Miércoles, 23 Agosto 2017
Inicio / Contenidos / CRÓNICAS: VOYEUR. Las Armas, Zaragoza. 14/2/15. Por Alejandro Elías y Noemí SchwartzBox

CRÓNICAS: VOYEUR. Las Armas, Zaragoza. 14/2/15. Por Alejandro Elías y Noemí SchwartzBox

Voyeur llevan ya muchos años peleando dentro del panorama rockero aragonés, con varios discos en su mochila e infinidad de conciertos a sus espaldas. El pasado mes editaban su nuevo álbum llamado “Sueños imposibles” y el sábado lo estrenaron en directo en Las Armas. Lo cierto es que un grupo de sus características no podría haber elegido mejor lugar para ello, puesto que se trata de una banda numerosa, con muchos músicos en sus filas y numerosos colaboradores. El enorme escenario, pues, del Centro Artístico y Musical les queda como anillo al dedo y la puesta en escena ya se percibía grandiosa antes de comenzar el concierto. Cuando los protagonistas salieron a escena y sonaron las primeras notas se pudo comprobar también que aquello estaba bien engrasado y el sonido les iba a hacer justicia durante toda la noche. Y así fue: apabullante el despliegue técnico y la calidad de sonido que consiguieron durante el show. Con un aforo más que numeroso, repleto de amigos, familia y seguidores, los Voyeur se crecieron a cada nota ejecutada, a cada canción interpretada. Yago Alonso, voz y guitarra, ejerció de maestro de ceremonias y en él recae el peso de esta banda. Un showman con tablas que sabe manejar al público y se entrega en cuerpo y alma a cada minuto; suya es la composición de las canciones y eso sin duda conlleva una energía extra a la hora de interpretarlas. El otro pilar básico de Voyeur son las guitarras, con una pareja de guitarristas que suben ambos del notable. Carlos y Diego son dos músicos formidables, que consiguen sacar el mayor jugo posible a sus instrumentos y ambos llevan a cabo tanto labores rítmicas como solistas. Este duelo de guitarras es quizá la característica más jugosa de la banda en directo, aunque tampoco podemos obviar la base rítmica con el veterano Juan Millán a la batería y el genial Ángel Julián al bajo, músico muy joven que está dando mucho que hablar en la escena zaragozana. A esta formación principal se suman un percusionista, un teclista, tres voces coristas y Belén Estaje al violín, completando un combo perfecto que en directo funciona a las mil maravillas. El repertorio, como no podía ser de otra forma, se centró en las canciones de su reciente nuevo disco; temas como “Dueño de mi destino”, “Qué suerte la mía” y sobre todo “Paseo sideral” fueron las más celebradas por el público. “Así es la ley” es su canción más country y también funcionó muy bien, quizá la que más parecido tiene con Más Birras, una de sus máximas influencias. Mención especial para la versión que hicieron de “El sitio de mi recreo” de Antonio Vega, una canción muy difícil de adaptar y que Voyeur supieron llevarse a su terreno con facilidad. Se podría decir, a grandes rasgos, que practican “rock del de toda la vida”, siempre mirando hacia EEUU e insertando toques de country y blues. Sí es cierto que quizá podrían intentar hacer su música un poco más original, en cuanto a composición y arreglos, pero también se ve a la legua que es lo que a ellos les gusta, la música que aman y la que ellos quieren hacer, así que todo perfecto. También se pudo comprobar que el sonido del disco no les hace demasiada justicia y es una pena. En directo la banda suena como un huracán: cálida, potente, con alma y con pasión. En el disco, lamentablemente, no se consiguen estas sensaciones. Y eso es algo muy común en el rock local, los productores de aquí rara vez consiguen sacar todo su potencial a los grupos en el estudio.

Texto: Alejandro Elías / Foto: Noemí SchwartzBox

 

VOYEUR. Foto por Noemí SchwartzBox en Las Armas
VOYEUR. Foto por Noemí SchwartzBox en Las Armas

 

Te podría interesar

Kase.O en Pirineos Sur by Gustaff Choos

En exclusiva la jornada histórica de Kase.O desde Pirineos Sur en 2.22 minutos

Las pruebas de sonido, los entresijos de detrás del escenario, gente sin ropa dentro del …