lunes, 23 octubre 2017
Inicio / Contenidos / CRÓNICAS: Letz Zep. Teatro de las esquinas, 30/1/14. Por Alejandro Elías
Letd Zep en Zaragoza
Letd Zep en Zaragoza

CRÓNICAS: Letz Zep. Teatro de las esquinas, 30/1/14. Por Alejandro Elías

El éxito de las bandas tributo o “cover bands” es ya un fenómeno a lo largo y ancho de todo el planeta. Una realidad que inunda el maltrecho mundo musical y que da oxígeno a un importante número de músicos que, de no ser a través de estas formaciones, su nivel de conciertos y por tanto de ingresos, se vería seriamente mermado. Este tipo de bandas han proliferado en los últimos años y se han multiplicado, de tal forma que quedan ya muy pocos grandes nombres de la historia del rock que no posean ya su propia –o propias- banda tributo. Esta temporada en Zaragoza hemos podido ver varias y muy recomendables; desde los maravillosos y precisos Pink Tones rindiendo tributo a Pink Floyd hasta los Fab Four, calcando la estética y el sonido de The Beatles, pasando por The Exploding Boys haciendo lo propio con The Cure. Esta semana era el turno de Led Zeppelin a través de sus paisanos Letz Zep. La expectación era enorme por varios motivos: sus cuatro miembros son ingleses, han sido reconocidos por los propios Plant y Page y son considerados la mejor banda tributo a Led Zeppelin del mundo. El precio de las entradas era acorde a esta expectación, entre 25 y 30 euros. Sin embargo, y de nuevo como dato sorprendente, el Teatro de las Esquinas se llenó hasta los topes. Y es que las bandas tributo, como he dicho antes, viven sin lugar a dudas su “edad de oro”. Salieron los cuatro y, en efecto, parecían los originales en la distancia, aunque quizá con más edad de lo que muchos habían imaginado. Cuando pusieron sus dedos en los instrumentos, el parecido llegó al extremo. Un sonido clavado al de Led Zeppelin salía atronador de las PA del teatro. Un sonido crudo, desgarrador, sucio y cargado de voltios. Batería, bajo, guitarra y voz consiguieron una compenetración perfecta y los temas del cuarteto británico sonaron como lo hacían en aquellos lejanos años 70. Canciones como “Good times, bad times” o “Comunication Breakdown” abrieron el concierto, a toda tralla. Con “Baby, i’m gonna leave you” se corroboró la gran destreza técnica de los cuatro componentes, pero destacó muy especialmente al virtuoso guitarrista que dio una soberbia lección a las 6 cuerdas durante toda la noche. Con temazos como “Dazed and confused”, “Black dog” o la acústica “Bron-Y-Aur-Stomp” llegaron al final apoteósico con “Starway to heaven” que hizo levantarse al público de sus asientos y cantar a voz en grito. La gente quería más y los Letz Zep se sacaron de la manga “Rock n’ roll” que esta vez sí, puso la guinda a una noche de alto voltaje.

 

Texto: Alejandro Elías / Fotos: Marcos Cebrián.

Letz Zep en Zaragoza
Letz Zep en Zaragoza

Te podría interesar

Hamlet. Fiestas del Pilar 2017, por Ángel Burbano

FOTOS: Fiestas del Pilar 2017. Por Ángel Burbano

Nuestro compañero Ángel Burbano se recorrió este Pilar 2017 las distintas plazas y escenarios de …