domingo, 17 diciembre 2017
Inicio / Noticias / Joaquín Carbonell presenta ‘El Carbón y la Rosa’
Joaquín Carbonell junto a sus músicos
Joaquín Carbonell junto a sus músicos

Joaquín Carbonell presenta ‘El Carbón y la Rosa’

La puesta en escena del nuevo disco de Joaquín Carbonel va a ser desde el CC Universidad de Zaragoza este jueves, 9 de marzo.

Joaquín Carbonell saca a la luz nueva criatura. Desde 2008, con su disco ‘La voz del trompetista’, el cantautor de Alloza no editaba un disco de estudio con temas inéditos. Todos lo son excepto “De Teruel no es cualquiera”. Bajo estas líneas puedes consultar la temática de cada uno de los cortes que forman el álbum. Según leemos en la nota de prensa de la presentación, se trata de canciones “que hablan de estos tiempos, canciones fabricadas con las entrañas, canciones que nos remiten al Carbonell de siempre: irónico, severo, tierno”.

Richi Martínez ha producido y arreglado este trabajo, en el que también ha metido bajos, y donde, además, han intervenido: José Luis Arrazola en guitarras y cuerdas, Miguel Isac con batería, Kalina Fernández desde el violín y Roberto Artigas ‘GranBob’ en voces y armónicas. El disco lo han grabado desde Estudios Kikos de Zaragoza. Nicolás Carbonell se ha encargado del diseño y la maquetación del trabajo y Txabi Beroitz de las fotos.

La primera presentación va a tener lugar desde el escenario del Centro Cívico Universidad de Zaragoza este jueves, 9 de marzo, a las 20.30 horas. El precio de la entrada: 8 euros anticipada y 10 euros en taquilla.

Más info: Joaquín Carbonell

Canciones del disco:

1.- ‘Género chico’. Acompañamiento limpio y brillante. Rítmico. Con ese paso de Lam a DO tan eficaz. Un canto a la modestia, al regusto por las cosas pequeñas insignificantes.
2.- ‘Acuérdate de mí’. Balada clásica inundada de tristeza. Atmósfera musical sugerente, etérea. Un canto al amor esencial, donde, recordando a Brassens, “Serás la favorita, una novia sin boda”. Brassens sugería: “Permítame no pedirle la mano”.
3.- ‘De Teruel no es cualquiera’. No existía en disco. Una de las canciones que más alegría me han proporcionado. Mezclada de nuevo para esta ocasión. Un modesto canto a la patria chica, inundado de admiración, con un leve toque de humor: “Te dejamos ser de Teruel (si tu vida no te gusta).
4.- ‘Nada será lo mismo’. La rumba forma parte de mi cultura desde que escuché de jovencito a Peret. La letra habla del desengaño de estos tiempos y de la necesidad de seguir luchando. Admirado con el resultado final.
5.- ‘Llámame’. Primera colaboración con el poeta Juan Leyva. Me ofreció su poema del mismo nombre, de verso libre. Yo lo encajé en la estructura de canción, con sus rimas y su métrica. Y salió este bolero latino, con ecos de Santana y Cuba. Y con el violín de Kalina Fernández.
6.- ‘Baja la vida’. La hemos cantando en directo y alguien me dijo que tiene cierto sonido procedente de las colonias francesas. Suena a Portugal, a Cabo Verde… En este mundo tan abierto nunca sabes de dónde te llega una melodía.
7.- ‘A tu madre no le gusta’. Un blues clásico, un blues del Missisippi. Que demuestra la maestría de José Luis Arrazola para este género y del sutil Roberto Artigas, “Granbob”, con la armónica. Malos tiempos para el arte, se queja un pretendiente ante su novia. Pequeña ventana de humor.
8.- ‘Dónde estabas tú’. Repaso a los nombres olvidados de nuestra juventud, a esos amigos que han desaparecido de nuestras vidas. ¿Qué se hizo de ellos? ¿Por qué se fueron cuando más los necesitábamos? Todo con un ritmo country-folk, donde brilla una sleedguitar. Segunda colaboración con Juan Leyva. “Nos hacías tanta falta/como un perro en un alud”.
9.- ‘La maceta de arroz’. Recuerdos, vivencias. Nostalgias de la infancia. Imágenes de la niñez. La postguerra en un pueblo. Música muy hispana, donde brilla la guitarra de Jose Luis Arrazola en un crescendo final que eleva la emoción. Llevaba años intentando componer esta canción y nunca lograba contar mis emociones infantiles sin caer en demagogias.
10.- ‘Juana tiene frío’. Una historia de nuestros tiempos. Un suceso ya inadvertido por su presencia mediática. El desahucio de una familia. Una adolescente de 15 años se pregunta por qué les ha tocado a ellos. Una melodía repetitiva, con un ritmo sordo, donde predominan el bajo y la batería con una guitarra blusera.
11.- ‘El beso de un okupa’. Si en mi memoria está la rumba, tampoco pueden faltar las melodías mexicanas. Esto es un vals que se endulza con el violín de Kalina Fernández. Apasionada declaración de amor: “Soy de la patria de amar hasta la muerte”.
12.- ‘Vivir es una errata’. Compuesta para Los 3 Norteamericanos, ese grupo que recrea melodías de los años 60. Esto suena a Los 5 Latinos, Los Platers, y todos esos grupos vocales de los 50-60. Vivir es una errata contiene todos los tópicos de esas melodías repletas de efectos vocales que nos transportan a una época añorada.

Te podría interesar

Acapulco, El Incendio perfecto de Pecker

Acapulco, adelanto del nuevo disco de Pecker

“Acapulco”, es el primer single de adelanto de “El incendio perfecto”, que se publicará el 26 …