Domingo, 20 Agosto 2017
Inicio / Contenidos / CRÓNICA: El Ánchel se va de Pilares 2013. Cap.10. Pa’l Pilar sale lo mejor. Por Ánchel Cortés.
Foto: ÁNCHEL CORTÉS pinchando en LINACERO CAFÉ

CRÓNICA: El Ánchel se va de Pilares 2013. Cap.10. Pa’l Pilar sale lo mejor. Por Ánchel Cortés.

Los Gigantes y la Procesión, tal y como se canta en la Zarzuela, en un acto y tres cuadros, ambientada en plenas fiestas pilaristas, Gigantes y Cabezudos que, con libreto de Miguel Echegaray e Izaguirre, hermano del insigne premio Nobel de literatura en 1904 José Echegaray (en cuya calle zaragozana mi buen amigo Rick Lacambra ha reabierto el histórico Interferencias como cantina hawaiana Kool Tiki Klub, ay no que está en la c/ Benavente que me lió con tan antiguos premiados) y composición musical del maestro Manuel Fernández Caballero, se estrenó con enorme éxito en el Teatro de la Zarzuela de Madrid el martes 29 de noviembre de 1898.

Este humilde cronista, ni se considera un gigante ni soy mucho de procesiones, salvo la emoción que me transmite la percusión utilizada en este tipo de actos, pero desde luego es un honor y un placer que ese prócer de la cultura rockero-zaragozana que es el insigne Luis Linacero siga contando conmigo en mi rol pinchadiscos o como de dice ahora Dj, para las grandes festividades patrias. Lo supuso el pasado Día De Aragón con una sesión de Vinilo y Vermut para TeaFm con título Give Folk a Chance –Labordeta y los demás- y también, con mayor emoción incluso, la que como Ánchel “Baturock Dj” Cortés (indumentaria tradicional aragonesa incluída) protagonicé en el Día Grande de las Fiestas Mayores en Honor de La Virgen del Pilar, tuvo como título; Aragón no sólo es País de Jotas, –Labordeta y los Demás II-.

Y en ese santuario del Rock and Roll aragonés sonaron durante unas cuatro horas (las dos primeras se podrán descargar en un futuro como podcast en TeaFm) una exquisita selección musical con un marcado carácter de producción nacional, de Labordeta a Más Birras, de La Bullonera a Mestizos, de Petisme a Ixo Rai, de Acolla a Cornamusa, de Somerondón a Dynamos, de la Orquestina del Fabirol a Golden Zippers, De Reo a Puturrú de Fua y muchos más que tuve el placer de poner a disposición de las orejas abiertas de la selecta clientela de tan digno establecimiento que tanto ha hecho y sigue haciendo por la educación musical de quien se place en visitarlo.

Foto: ÁNCHEL CORTÉS pinchando en LINACERO CAFÉ
Foto: ÁNCHEL CORTÉS pinchando en LINACERO CAFÉ

Gusto de comenzar mis sesiones de pinchadiscos en vinilo, of course, con la emocionante y emblemática Albada del abuelo Labordeta, que en la gloria de los buenos poetas y maestros esté, para continuar con la recordada canción Empieza el show del disco La pócima del amor de los oscenses Mestizos, así mismo gusto de terminarlas con el imprescindible y divertido Oh Ana de los Más Birras y por supuesto con ese enorme himno internacionalista que el la Canción de la Libertad de José Antonio Labordeta, en medio un quintal de temas de mi colección dando un guiño libertario a mi capacidad de improvisación como Dj que ahora se dice.

Aprovecho al circunstancia y por alusiones, je, je, confirmo de manera pública que yo no apoyé la iniciativa popular que hubo hace un tiempo para que la Canción de la Libertad se convirtiera en el nuevo Himno de Aragón; porque el actual con música del maestro Antón García Abril y letra de los poetas aragoneses Ildefonso Manuel Gil, Ángel Guinda, Rosendo Tello y Manuel Vilas me parece un himno muy digno y bien lírico, porque creo que la Canción de la Libertad no es sólo nuestro sino que pertenece a toda la Humanidad y porque puestos a elegir un tema labordetiano para himno de nuestro país, sin duda me quedo con el Somos. Completo este alegato proclamando que si al Parque Grande se le ha renombrado José Antonio Labordeta, pues bien, pero yo hubiera bautizado así al “anónimo” Auditorio de nuestra ciudad. Olé!

Bueno que me voy del tema pilarista, digo que la sesión (modestia aparte) fue un enorme éxito, el Café Linacero hasta los topes, algún inte ni me atrevía a pedir ni una cerveza, pues tanto Luis como sus bellas camareras casi no daban abasto. Me tuve que quedar un buen rato más atendiendo peticiones y al final entre gritos de otra, otra, jolio que a mis años me sentía como una estrella del Rock, ja, ja y a la fin la Jota de la Despedida de la Bullonera dio paso a la estupenda reedición de Al Este del Moncayo ya sin pinchar y me senté con la familia a tomarme tranquilico unas deliciosas tapas.

Como Luis me guardó la maleta con los vinilos hasta el lunes (gracias socio) aún pude pasar la Ofrenda acompañado de mi bellísima hija. Un besico a la Virgen y pasar un inte por casa, dejar a mi también bellísima esposa, a la que sigo amando locamente y sin cambiarme de ropa subir a aplaudir un ratico a esos estupendos folkyes que son la Cadiera Coixa que tocaban en la Multiusos, estupenda banda originaria de Monzón con un enorme futuro por delante, suenan muy bien y les deseo lo mejor, aún escuché un tema de Diouke, diálogo a cuatro voces con la kora, el violonchelo, el acordeón y la armónica y me salto a la Orquestina, a la que ya nombré en otra crónica, pues quiero cambiarme de ropa, ducharme, merendar algo e intentar llegar a los Bronson Funk que tocan a las 11 en la Plaza del Justicia.

Prueba superada, de verdad pienso que la cerveza zaragozana hace en mi cuerpo un rol similar al de la gasolina en los motores de combustión, sino no me lo explico. El caso es que el ratico que paso viendo a los Bronson, supone la Fiesta dentro de la Fiesta, sus directos son marchosísimos y descacharrantes, deseo con urgencia que el crowdfunding Siamm de Gonzalo y cia les produzca a estos tremendos un disco preto cuanto antes, pues sus directos son una caña y el sábado con la descojonante sorpresa de contemplar como mientras la música sonaba y todos bailábamos un reencarnado Charles Bronson se paseaba por el escenario entre miembros de la banda. Brutal!

Y sacando fuerzas de no sé yo donde (debe ser la energética birra zaragozana) aún me acerqué al Recinto Expo a menearme un ratico y a reirme como no con La Pandilla Voladora, otros que tal bailan, y cantan y hacen bailar y disfrutar a tope del rollo festivo. La nave de los locos aterrizó en Zaragoza y el barullo que montaron Muchachito Bombo Infierno, Albert Plá, el Lichis, Tomasito, El Canijo de Jerez, Diego Cortés y Tino Di Geraldo resonó por toda la Galaxia Interestelar. Vuelta pa casa que mañana juega el Zaragoza y no sé si llego a la Traca Final. Ánimo Ánchel que tú puedes, Ala maño!

Texto: Ánchel Cortés. Productor y Académico de Televisión y de la Música Aragonesa.

Te podría interesar

Kase.O en Pirineos Sur by Gustaff Choos

En exclusiva la jornada histórica de Kase.O desde Pirineos Sur en 2.22 minutos

Las pruebas de sonido, los entresijos de detrás del escenario, gente sin ropa dentro del …