos, metales nacidos de la Motown y Wah-Wahs quebrantacaderas se presentan los brujos de la ciudad del Cierzo. Mensaje directo, sin tiempo para versos enrevesados ni poesías ocultas. La voz de Jesús Viñas ejerce de maestra de ceremonias para conseguir que cada estéreo se convierta en una improvisada pista de baile. Funk it, el primer corte, avisa de las intenciones. Directo, sin mentiras ni impostes que valgan. Conforme avanza el disco descubrimos la importancia de trompeta y saxo en cada canción siendo sin lugar a dudas uno de los puntos fuertes del álbum. En unos momentos cercanas a la frontera de Tijuana (Dame más), en otros con maquillaje y cabello a lo afro y, ¡cuidado!, que en ocasiones se atreven con el ska (La llave).

Líricamente Los Chicos Voodoo se centran en el pensamiento directo, el del soñador que aprende en las noches de perversión. Quizás echamos en falta cierto poder trascendental en los tiempos que corren, pero no es ese el objetivo de la formación y éstos suman puntos cada vez que se acercan al plano festivo. Coros cuidados, guitarras y teclados con el justo protagonismo en momentos acertados, y una base rítmica que, acompañada de la percusión, lleva el peso de todas las canciones sin que nos demos cuenta. Así se presentan Los Chicos Voodoo, canciones de resaca, de noches sin final y de ceniza reposada. Y sí, son seres pasionales pero en ocasiones razonan y presentan cortes magníficos como el que da nombre al disco, “Vuelve a comenzar”. El trabajo visual es obra de Pedro Popker, qué quieren que les diga, magnífico como siempre.

Llénenles de piropos, de halagos, de aplausos sinceros y prepárense para vivir su fiesta. Todavía somos jóvenes y hasta que no podamos viajar con el Imserso tendremos que aguantar nuestras canas en discotecas de dudosa calidad y en discos rayados.

 

Stabilito, D.
[email protected]
http://diegostabilito.blogspot.com

 

Te podría interesar

Sho-Hai con Sergio Falces tras la grabación del Podcast Diez de diciembre de 2017

Diez #34: Sho-Hai repasa sus diez temas favoritos de todos los tiempos

El miembro de Violadores del Verso, Sho-Hai, acaba de editar su segunda referencia en solitario: …