martes, 12 diciembre 2017
Inicio / Contenidos / CRÓNICAS: MI CAPITÁN. Sala López, 20/0216. Por Stabilito, D.

CRÓNICAS: MI CAPITÁN. Sala López, 20/0216. Por Stabilito, D.

Suelo huir cada vez que leo en los sitios especializados la palabra “supergrupo”, siempre me suena a algo gratuito, a la reunión del all for the money y a la autofagotización del artista de turno. Sin embargo, profundizando un poco en la historia de  Mi Capitán, compruebo que es un caso algo peculiar, es la banda de apoyo de un Gonçal Planas en estado puro y, quizás, la única pega, es que el propio Planas parece estar al 150% de implicación cuando el resto del grupo roza el 80%, al menos en actitud.

Es cierto que el público maño es el que es, y que en días como el de ayer se traspapela todo, se superpone y uno no sabe si tirar hacia Las Armas o hacia la Calle Sevilla (Ley Seca, Lata de Bombillas, Eccos, King Kong), pero el centenar de personas que dieron calor a la Sala López quizás merecían un plus de compromiso que, únicamente se palpó en algunos tramos del concierto.

La banda suena sólida, cañera y deliciosa en algunos tramos. Estamos hablando de gente de Standstill, Egon Soda o Love of Lesbian (y ayer, nada más y nada menos que con Martí Perarnau, alma máter de Mucho, en el bajo), un bukkake musical al servicio del consumidor; y hablamos también de un disco, “Drenad el Sena”, delicioso, lleno de melodías pop y guitarrazos que te llevan del Delta del Mississippi al West End neoyorquino. Y eso, en directo, se transmitió en la potencia de temas como Millones de Palabras, La Sed, la psicodélica El Ciego o Acaba con él con la que cerraron la noche. Con  Es suave la voz, la audiencia ya estaba más que ganada (y más después del arduo trabajo del propio Planas), una de las canciones que pueden salvar tu vida en algún momento y que siempre será bien recibida cuando llegue aunque no avise.

Fuegos Artificiales, Ayer Noche y la versión de Alta Suciedad de Andrés Calamaro fueron las inesperadas invitadas de la noche (forman parte de la reedición del disco). Canciones con mayúsculas que quizás, necesitan un punto más de credibilidad dentro del grupo (o eso o pesó mucho la resaca del concierto anterior en Toledo). Mi Capitán han llegado y, sinceramente, espero que sigan en la brecha; tienen canciones sinceras, mojo y saben tocarlas, ahora tienen que recoger el guante retador y volver a la ciudad para esgrimir con fuerza el florete y dejar a la ciudad rendida a sus pies. Recuerden, es tiempo de guerra pero hay que saber elegir las trincheras.

Texto y Fotos, Stabilito, D.
[email protected]

Mi Capitán - Zaragoza 2016 - Sala López

Te podría interesar

Sho-Hai con Sergio Falces tras la grabación del Podcast Diez de diciembre de 2017

Diez #34: Sho-Hai repasa sus diez temas favoritos de todos los tiempos

El miembro de Violadores del Verso, Sho-Hai, acaba de editar su segunda referencia en solitario: …