Jueves, 17 Agosto 2017
Inicio / Noticias / Primer año sin RoscónRock
Roscón Rock. Por: Aragón Musical.

Primer año sin RoscónRock

Hemos hablado con uno de sus organizadores, Carlos Morte, sobre este evento sin precedentes que consiguió cumplir toda una década de vida.

Roscón Rock. Por: Aragón Musical.
Roscón Rock. Por: Aragón Musical.

“RoscónRock 2005-2014. D.E.P.”. Hoy es el primer 29 de enero, día de San Valero, patrón de Zaragoza, sin RoscónRock en los últimos diez años. Nacido a iniciativa de un buen puñado de músicos aragoneses, colectivos de DJs, y algún que otro loco más, desde el foro de opinión de Aragón Musical, aunque con el colectivo Aragón Musical echando una mano, nunca organizando, en 2005 nacía un evento sin precedentes que sacaba a un buen número de grupos y solistas aragoneses a los paseos y plazas del centro de Zaragoza. Esas ganas de los artistas de la época de hacer cosas fueron canalizadas a través de una asociación de músicos que se llamaría A.C.M.M.A. y de la que hablábamos en este mismo portal hace solo unos meses al cumplirse diez años de su creación. El nombre de RoscónRock se votó en asamblea en un local de ensayo. Este evento reivindicativo daría muchas vueltas y, por supuesto, mucho que hablar. Ya era tradicional ver el centro de Zaragoza tomado por los músicos cada antepenúltimo día de enero. Hoy, primer año después de la era RoscónRock, Carlos Morte, quien llevara en sus espaldas durante los últimos años el peso del tinglado, tiene al fin fiesta. Aprovechando que cuenta con más horas disponibles de lo habitual hemos querido hablar con él.

Primer 29 de enero de Carlos Morte sin el RoscónRock.
“Algo que haré seguro es dormir más de dos horas 😉 Además de no tener que estar reorganizando las bajas y altas de grupos de última hora para que todos puedan tocar sin que les falte material para poderlo hacer bien, y no estaré pendiente de la predicción meteorológica desde una semana antes…
Y por poner algún ejemplo más, no tendré que llevar los cascos puestos todo el día para comprobar una vez más que no nos nombran en la radio autonómica, ni para atender a los grupos o a los medios de comunicación que así lo requieran. Tampoco estaré estresado, ni tendré esa sensación indescriptible y satisfactoria al terminar el día. Seguramente, intentaré pasar el día con la gente a la que quiero, quizás quede con mis compañeros del grupo Segunda Piel para ensayar o tomar algo. Y me gustaría intentar escaparme a la montaña para pasar el puente, pero es poco probable”.

Recuerdos y anécdotas.
“Te puedo contar algo que me venga así de repente, pero no todo. Un año se rumoreó la posibilidad de que una vez acabadas las actuaciones íbamos a ir en manifestación hasta la puerta del Ayuntamiento de Zaragoza a quejarnos. Por la mañana me llamaron desde la Policía para consultar y advertirme que no habíamos pedido permiso y que no hiciésemos ningún recorrido, cosa en la que le di la razón, ya que ni habíamos solicitado nada, ni pensábamos hacer nada. Pero luego, a la noche, eso de las 20:30 horas, comenzaron a acudir a la zona de Plaza España varias furgonetas de policía y salieron un montón de antidisturbios tomando posiciones. Por si acaso, habían mandado a las tropas. Me resultó curioso verlo. También el año pasado advertimos al Ayuntamiento que no íbamos a tocar, que sería una reivindicación en silencio, y no era necesario que gastasen dinero colocando enchufes para la luz, o alquilando generadores, o preparando vallas y, sin embargo, no nos hicieron caso, realizando así un gasto y un trabajo innecesario por su parte. Todos los años había grupos de fuera de Aragón que escribían para saber cómo poder tocar en el RoscónRock, había que explicarles que era un festival en el que se pedía por la mejora de la situación musical aragonesa, no de Madrid, Valencia o Galicia, y que se hacía en una festividad local. El año que nos llevamos un Premio de la Música Aragonesa (en 2005 habiendo yo estado ayudando a la organización) y el que simplemente estuvimos nominados, estando yo ya como organizador, ese año tendría que habérselo llevado DeViZio. Ver a grupos de aquí en informativos nacionales; eso pasó varias veces, era muy satisfactorio y casi increíble que nos diesen cancha en esos rangos. Las pre-fiestas o post-fiestas que organizábamos antes o después del día 29, donde todos los grupos nos juntábamos a hablar y a tomar algo juntos, sonando nuestras canciones en el bar, entremezcladas con canciones famosas, y las jam-sessions, karaokes, guitar-hero y otras actividades que se montaban en las mismas. Varias veces, y esto siempre me ha encantado, me ha tocado ver a niños pequeños que se han acercado a los grupos para conocerlos o intentar tocar, incluso algún pequeñajo se ha puesto a darle a la batería o la guitarra con bastante buen tino. Si es que… llevamos la música en la sangre”.

Se echa de menos desde ya.
“Claro que lo echaré de menos. Pese a todos los males que me ha ocasionado cada una de las ediciones, han sido todas ellas muy satisfactorias. Y date cuenta que yo no lo parí pero le he ayudado a crecer y lo he mantenido vivo durante muchos años. Ha sido casi como ver crecer a un hijo propio. Echaré de menos sobretodo el descubrir cada año nuevas formaciones que suenan genial, e irles siguiendo la pista. Y sobretodo el conseguir avanzar en algún punto y mejorar un poquito la situación de nuestro panorama musical”.

Logros.
“Más de los que la gente piensa, algunos que se han conseguido y después han desaparecido, otros que además de conseguirse y quitarse han vuelto a reaparecer, y otros que afortunadamente aún permanecen completa o parcialmente. Aunque lamento que en los últimos años apenas ha habido avances”. Los logros están especificados en este link.

Razones del fin.
“Hace dos años ya avisé a todos los grupos que habían participado que el siguiente año sería mi último año, y que si alguien quería coger las riendas, que le ayudaría en esos últimos dos años, nadie lo hizo. Y el año pasado tanto en rueda de prensa, como en las reuniones con los grupos participantes, como por mail a los más de 318 grupos participantes en anteriores ediciones, como en el escrito que publiqué en este mismo portal, anuncié mi retirada como organizador. Este año se ofreció Daniel a colaborar, pero no a llevarlo, un par de años antes… y habría podido dejar las riendas en sus manos. Han sido muchas causas las que me llevaron a tomar la determinación de dejar de organizarlo. Date cuenta que comencé ayudando en la segunda edición, y después, me he encargado de organizarlo los siguientes ocho años, de los cuales, nadie ayudó en los últimos, y esto termina quemándote. Además, son más de dos meses previos teniendo que dormir muy pocas horas para sacar tiempo trabajando en preparativos y poderlo llevar a cabo decentemente, dedicando poco tiempo a los míos y mis cosas. Mucho trabajo dedicado para los demás, sin obtener un beneficio propio, y descuidando las cosas realmente importantes en mi vida personal, creo que ya tocaba darle la vuelta…
– Los políticos, tanto de un lado como de otro… pues les encanta salir en la foto, pero poco más. Suelen estar predispuestos a recibirte, pero no a escucharte, o al menos, no realizan las acciones que se les reclaman. Recuerdo como el año pasado, en la famosa ‘mesa de la música’, el político de turno que fue enviado a hablar con todos los que estábamos convocados a la misma, se estuvo mofando del RoscónRock y de todos nosotros, no volveré a confiar en ellos, y si se hubiese vuelto a hacer alguna edición más, desde luego que no hubiera querido contar con ellos como colaboradores, algo que solicitó mucha gente durante años, pero que es poco viable para poder desarrollar el festival sin tener problemas logísticos (aunque es posible empleando mucho más tiempo para prepararlo).
– Me he llevado muchas críticas destructivas y faltas de respeto por parte de músicos (y algún espectador ‘anónimo’ o ‘troll’) que no han querido participar por no estar de acuerdo con alguna de las directrices que llevábamos. Podrían haber optado en participar ayudando e intentando mejorar, pero no, era más bonito echar la mierda escondidos tras un teclado en cualquier foro. Afortunadamente siempre había críticas positivas y agradecimientos que te animaban a continuar y contrarrestar.
– Grupos ya con cierto nombre que no participaban porque querían hacerlo en un escenario grande en vez de hacerlo en la calle, o que no querían tocar con grupos de poca calidad o usar los equipos básicos para que la gente no pensase que su calidad era mala, cuando deberían haber ayudado a los grupos más noveles, dándoles consejos, prestándoles sus equipos buenos y apoyándoles. No se dan cuenta, que no son más que otro grupo más en la ciudad, no más importante que los que empiezan.
– Grupos que se apuntaban simplemente por el hecho de tocar, pero que no sentían/entendían ni defendían la esencia de por qué salíamos a reivindicar tocando en la calle.
– Al público, no siempre conseguimos transmitirles el mensaje o por qué salíamos a la calle, unas veces porque no éramos capaces, y otras porque la gente no le importa el fondo y no se paraba ni entretenía en leer o escuchar lo que transmitíamos. Hoy por hoy, cada uno va a lo suyo, y pocos están por la labor de buscar un bien común o ajeno.
– Por lo general los medios de comunicación trataban bien la información que publicábamos oficialmente, pero siempre había alguno que le daba la vuelta a la noticia o que ponía palabras o hechos que no eran nuestros.
– Algún propietario de alguna sala, se ha echado encima de nosotros (y de mi persona), imagino que porque nos quejamos en su día de que el ciclo MVT que se hacían en los Centros Cívicos, los trasladaran a las salas, y esto repercutió negativamente en dicho ciclo y en los grupos participantes. No recuerdan todo lo que hemos luchado por todas las salas y lo que les ayudamos en su día.
– Y por acabar, aunque me dejo otras tantas causas, es que estar al frente de la organización, y ser la cabeza visible y la voz que salía en todos los sitios, me ha repercutido negativamente en algunos ámbitos, además de en contra de mi persona, en contra del grupo musical, Segunda Piel, donde estoy yo. El caso que más grave me parece es el que desde hace años se produce en Aragón Radio, la autonómica que pagamos todos. En los últimos cuatro años, tan solo hemos sonado en dos ocasiones, y no por estar parados, o por no tener canciones nuevas, ya que les hemos mandado material nuevo durante estos años que no han querido poner; el último fue de nuestro nuevo E.P., ‘Daltónico’, que les mandamos en noviembre de 2014. Teniendo programas especializados en música aragonesa, no entiendo que haya habido programas muy puntuales que casi en exclusiva haya sonado o hayan entrevistado a grupos de fuera de Aragón que pasaban por aquí o iban a hacerlo. Creo que si un programa está especializado en música aragonesa debería centrarse en los de aquí y usar otros espacios para esos contenidos de fuera. ¿Pero quién coño soy yo para decir qué grupos deben sonar ahí no?. Yo no soy NADIE, ni debo decirles cómo deben organizarse, ni lo que tienen que hacer, yo no trabajo ahí para poner lo que yo quiera. Ni siquiera creo que la banda donde estoy deba sonar todos días o a todas horas, pero si es una radio pública que pagamos todos y que emite música aragonesa, sí que considero que deberíamos sonar de vez en cuando, sobretodo si publicamos algo nuevo o generamos alguna noticia significativa, o simplemente porque alguien lo solicite (que para eso es pública), creo que tengo todo el derecho del mundo en pedirlo. Evitaré comentar que me contestaron cuando pedí explicaciones, pero en pocas palabras ‘Estamos vetados en Aragón Radio’, y no somos los únicos”.

Te podría interesar

MariaConfussion

Tercera edición de Noches en el Jardín de Teruel

Del 16 de agosto al 9 de septiembre, en los Jardines de San Pedro de …