Jueves, 17 Agosto 2017
Inicio / Contenidos / CRÓNICAS: Quique González. Las Armas, Zaragoza. 23/4/15. Por Alejandro Elías.

CRÓNICAS: Quique González. Las Armas, Zaragoza. 23/4/15. Por Alejandro Elías.

Quique González regresó a Zaragoza en una de sus giras más originales y novedosas, llamada “Carta Blanca”, haciendo un guiño con el nombre a lo que se dispone a llevar a cabo en estos conciertos: libertad absoluta. Él solo frente a su público, armado con tres guitarras acústicas -que alterna según la afinación de la canción- y un piano. Acompañándole sobre el escenario, a modo de atrezzo, una pequeña estufa que evoca el calor de un salón hogareño. Así, como en casa, nos hizo sentir el artista el pasado jueves en Las Armas. Con el aforo completo ambos días, Quique venía con el partido ya ganado de ante mano. Aún así utilizó sus mejores armas para dejar un gran sabor de boca entre su fiel público. Todas las mejores canciones de su larga trayectoria sonaron para el deleite de sus fans: “Salitre”, “Kamikazes enamorados”, “Pequeño rock n’ roll”, “Y los conserjes de noche”, “Día de feria”, “La ciudad del viento” (con dedicatoria a la ciudad de Zaragoza incluida) y un largo etcétera. La gran mayoría pedidas por el público desde sus butacas, cosa que el autor agradecía con sonrisas y en todo momento muy predispuesto a satisfacer las preferencias. Alternando la guitarra y el piano, Quique desnudó su repertorio hasta su esencia, hasta la máxima expresión de cada canción. Una vez desnudadas de los arreglos a los que nos tiene acostumbrados, el compositor imprimió un nuevo carácter a cada uno de sus temas, interpretándolos a su antojo según le pedían las circunstancias o la propia canción. Después de dos horas de concierto y como bis final, González salió al borde del escenario e interpretó “a pelo” una de las más conocidas, “Vidas cruzadas”, momento en el que el público cantó con más fuerza. Entre aplausos y gente levantada de su asiento, Quique se despidió del público zaragozano, sabedor de que aquí tiene a una parroquia que jamás le falla.

Texto: Alejandro Elías

Te podría interesar

Kase.O en Pirineos Sur by Gustaff Choos

En exclusiva la jornada histórica de Kase.O desde Pirineos Sur en 2.22 minutos

Las pruebas de sonido, los entresijos de detrás del escenario, gente sin ropa dentro del …