Domingo, 20 Agosto 2017
Inicio / Contenidos / CRÓNICA: DUNCAN DHU. Sala Mozart, 14/12/2013. Por Alejandro Elías y Ángel Burbano.
Duncan Dhu el 14 de enero de 2013 en la Sala Mozart
Duncan Dhu el 14 de enero de 2013 en la Sala Mozart

CRÓNICA: DUNCAN DHU. Sala Mozart, 14/12/2013. Por Alejandro Elías y Ángel Burbano.

Duncan Dhu el 14 de enero de 2013 en la Sala Mozart, Zaragoza.
Duncan Dhu el 14 de enero de 2013 en la Sala Mozart, Zaragoza.

Lleno absoluto para ver el regreso a los escenarios del mítico grupo donostiarra Duncan Dhu. Diego Vasallo y Mikel Erentxun decidieron volver a juntar sus caminos de nuevo y emprender una gira de regreso precedida por un estupendo EP de 4 canciones con el que saciar la sed de novedades de sus viejos –y nuevos- fans. Con un sonido totalmente renovado, muy cercano al folk y a eso que llaman “americana”, impregnaron nuevos aires a sus canciones más famosas y a las que ellos consideran de mayor calidad, rescatadas del olvido para esta ocasión. Abrieron el concierto con algunas pizas no muy conocidas por el gran público y absolutamente cambiadas en cuanto a concepto y sonido, lejos de remitir a aquel que sonaba en sus discos de los 80. Ayudados por un batería, un teclista y dos guitarristas, el dúo vasco compiló en un repertorio acertadísimo sus mejores canciones. En muchas de ellas, nuevos instrumentos, como un pedal steel – tan usado en el folk y la música de raíz americana – o la armónica, tocada por un Diego Vasallo en estado de gracia que también se arrancó a cantar varias piezas con esa voz ronca y áspera que tanto le caracteriza desde ahace algunos años. Se llevó su merecida ovación. Mikel Erentxun es uno de los grandes, él lo sabe y su público lo sabe. Bailó como su ídolo, Elvis Presley, pero también jaleó a un público entregado desde el primer instante. Sus hits se uban entremezclando con esas canciones que reservaban para el anónimato, incluso con las nuevas piezas de su EP titulado “El Duelo”. Sonaron “No puedo evitar pensar en ti”, “Jardín de rosas”, “En algún lugar” antes de los primeros bises y la gente estaba ardiendo, jaleando desde su butaca a su grupo favorito de toda la vida. Luego, el primer bis, con “Rozando la eternidad” y “Cien gaviotas” y para el final dejaron “Mundo de cristal” y “Una calle de parís”. Un concierto único e irrepetible que abre de par en par el horizonte para Duncan Dhu, que han demostrado que tienen el futuro por delante y que son uno de esos grupos capaces de reinventarse en su regreso.

Texto: Alejandro Elías / Fotos: Ángel Burbano

Te podría interesar

Kase.O en Pirineos Sur by Gustaff Choos

En exclusiva la jornada histórica de Kase.O desde Pirineos Sur en 2.22 minutos

Las pruebas de sonido, los entresijos de detrás del escenario, gente sin ropa dentro del …