lunes, 18 diciembre 2017
Inicio / Contenidos / CRÓNICAS: THE DELTA SAINTS. Sala López. 28/09/14. Por Jaime Oriz
The Delta Saints, en la Sala López. Foto: Jaime Oriz

CRÓNICAS: THE DELTA SAINTS. Sala López. 28/09/14. Por Jaime Oriz

The Delta Saints, en la Sala López. Foto: Jaime Oriz
The Delta Saints, en la Sala López. Foto: Jaime Oriz

Parecían sacados de una revista de moda, de una de esas que en las que llevar barba poblada y estética del sur de Texas es lo más de lo más. Pero había una diferencia, ponganles a estos cinco muchachos unas guitarra, un bajo y teclado y una batería y verán de lo que son capaces. The Delta Saints son una endiablada máquina de hacer rock, así como lo entienden los americanos. Se ven tan perfectos sobre un escenario que casi dan rabia.

Hace un año reventaron La Ley Seca y rápidamente se corrió la voz de que esa actuación fue de las que se graban a fuego en la historia de una sala. Ahora regresan, y a un recinto de mayor capacidad, la Sala López. Y sí, también dejaron su impronta bien marcada. Venían a Zaragoza con un nuevo Ep bajo el brazo, “Drink it slow”, pero The Delta Saints es de esos grupos que no necesitan mucha excusa para salir a la carretera. Aunque de este trabajo es destacable la versión que incluye de “Crazy” de Gnarls Barkley, que en manos de estos americanos se transforma en algo completamente distinto y en directo alcanza cotas sublimes.

El repertorio no varió en exceso respecto a hace un año, pero sí que dio la sensación de una mayor ambición de expander su sonido. “Cómo recuerdan a The Allman Brothers” me comentaba un emocionado amigo. No le faltaba razón. La base de esta banda será blues pero saben cómo sacar jugo a todo la música han mamado de siempre: no es difícil encontrar restos de folk, boogie, country y de la psicodelia de The Doors, con una potente actitud rockera. The Delta Saints lograron otro de esos conciertos que tardaremos en olvidar.

De teloneros ejercieron Mama Kin, que no desentonaron en absoluto y que ofrecieron probablemente el mejor concierto que les he visto; el más rico en matices y con mejor sonido.

Texto y foto: Jaime Oriz

Te podría interesar

Proyecto Dharma participando en Aragón Musical 'EnVivo'

EnVivo #9: Proyecto Dharma presentan ‘Noches Enbruto’ y tocan dos temas

Ha habido tiempo también para hablar de aquella Zaragoza de los 80s y primera mitad …