jueves, 14 diciembre 2017
Inicio / Contenidos / GRABACIONES: Calavera. El monte del perdón (Autoeditado, 2015). Por Stabilito, D.

GRABACIONES: Calavera. El monte del perdón (Autoeditado, 2015). Por Stabilito, D.

En ocasiones tendemos a olvidar que el músico es un artesano, un fabricante de emociones de porcelana que al mínimo movimiento en falso puede destrozar el trabajo de una larga jornada. El monte del perdón es una de esas obras que nos lo recuerdan desde el momento en el que los dedos se encuentran con el tacto del disco. Porque Calavera han realizado un disco sensorial que agrada a la vista, al tacto, al olfato y, sobre todo al oído (y omito el gusto porque no me ha dado todavía por lamer el cartón). El diseño de Víctor Montalbán y el posterior trabajo de Choni Naudín hacen que el disco sea apetecible desde el primer contacto.

En lo musical, El monte del perdón, no desmerece nada al formato físico. Calavera juegan en la Liga de las canciones, de la melancolía y de la añoranza. Como si tuvieran los recuerdos del marinero de 90 años que, sentado en un banco del viejo puerto, se pone a recapacitar. Siempre desde los sonidos más cálidos la voz de Alex Ortega se sincera desde el primer corte Habrá que celebrar, las relaciones aparentes en ocasiones son mejores que las verdaderas, y la caída siempre nos enseña lo que somos. El baile que describen las acústicas con las eléctricas demuestran el buen gusto en la producción de Carasueño.

Campo a través entra  dentro del terreno del pop oscuro, de acordes menores y de lamentos y autodestrucción. Los motivos del puente suenan al Dramón Rodríguez de Libre Asociación pero con la dureza del que afronta el Cierzo en el peor Otoño.  Un gran fracaso vuelve a la luminosidad de Quebranta, anterior EP de la banda, un sonido más mediterráneo que casi roza a los mejores Elefantes salvando todas las distancias e intenciones.

Y llegamos a la imponente recta final con De Cactus, un tema arriesgado pero fructífero con un bajo omnipresente y sintetizadores que invitan al movimiento y que, seguro, funciona a la perfección en los directos de la banda. Todos nuestros comienzos describe la perfecta culminación a una obra que debería estar en el podio de cualquier amante del pop en castellano.  Una vez más el trabajo de Hans Krüger (Montreal Studios) y de Javi Roldón (Vacuum Mastering) es de matrícula de honor. Calavera lo tienen, se han convertido en una pieza clave dentro del cancionero nacional y nos congratulamos por ello. Miman cada una de sus canciones y es imposible para el oyente permanecer pasivo ante ello. El monte del perdón augura una ascensión sencilla y un descenso exquisito. Disfrútenlo.

Stabilito, D.
[email protected]

Foto de Calavera, durante la grabación del disco.
Foto de Calavera, durante la grabación del disco.

Te podría interesar

Aragón Musical 'En Vivo' con Jesús Viñas desde Aragón Radio

EnVivo #8: Jesús Viñas nos cuenta novedades de su etapa en Madrid

Esta semana es Jesús Viñas quien participa en Aragón Musical ‘En Vivo’ tocando dos temas …