Inicio / Contenidos / GRABACIONES: María José Hernández – Cartas sobre la mesa (Autoeditado 2017). Por Stabilito, D.
Cartas Sobre la Mesa - María José Hernández
Cartas Sobre la Mesa - María José Hernández

GRABACIONES: María José Hernández – Cartas sobre la mesa (Autoeditado 2017). Por Stabilito, D.

La suavidad de una sábana recién lavada, el abrazo largo de bienvenida o el olor de la mejilla de un bebé son lugares a donde nos traslada la voz de la cantautora aragonesa, María José Hernández. Aragón es rica en voces femeninas cargadas de personalidad, y no solamente vamos a citar a Eva Amaral o a Carmen París, a mi mente vienen Ana Muñoz, Ariadna Redondo, Silvia Solans y un sinfín de luchadoras la causa: la canción. María José juega una partida más en el casino de la vida pero lo hace con las cartas marcadas y un puñado de canciones ganadoras, con poso y aroma brillante. Siento abre la veda y el mundo de naipes se desbarajusta como un corazón adolescente. Saltando sin red trae el cabaret, la humareda sobre el tapete y el pulso en las relaciones. El estilo personal de la compositora zaragozana roza el jazz (Rotos) como si Madeleine Peyroux caminara por las cantinas del Tubo buscando nuevos labios a los que cantar. Y uno se pone a imaginar y desea ser el protagonista de temas como el que da nombre al recién nacido álbum o de Cinco Sentidos con aroma latino, del Drexler no del de Maluma, gracias a Bowie.

Y es que María José Hernández es una conocida que vemos de tiempo en tiempo y nos inunda de energía y nostalgia, es un viaje de vuelta a un lugar común que se sabe codear con músicos como Sergio Marqueta (excelente en las teclas), Dani Escolano (contrabajo), Dani Blesa (a las baquetas) y Fernando Girón (seis cuerdas). Poderosa Imaginación juega a subir al cielo, Mirarte a los ojos al escondite y Nada es lo que parece a la gallinita ciega. Canciones que pierden la inocencia cuando la razón comienza a actuar, y eso, hasta Goya lo entiende.

En tiempos de mestizaje, la propuesta de la aragonesa reside en el folk-jazz y es de agradecer para un oído que huye de timbales y palmeros.  Aniversario trae el aroma acústico de una película de Almodóvar y Barcos de Papel pone la firma final de una artista en estado de gracia. Abuelas, madres, hermanas e hijas dando un golpe de espuma que rompe y perdura. El 8 de Marzo fue histórico y en la música debe notarse. Y esto pierde importancia cuando los dedos que golpean el teclado son más viejos que el alma de su dueño.

Stabilito, D.
[email protected]

María José Hernández – Cartas sobre la mesa
María José Hernández – Cartas sobre la mesa

Te podría interesar

Héroes del Silencio. El mar no cesa (EMI, 1988)

GRABACIONES: Héroes del Silencio – El mar no cesa (EMI, 1988). Por Stabilito, D.

Treinta años, ¿qué estaba haciendo usted en 1988? ¿En qué punto de partida estábamos? Fíjense …